Rusia vuelve a estar al borde del 'default' después de que Estados Unidos haya bloqueado sus pagos en dólares: qué puede pasar ahora

Vladímir Putin, presidente de Rusia.
Vladímir Putin, presidente de Rusia.

Reuters

Todo había ido muy bien. El Gobierno ruso había sorprendido a los inversores cumpliendo sus obligaciones de pago de sus bonos en moneda extranjera, a pesar de las sanciones impuestas al país por su invasión de Ucrania.

Pero el lunes, el Tesoro de Estados Unidos dijo que ya no permitiría a Rusia realizar ningún pago de la deuda en dólares utilizando cuentas en bancos estadounidenses.

El Tesoro dijo a JPMorgan, el banco corresponsal en el extranjero de Rusia, que no debía procesar más de 600 millones de dólares de pagos de vencimientos y bonos que vencían el lunes, según ha explicado a Business Insider una persona familiarizada con el asunto. JPMorgan ha declinado hacer comentarios al respecto.

Los analistas anticipan que la medida eleva considerablemente el riesgo de un impago ruso. Timothy Ash, economista de BlueBay, cuenta a Business Insider que sitúa las posibilidades de default en un 80%.

Un impago de la deuda rusa supondría una gran preocupación para el Gobierno, que podría quedarse sin acceso a los mercados de capitales durante años. Pero es poco probable que tenga un gran impacto en el sistema financiero mundial, según los expertos.

Esto es lo que se avecina a medida que Rusia se aproxima al default.

¿Por qué ha aumentado el riesgo de default?

El Tesoro de EEUU permitía a Rusia realizar pagos a los titulares de bonos en dólares. Pero el lunes cambió abruptamente de rumbo, al anunciar que aumentaría la presión sobre Moscú por su invasión de Ucrania.

Ahora Rusia ya no puede utilizar los fondos bloqueados en las cuentas de EEUU para hacer frente a los pagos, según explica a Business Insider una persona con conocimiento de la situación del Tesoro estadounidense. Eso significa que tendrá que utilizar dólares procedentes de otros lugares.

Eso sí, por ahora, el Gobierno ruso parece tener suficientes dólares para pagar. Recibe dólares al vender petróleo y gas y todavía tiene acceso a cerca de la mitad de sus 640.000 millones de dólares de reservas de divisas, a pesar de las sanciones impuestas a su banco central, según el Ministerio de Finanzas del país.

Sin embargo, esas reservas son vitales en un momento en que la economía está sometida a una inmensa presión. Rusia tiene que hacer frente a más de 2.000 millones de dólares de pagos de deuda externa este año, incluidos los 600 millones que vencen el próximo lunes.

Ash, de BlueBay, explica que Rusia probablemente tendrá problemas para encontrar un banco que procese los pagos. Podría verse obligada a recurrir a prestamistas nacionales como Gazprombank, explica, pero entonces los titulares de bonos occidentales podrían ser reacios a recibir el dinero.

¿Cuándo podría Rusia entrar en default?

Rusia tenía que hacer frente el lunes a un pago de 552 millones de dólares por el vencimiento de un bono de 2022 y a un pago de intereses de 84 millones de dólares por un bono de 2042. Ahora tiene un periodo de gracia de 30 días para realizar ese pago, o caerá en default.

Si no paga, podría marcar el inicio de una larga cadena de impagos. El Gobierno debía unos 39.000 millones de dólares en bonos en moneda extranjera a finales de 2021, según estimaciones de JPMorgan, de los cuales unos 20.000 millones estaban destinados a inversores extranjeros.

La medida del Tesoro estadounidense también podría obstaculizar la capacidad de las empresas rusas para pagar sus deudas, por ejemplo, asustando a los bancos occidentales. Sin embargo, no está claro cuáles podrían ser las consecuencias indirectas.

¿Qué impacto tendría un default?

Rusia ha realizado más de 700 millones de dólares en pagos desde que invadió Ucrania a finales de febrero, en una clara señal de que quiere evitar el default.

Algunos analistas han dicho que un default tendría poca importancia, dado que Rusia ya está en la práctica bloqueada en los mercados mundiales de capital.

"No creo que tenga un gran impacto, porque la economía ya está bastante aislada de los mercados internacionales de capitales", dijo el mes pasado a Business Insider Andrew Kenningham, economista jefe para Europa de Capital Economics.

Sin embargo, Ash dice que un impago sería una "pesadilla" para el Gobierno de Rusia. Esto se debe a que la guerra significa que es muy poco probable que Rusia pueda entrar en las negociaciones habituales con los titulares de bonos que tradicionalmente se producen tras un impago.

Explica que no habría "ninguna luz al final del túnel", y añade que los costes de los préstamos serían probablemente muy elevados durante años. Los titulares de bonos rusos se verían, por supuesto, perjudicados. Gigantes de la gestión de activos como BlackRock y Fidelity son algunos de los mayores inversores extranjeros en Rusia que podrían verse afectados.

Los expertos dicen que es muy poco probable que un default desencadene algo parecido a una crisis financiera global. Las deudas externas de Rusia son bastante pequeñas en comparación con muchos otros países, en parte porque el país ha estado bajo algún tipo de sanciones occidentales desde que invadió Crimea en 2014.

"Los vínculos financieros, en particular, son pequeños", explicó Melanie Debono, economista senior de Europa en Pantheon Macroeconomics, a Business Insider en marzo. "Los bancos de los países más expuestos están bien preparados para capear cualquier perturbación".

Otros artículos interesantes:

Rusia, al borde de la suspensión de pagos: qué pasará si Moscú entra en 'default' al no poder pagar su deuda y cómo afectará a la economía mundial

Rusia acaba de evitar por poco un enorme 'default', pero los inversores creen que existe un 50% de posibilidades de que ocurra en los próximos 12 meses

El mayor banco de Rusia se ha quedado fuera de los mercados financieros mundiales, y ahora ha lanzado una criptomoneda

Te recomendamos