Pasar al contenido principal

Apple tiene un problema con la sucesión de sus cargos, y la salida de Jony Ive es la punta del iceberg

Tim Cook tiene un patrimonio neto estimado en 550 millones de euros [RE]
Richard Drew/AP
  • La próxima salida de Jony Ive subraya los intentos de Apple de centrarse cada vez más en software en lugar de en hardware.
  • La mayoría de ejecutivos que están intentando realizar este cambio son hombres de más de 50 años de edad que se hicieron ricos en la edad de oro de Apple en la que inventaba buen hardware, como el iPhone.
  • No está claro que puedan llevar a cabo este cambio de rumbo, y si el plan de sucesión es más amplio deberían dejárselo claro a los inversores rápidamente.
  • Descubre otras historias en Business Insider España.

Apple necesita dejar claro cuál es su plan de futuro, y rápido.

La recién anunciada salida de su histórico y admirado jefe de diseño, Jony Ive, reactiva las preocupaciones de que la firma de Cupertino, California, pueda estar perdiendo su magia. Apple ya calmó estas voces en otras ocasiones, como cuando Tim Cook asumió el cargo de consejero delegado tras la muerte de Steve Jobs en 2011.

Pero Ive, a quien han descrito como el John Lennon del Paul McCartney de Apple —Steve Jobs— es igualmente una importante pérdida. Él, esencialmente, ha cambiado el modo en el que consumimos internet y medios, con la invención del iPhone, el iPad y otros dispositivos icónicos.

En una nota a sus clientes, el analista de Wedbush Dan Ives se refirió a Jony Ive como "el principal cambio de guardia en Cupertino".

"La principal pregunta ahora es cómo será la innovación de Apple en sus productos sin uno de sus visionarios claves", apuntó.

"En nuestra opinión esta noticia solo añade más agitación a la realidad de la empresa, que está centrándose más ahora en televisión y videojuegos, justo cuando es uno de los actores claves en la guerra comercial entre Estados Unidos y China a las puertas de la cumbre del G-20".

Apple está enfrentándose a su nueva realidad: la vida después del iPhone. Están alterando su modelo de negocio para centrarse en los servicios, dándole cada vez menos peso al hardware. Es todavía muy pronto para determinar si este cambio tendrá éxito, pero la salida de Ive remarca este cambio de tendencia.

Ive tiene 52 años, y su salida deja claro que Apple no presentará nuevas innovaciones tecnológicas a corto plazo.

Pero, ¿quién en Apple está preparado para el desafío de la era post-iPhone? Cook tiene 58 años. El jefe de Servicios, Eddy Cue, 54. El jefe de software, Craig Federighi, 50; y el responsable de Marketing, Phil Schiller, 59. Angela Ahrendts, la exconsejera delegada de Burberry quien falló al intentar montar el departamento de retail de Apple, tiene 59, y salió de la empresa al cabo de cinco años.

El tema no es la edad, por supuesto. Es el hecho de que la mayoría de esta gente ya se ha enriquecido navegando con Apple en su era dorada, cuando parecía imposible que dejara de inventar. ¿Tienen todavía apetito para más revoluciones o, como Ive, están profunda, profundamente cansados?

Un nuevo ámbito de la innovación podría ser el de la salud. Apple ha lanzado al mercado el Apple Watch como un producto con el que conseguir que la gente se mueva y ha conseguido vender la idea de su dispositivo como algo capaz de detectar irregularidades cardiovasculares. Otro segmento es el de la realidad aumentada, con Bloomberg informando de que el siguiente gran producto de Apple podría ser unas gafas AR.

The Financial Times, que adelantó la noticia de la salida de Ive, ha explicado que Apple estaba recogiendo una gran cantidad de talento exterior con diferentes habilidades. Varios ejemplos: John Giannandrea, un ex Googler que ahora trabaja en la estrategia de Apple para Ia inteligencia artificial; o los veteranos de Sony, Jamie Erlicht o Zack Van Amberg, que están ayudando a la firma a entrar en el territorio de Netflix con sus productos audiovisuales.

Cook ha dicho que la compañía tiene un plan de sucesión en camino, aunque Apple nunca habla públicamente de él. Con la salida de Ive marcando simbólicamente el fin de una era, podría ser el momento para lanzar la noticia de que llegan nuevas mentes.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además