Pasar al contenido principal

Ryanair cae más de un 25% en el año: los expertos explican las razones

Michael O'Leary, presidente de Ryanair en una conferencia
Michael O'Leary, presidente de Ryanair Reuters
  • Tras el profit warning de la aerolínea, los expertos barajan que aún pueda tener más penalización por las huelgas y la subida del precio del petróleo.
  • Bernstein cree que el triunfo de las firmas low cost puede haber llegado al ocaso de su legado.
  • La mayoría del consenso de mercado apuesta por ser neutral o vender los títulos de la compañía.

La aerolínea de bajo coste lleva atravesando un auténtico sinvivir en los mercados en el último año. Sus acciones se desploman más de un 33% –una caída más fuerte de rivales como IAG, que mantiene el año en positivo– y no es casualidad. La caída del tráfico aéreo y el impacto de las huelgas ha llegado a provocar que el grupo haya revisado su previsión de beneficios para el próximo año a la baja

Ahora estima que sus ganancias anuales se encuentren entre los 1.100 y los 1.200 millones de euros, frente al pronóstico anterior de 1.250 a 1.300 millones. Por eso, la ola de ventas no se ha hecho a esperar y los expertos ven con estupefacción todos los acontecimientos que rodean a Ryanair que pueden hacer que su futuro sea algo más oscuro. 

El analista de Goodbody Stockbrokers, Mark Simpson, indica que esta reducción de la previsión de beneficios fue “una sorpresa”, dado que Michael O'Leary, presidente de la aerolínea, dijo hace escasas semanas que no había cambios en la hoja de ruta.

Los expertos de Bernstein señalan que el recorte de estimaciones fue la última demostración de que el “triunfo del mercado del bajo coste puede haber llegado al final de su legado”. Y no solo para Ryanair, sino que su principal competidor en dicho segmento, Easy Jet, presentó unas perspectivas prudentes para el próximo ejercicio. 

Ryanair dijo que las tasas en su segundo trimestre hasta el 30 de septiembre habían caído en un 3%, en comparación con un recorte del 1% previsto anteriormente, y alertó que ahora espera que las estas desciendan en torno al 2% en la segunda mitad del año. 

Bernstein también avisaba que las huelgas dañaban su negocio potencial justo en el mismo instante en el que los precios del petróleo están subiendo. Dos variables que podrían afectar aún más, según la casa de análisis, en el devenir del valor en los mercados en los meses que están por llegar.

Leer más: 6 acciones del sector defensa con capacidad de crecimiento, según los analistas de Merrill Lynch

A este respecto, la empresa exponía que los costes de combustible que no tienen cubierto han aumentado, alcanzando el 10% de los volúmenes de su actual año fiscal. Un factor que para este equipo de análisis es nocivo de cara al largo plazo.

Simpson, por su parte, afirma que Ryanair estaba más expuesta al precio del crudo que su rival más directo y estimó que cada 1% del incremento del precio del combustible “reduciría un 3,5% de Ryanair para todo el año 2020”.

Para hacer frente a unos márgenes a la baja, a unos precios del petróleo más altos y a los costes de huelga, Ryanair optaba por reducir su capacidad invernal en un 1%, eliminando aviones de sus bases de Eindhoven, Bremen y Niederrhein, lo que provocará más cancelaciones de vuelos.

Los analistas se bajan del barco

Además, el consenso no da su beneplácito para los títulos de Ryanair, que desde máximos de este año se deja más de un 30%. El consenso de mercado evidencia que dos tercios de los analistas apuestan por ser neutrales o vender las acciones de la aerolínea dado que su agonía en bolsa puede alargarse.

De entre los últimos en retocar sus recomendaciones se encuentran los analistas de Credit Suisse, que rebajaron a 14,6 desde 16,8 el precio objetivo de la firma. Otros brokers como Raymond James o Alphavalue, apuestan por reducir exposición al valor hasta que no estabilice su situación financiera. 
 

Te puede interesar