No es solo Deliveroo, las grandes salidas a bolsa del año han decepcionado a todos: la mitad de los estrenos bursátiles cotizan por debajo de su precio inicial

Trader de Wall Street sorprendido con una operación.

Reuters

  • La mitad de las empresas que recaudaron más de 1.000 millones de dólares en su salto al parqué este año cotizan por debajo de su precio inicial, a pesar de la solidez que han mostrado los mercados este año.
  • Algunos expertos apuntan a que muchas empresas pudieron salir con una valoración sobredimensionada ante la ola de salidas a bolsa del pasado año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si 2020 fue un año en el que las salidas a bolsa representaron un éxito rotundo, en 2021 el resultado, hasta ahora, está siendo completamente diferente.

Las compañías buscan dar el salto a los mercados para conseguir financiación, pero también para ponerse en precio. Además, es una forma de medirse frente a otros rivales del sector.

Habitualmente, se busca dar un impacto positivo y que cada vez más inversores se suban al barco. Por el contrario, no siempre se consigue esa pretensión con rapidez. 

Es lo que se está observando en el presente ejercicio. Según una reciente información de Financial Times, la mitad de las empresas que recaudaron más de 1.000 millones de dólares en su salto al parqué este año cotizan por debajo de su precio inicial, a pesar de la solidez que han mostrado los mercados este año.

Dentro de algunas de estas OPV que se han quedado a medio gas está la compañía británica de reparto de comida a domicilio británica, Deliveroo, Oatly, o el gigante de pagos indio Paytm.

Su débil comportamiento este año ha suscitado dudas sobre las valoraciones impuestas a las empresas por grandes inversores como SoftBank y entidades colocadoras líderes como Goldman Sachs y Morgan Stanley. Las dudas sobre si es el momento de dar el pistoletazo de salida en la bolsa son cada vez más amplias.

Los datos de Dealogic evidencian que el 49% de las 43 salidas a bolsa que recaudaron 1.000 millones o más este año en Londres, Hong Kong, India y Nueva York cotizan por debajo de sus precios de emisión. En comparación, entre las grandes OPV del 2019, alrededor del 33% estaban por debajo del precio de emisión un año después de llegar al mercado, por lo que la tendencia ha cambiado enormemente. 

De hecho, el 27% de las cotizadas en 2020 estaban en números rojos tras 12 meses de cotización, según apunta el FT.

El sombrío comportamiento del precio de las acciones se produce a pesar de un año de éxito en las bolsas de todo el mundo, con el S&P 500 registrando una rentabilidad anual del 24% y con un mayor apetito por las salidas a bolsa.

Los datos de la consultora EY muestran que, hasta la fecha, se han recaudado ya 330.000 millones de dólares en capital captado en las salidas a bolsa, superando así los números del 2020

De la gran recaudación al fracaso días después

Pero el comportamiento al salir a cotizar ha cambiado radicalmente. 

Paytm cayó más del 40% en sus dos primeros días de cotización y sufrió el mayor descenso en la primera sesión en lo que va de año. Es uno de los peores debuts en bolsa de la historia del mercado indio. 

El grupo fintech, que recaudó 2.500 millones y fue valorado en 20.000 millones de dólares, ahora tiene una capitalización de mercado de 15.000 millones de dólares. Se han quedado 5.000 millones en el dique seco.

No obstante, los títulos de Deliveroo han seguido una senda muy similar. Perdieron el 26% en su primer día en el parqué londinense y todavía no han conseguido cerrar esa brecha inicial. 

Mientras, Didi Chuxing, o el conocido como Uber chino, salió a cotizar a Wall Street como una de las mayores promesas del 2021. ¿El resultado meses después? Pinchó en hueso con un descenso de más del 40%. Ha sido la tónica habitual de muchas de las compañías en las que estaban depositadas unas grandes esperanzas. 

"Hay mucha exuberancia en el mercado en este momento", asegura Raghu Narain, director de banca de inversión de Asia-Pacífico en Natixis en el rotativo británico. El experto explica que, si bien las entidades suelen aconsejar a las empresas que eviten establecer un precio objetivo demasiado alto para evitar un día vergonzoso de una caída, “muchas veces los emisores quieren salir con unos números grandes”.

Los bancos colocadores de Paytm concretaron que la compañía estaba decidida a establecer un nuevo récord para su OPV en India, lo que disuadió a los inversores más conservadores. Esto se tradujo en que algunos hedge funds recibieron una asignación mayor de la esperada y luego optaron por vender.

Goldman Sachs ha liderado 13 acuerdos que recaudaron 1.000 millones de dólares este año, pero 9 de ellos ahora están en números rojos, incluidos Didi y la plataforma trading Robinhood. En este sentido 6 de los 14 acuerdos liderados por el banco rival Morgan Stanley cotizaban por debajo de su precio de salida a bolsa, incluido Paytm.

A ello hay que sumarle que el private equity, además, está cada vez más ansioso por vender en medio de la presión por mayores rentabilidades, según los analistas. James Thom, director senior de inversiones de abrdn, asegura en el FT que la presión de los grandes colocadores fue una "gran parte" de las elevadas valoraciones de las grandes operaciones este año.

Los inversores han invertido más de 2 billones de dólares en fondos de private equity en la última década, buscando rendimientos más altos que en los mercados públicos. Sin embargo, desde 2009, las rentabilidades de las acciones públicas estadounidenses han igualado los rendimientos de los mercados privados en alrededor del 15%, según un informe reciente de Bain.

Richard Cormack, analista de Goldman Sachs, enfatiza que el universo más amplio de las OPV estaba funcionando bien, incluso si había "claramente valores atípicos a la baja". Pero añade en una nota que no está de acuerdo con que “se haya valorado mal a las compañías”. 

Solo el tiempo es capaz de situar las cosas en su sitio. 

Otros artículos interesantes:

Bling, la 'fintech' que usan más de 90.000 clientes en España para evitar comisiones bancarias por descubiertos, apuesta por crecer en volumen a costa de la rentabilidad inmediata

Crece el miedo por la estanflación: los expertos explican qué significa y qué posibilidades reales existen de que se produzca a corto plazo

De Johnson & Johnson a General Electric: por qué los gigantes empresariales se están dividiendo y quiénes podrían ser los siguientes

Te recomendamos