Sabadell podría perder negocio y personal cualificado con la opa de BBVA

Sabadell

Reuters

  • Sabadell está preocupado por el impacto de opa hostil de BBVA.
  • El grupo cree que podría perder negocios, inversiones y empleados cualificados por la oferta pública de adquisición.

Sabadell ha advertido a sus accionistas de los riesgos a los que le expone la opa hostil de BBVA, tanto en el momento de aceptación o rechazo, como en los largos ocho meses que tiene por delante para que los reguladores en España y Reino Unido den luz verde a la operación. Aunque el propio Sabadell ha advertido que no es posible prever cuánto va a durar el proceso de revisión.

El banco catalán, que ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el Documento de Registro Universal, cree que enfrenta "múltiples incertidumbres". Estas afectan desde sus empleados cualificados, hasta sus diferentes líneas de negocio e inversiones.

Sabadell teme que los ejecutivos del banco abandonen la entidad en busca de otras oportunidades ante el riesgo de pérdida de su empleo en el caso de prosperar la opa hostil. También está preocupado por el riesgo a pérdidas de oportunidades de negocio como consecuencia de las limitaciones a la actuación del banco. Y hasta ha mencionado "otros potenciales efectos adversos".

"La opa expone a Banco de Sabadell a múltiples incertidumbres, tales como sus eventuales consecuencias sobre los acuerdos estratégicos que mantiene el Grupo con diversas contrapartes para los negocios de, entre otros, seguros de vida y generales, gestión de activos y depositaría institucional, y los costes que pudieran derivarse de la extinción de dichos acuerdos", apunta.

En este último caso, Sabadell tiene en mente sus alianzas en banca de seguros con Zurich y al de Amundi en gestión de activos, apunta Cinco Días.

 

"Posibles pérdidas de personal cualificado en busca de otras oportunidades profesionales ante el riesgo de pérdida de su empleo en el caso de prosperar la opa, posibles pérdidas de oportunidades de negocio como consecuencia de las limitaciones a la actuación de los órganos de administración y dirección de Banco de Sabadell durante la pendencia de la opa, y otros potenciales efectos adversos en la evolución de los negocios", concluye.

En la oferta inicial, BBVA reconoció que habría un ajuste de personal entre las dos entidades, pero advirtió que podía afectar tanto a los empleados del banco opado, como a los de BBVA. Además, también prometió "paquetes atractivos" y "medidas no traumáticas" para la reestructuración.

"Todas las decisiones para integrar ambas plantillas se guiarán por principios de competencia profesional y mérito, sin adoptar medidas traumáticas y con todas las garantías", recogía el comunicado oficial publicado el 9 de mayo en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.