Sabadell frena las negociaciones con BBVA ante la falta de acuerdo sobre el precio de la fusión

Los presidentes de BBVA, Carlos Torres, y del Sabadell, Josep Oliú
Los presidentes de BBVA, Carlos Torres, y del Sabadell, Josep Oliú

Reuters

  • Banco Sabadell y BBVA han comunicado a la CNMV el fin de sus negociaciones para una posible fusión ante la falta de acuerdo "sobre la ecuación de canje de las acciones de ambas entidades", según el banco catalán.
  • Si la fusión hubiese llegado a concretarse, BBVA y Sabadell hubiesen creado el segundo mayor banco de España por volumen de activos en el país, con cerca de 600.000 millones de euros, solo por detrás de la fusión de CaixaBank y Bankia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El proceso de concentración del sector bancario en plena pandemia ha topado con su primer contratiempo en el último proyecto en ponerse en marcha. Así, mientras los proyectos de fusión entre CaixaBank y Bankia y entre Unicaja y Liberbank siguen adelante, Banco Sabadell y BBVA han concluido sin acuerdo sus negociaciones y finalmente no unirán fuerzas.

Así lo ha anunciado Sabadell a primera hora del viernes en un hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que comunica que "el Consejo de Administración de Banco Sabadell ha decidido dar por finalizadas dichas conversaciones al no haber alcanzado las partes un acuerdo sobre la eventual ecuación de canje de las acciones de ambas entidades". 

Pocos minutos después, la CNMV recibía un comunicado de BBVA en el que se informaba de que las negociaciones habían concluido sin acuerdo, aunque sin precisar los motivos que han frustrado su proyecto de fusión, que hubiese creado el segundo mayor banco de España por volumen de activos en el país, con cerca de 600.000 millones de euros, solo por detrás de la fusión de CaixaBank y Bankia.

De este modo, el precio ofrecido por BBVA para absorber al Sabadell se destaca como el motivo principal por el que se ha frustrado esta operación, en la que se hubiese diluido la participación de los principales accionistas del Sabadell en la nueva entidad hasta entre un 20% y un 10%, lo que supondría perder influencia, mientras que el accionariado de BBVA apenas sufriría cambios. 

En concreto, las diferencias de valoración entre ambas entidades han impedido el acuerdo, según El País, que destaca que BBVA planeaba pagar por Sabadell a través de un intercambio de acciones, lo que hubiese impactado en el reparto de poder en la futura entidad fusionada, con el actual presidente del banco vasco, Carlos Torres, manteniendo el cargo y con su homólogo del Sabadell, Josep Oliú, en la vicepresidencia.

850 sucursales cerradas, 2.300 despidos y 15.000 empleos en riesgo de ERE: todos los recortes de plantilla y oficinas de la banca española

Además, el juicio en la Audiencia Nacional sobre los vínculos entre el excomisario José Manuel Villarejo, encarcelado desde 2017, y la cúpula del BBVA habría enturbiado las negociaciones sobre el reparto de cargos en la entidad fusionada, según el diario del Grupo Prisa, dado que Josep Oliú podría haber llegado a la presidencia si Carlos Torres hubiese sido imputado en ese caso.

Ahora, Banco Sabadell pondrá en marcha el desarrollo de su nuevo plan de negocio, en el que ha anunciado que priorizará el mercado doméstico "como fórmula para incrementar la eficiencia en el uso del capital y los recursos del Grupo, incrementando así la rentabilidad y la creación de valor para los accionistas". No obstante, queda en el aire la posibilidad de que intente una fusión a menor escala con Kutxabank.

Este plan, que la entidad catalana prevé presentar a lo largo del primer trimestre de 2021, podría suponer además la venta de su filial en Reino Unido, TSB, con lo que podría estudiar desprenderse de TSB, su filial británica. Además, continúa negociando con los sindicatos para llevar a cabo 1.800 bajas en su plantilla a través de prejubilaciones.

En el caso del BBVA, su estrategia se centrará en la recompra de sus acciones, tal y como anunció hace 2 semanas su consejero delegado, Onur Genç, que precisó que la fusión con Sabadell no estaba cerrada y que solo se llevaría a cabo si aportaba más valor a sus accionistas que una recompra de acciones, destacando que la plusvalía de la venta de su filial en EEUU les daba "flexibilidad" para tomar la decisión más adecuada.

LEER TAMBIÉN: Despidos, cierre de sucursales, reparto de poder e impacto en la competencia: las posibles consecuencias del proyecto de fusión entre BBVA y Sabadell

LEER TAMBIÉN: BBVA, imputado como persona jurídica en el caso Villarejo por presunta corrupción

LEER TAMBIÉN: El CEO de BBVA reitera que la posible fusión con Sabadell no se ha cerrado: solo seguirán adelante "si aporta más valor que una recompra de acciones"

VER AHORA: Ángel Sáenz de Cenzano, CEO de LinkedIn España: “El mayor reto del mercado laboral será la capacitación de las personas para dar respuesta a las necesidades del futuro”