Pasar al contenido principal

Cómo saber decir que "NO" me ha permitido tener la vida que quiero

How learning to say 'no' allowed me to build a life that I love
  • Saber decir que no en tu vida y en tu trabajo puede cambiar tu vida a mejor. 
  • Jessica Thiefels afirma que decir siempre ‘sí’ puede tener efectos muy negativos.

Solamente he encontrado una palabra que me puede cambiar la vida si la digo a menudo. Es una palabra que no decimos lo suficiente. Una que, cuando la dices con seguridad, puede cambiar el curso de tu vida.

Esa palabra es ‘no’.

La palabra ’sí’ también puede cambiar tu vida, pero hay una diferencia: tenemos la costumbre de usarla demasiado, muchas veces incluso en nuestra contra. Solemos decir ‘sí’ porque es una palabra para seguir hacia adelante, fácil. Mira este ejemplo:

Sales del trabajo después de un largo día y todo lo que quieres hacer es llegar a casa, ponerte el pijama y relajarte. Un amiga te llama mientras caminas a tu casa para ir a tomar algo. Ella realmente quiere ir, está emocionada, ha tenido un buen día.

En lugar de decir "no" y tomar la mejor decisión, que es estar tranquila en casa, descansar y relajarte para estar activa mañana, ¿qué haces? Dices sí, vas con la corriente y sales donde sea que fuere. No quieres herir sus sentimientos dejándola sola.

Mientras que este es un ejemplo cotidiano que difícilmente te puede cambiar la vida, hay otras veces que decir la palabra ‘sí’ puede tener un impacto realmente negativo en tu vida.

Si decir "no" te puede cambiar la vida para bien, ¿por qué no lo decimos más? A continuación van algunas razonas.

  • Decir sí es más fácil.
  • No queremos herir los sentimientos de los demás.
  • No queremos parecer bordes.
  • No queremos que se enfaden con nosotros.
  • Nos preocupa demasiado lo que piensas de nosotros

Desafortunadamente, cuando estás diciendo ’sí’ pero preferirías decir ‘no’ estás engañándote a ti misma. Sin embargo, cuando dices ‘no’ cuando quieres decir "no" estás diciendo "sí" a lo que es importante para ti.

He vivido toda mi vida diciendo no. He tenido cinco trabajos en cinco años, porque he dicho que no a jefes malos, un mal trato, salarios bajos y trabajos que me llenan. Diciendo que no, dejando de ir con la corriente, he construida una vida que adoro.

He herido algún que otro sentimiento y he decidido tomar la vía más difícil sobre la que se presentaba, a priori, más sencilla. Pero ahora estoy empezando mi propio negocio, preparándome para viajar alrededor del mundo y viviendo la vida que jamás me imaginé vivir.

Si quieres crear la vida que deseas, sazónala con algunos 'noes'. Aquí tienes algunos consejos:

Encuentra tu tribu.

Elige bien tus amistades: es difícil decir que no cuando estás rodeado de gente que siempre dice que sí (y esperan que tú digas lo mismo).

Si tus amigos y familiares no apoyan que tomes tus decisiones pensando en ti mismo y en tu vida, abre tu mente. Comparte tu tiempo con personas con las que tengas intereses comunes y con los dediquen su vida a hacer lo que les gusta. Te impresionará el cambio positivo que experimentarás.

Ten claro lo que quieres

Es fácil decir que sí cuando no tiene claro lo que quieres. Lo veo continuamente en gente que aceptan sus trabajos cuando no les conviene para su carrera. Sin saber hacia donde quieren ir, ellos se quedan en su puesto de trabajo, diciendo siempre ’sí’ cuando deberían decir ‘no’.

Sin embargo, tener una clara visión de lo que quieres en la vida no es fácil. Mucha gente pierde toda su vida en tener claro lo que quieren. Cuando estés dispuesta a elegir tu camino, recuerda que lo que quieres en la vida puede no estar relacionado con tu trabajo actual. Quizás no sabes si vas a querer tener hijos o si quieres vivir toda tu vida en la misma ciudad donde has vivido toda tu vida.

Haz un balance de tu vida: ¿qué no está funcionando? ¿Cuántos noes necesitas decir antes de empezar a caminar en la dirección correcta?

No es algo fácil, pero cuando escoges decir que ‘no’ y no seguir la corriente, es cuando podrás empezar a escribir tu propia historia.

Te puede interesar