Uptodown, la tienda de aplicaciones malagueña con 130 millones de usuarios al mes y beneficios, salta a la distribución de videojuegos: "Podemos hacerles llegar a mercados a los que no llegan con Google"

Luis Hernández, cofundador de Uptodown.
Luis Hernández, cofundador de Uptodown.

Uptodown

  • Uptodown, uno de los decanos del sector tecnológico español presente desde 2002, ha conseguido alcanzar 130 millones de usuarios y 450 millones de descargas mensuales de aplicaciones Android plantando cara a Google, impulsado por los mercados emergentes.
  • "La gente busca formas más sencillas y se pregunta por qué tiene que hacerse una cuenta de Google si no va a comprar", opina uno de sus fundadores, Luis Hernández, en una entrevista con Business Insider España.
  • Su nuevo desafío es distribuir videojuegos, para lo que se ha aliado con Unity, uno de los principales motores de desarrollo mundiales con el que esperan ampliar su volumen de facturación, que rozó los 5 millones de euros en 2020. 
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

En el floreciente ecosistema tecnológico malagueño —que no deja de dar buenas noticias como la compra de Freepik por EQT o la llegada de Google con un centro de ciberserguridad en la ciudad— una de las compañías más veteranas es Uptodown, la tienda de aplicaciones que arrancó en 2002 como un portal de descargas de programas de escritorio y supo pivotar en 2010 a las aplicaciones móviles, hasta obtener unos números mareantes: 130 millones de usuarios al mes y 450 millones de descargas mensuales.

Lo que comenzó como un proyecto mientras estudiaban Informática en la Universidad de Málaga es desde hace varios años para Luis Hernández y José Domínguez un modelo de negocio rentable, que en 2020 facturó 4,8 millones de euros con un 60% de beneficio operativo (ebitda) en un sector dominado por la omnipresente tienda de aplicaciones de Google, al que han sabido encontrar las limitaciones para llegar a una parte del inmenso mercado de usuarios con teléfonos Android, que abarca al 84,8% de los móviles inteligentes del mundo, según la consultora IDC.

"Cuando tuvimos un alcance global nos dimos cuenta de que Google Play tiene más limitaciones de lo que parece. Puedes pensar que tienen el mejor contenido, la mejor forma de acceso, pero es lo contrario. Por su tamaño tienen cierta dificultad para llegar a mercados emergentes, limitaciones por conflictos de interés, para ofrecer versiones antiguas, aplicaciones root, otras que a ellos no les interesan pero que son 100% legales. Ahí tenemos un nicho muy potente", explica a Business Insider España Luis Hernández.

Por otra parte, Uptodown juega con otra ventaja sobre la mastodóntica tienda de Google: puede ofrecer recomendaciones a sus usuarios. "Ellos aportan muy poco valor, no se pueden mojar. Nosotros podemos decirle a un usuario que Telegram a nivel de seguridad es mejor que Whatsapp, por ejemplo", añade el emprendedor malagueño. 

Xiaomi, Huawei, Oppo y Vivo están trabajando en su propia tienda de aplicaciones para disputarle el liderazgo a Google

Todo esto sin la obligación de descargarse una aplicación, ya que funcionan como una web móvil, y sin que haga falta tener cuenta de Google. "Es un nicho brutal, que está en aumento. La gente busca formas más sencillas y se pregunta por qué tiene que hacerse una cuenta de Google si no van a comprar. La máxima demostración de que hace falta otro actor en el mercado es nuestro volumen, que está cerca de los 500 millones de descargas al mes. Puede ser un 1% de lo que maneja Google, pero ya es mucho y no por ser una pequeña parte es menos necesario", argumenta Hernández.

Esta combinación de factores y otros, como que ofrezcan versiones antiguas de aplicación que se ejecutan con mayor fluidez en móviles de perfil más bajo, provoca que entre los países con más descargas en Uptodown estén India, Brasil, Irak, Indonesia, México, Egipto o Turquía. "Son mercados que crecen mucho, con mucha penetración tecnológica y que están demandando fórmulas más ligeras y fáciles para acceder. Eso no quita que en Europa y en Estados Unidos funcionamos bien", explica.

"Queremos ofrecer más libertad y transparencia a los desarrolladores de videojuegos"

José Domínguez (i) y Luis Hernández (d), fundadores de Uptodown
José Domínguez (i) y Luis Hernández (d), fundadores de Uptodown

Uptodown

Con un modelo de negocio consolidado, basado fundamentalmente en los ingresos por publicidad, y un crecimiento "constante y muy seguro", Uptodown ha decidido dar un paso para acceder a un mercado en crecimiento como es el de los videojuegos, que le obligará al desafío de incorporar un nuevo modelo de negocio a su actividad empresarial: el de la distribución.

A partir del acuerdo firmado a finales del mes de marzo con Unity Technologies, la compañía estadounidense que cuenta con uno de los principales motores de desarrollo de videojuegos multiplataforma, Uptodown permite a los desarrolladores que crean juegos con esta plataforma elegir su tienda de aplicaciones entre las opciones para distribuir su juego.

"Un autor de videojuego con un clic puede decidir vender en todo el mundo a usuarios que no van a necesitar tener una cuenta de Google y llegar a mercados donde con Google no llega. Es un mundo no tan conocido porque no está tan conectado con el usuario, pero el objetivo es ofrecerles mejores márgenes, más libertad y más transparencia", explica Hernández. 

Su movimiento se produce después de meses de polémicas por las condiciones que Google y Apple ponen a los creadores, que llevaron a demandas de Epic Games, el estudio desarrollador de Fortnite y a que Apple bajara sus comisiones a los desarrolladores, aunque no a Epic, un movimiento al que también se sumó Google.

Fortnite desata una batalla real: por qué Epic Games busca cambiar las reglas de juego y acabar con el monopolio de Google y Apple en sus tiendas de aplicaciones

"Igual que Google construye muros con los usuarios, también lo hace con los desarrolladores. Nosotros lo que hacemos es ofrecer al desarrollador pagos seguros con el Banco Santander, descargas seguras con VirusTotal... Esto nos permite tener mejor contenido, hasta ahora buscábamos juegos de forma activa, ahora tendremos una base brutal de desarrolladores que trabajan con Unity. Y al usuario no le afecta, porque cuando compra algo en un juego, la experiencia es la misma si lo compra en Uptodown o en Google", añade.

Con esta apuesta, la compañía malagueña espera dar "un salto cualitativo" en su facturación, aunque Hernández prefiere no arriesgarse a desvelar sus previsiones. "No lo sabemos, pero si monetizamos un 2% de los 500 millones de descargas que tenemos, creo que puede ser importante", anticipa.

Construir un negocio tecnológico sin inversores: "Te da una libertad bestial"

Imagen de la web de Uptodown en un móvil

Uptodown

Uptodown es un caso curioso como negocio digital, ya que desde que en 2002 arrancaron como web de descarga de aplicaciones de escritorio —una opción que mantienen aunque no pasa del 10% de su actividad—, cuando pivotaron al móvil en 2010 "pillando la ola de crecimiento de Android" o ahora que se lanzan a la distribución de videojuegos, han hecho todo el camino sin contar con inversores.

"Eso te da una libertad bestial, no tener un comité de inversores que te diga cuáles son tus prioridades. Hemos desarrollado la empresa de forma libre, con un enfoque puramente técnico y de producto", afirma Luis Hernández, para quien esta circunstancia ha hecho que sea "más atractiva para trabajar". Han ido ampliando plantilla hasta los 33 empleados que tienen actualmente, y esperan llegar a 50 ó 60 trabajadores con el desarrollo del negocio de videojuegos.

Esa opción también tiene sus hándicaps, como que a la hora de trabajar con grandes compañías "tienes que entrar dentro del canon". "Las grandes tienen en mente el tipo de empresas con las que trabajan, que son multinacionales, y hemos tenido que reeducarlos, explicarles que podemos llevarles al usuario teniendo una estructura diferente", explica.

"Necesitamos una sociedad más comprensiva con los empresarios": uno de los mayores inversores de startups en España reclama más atención al emprendimiento

Durante estos casi 20 años ha habido varias ofertas de compra, especialmente de grupos de tecnología o de comunicación. "Para ellos lo importante era adquirir tráfico, pero para nosotros si no estaban alineados con lo que queremos, hacer un mega grupo es pura vanidad, no nos atrae", explica Hernández, que ve "más probable una salida a bolsa a medio plazo". 

"Salir a bolsa lo veo como una solución que nos permitiese desarrollar el producto con independencia, más que la llegada de un gran inversor. Necesitaríamos fundamentales más importantes. Puedes tener mucho tráfico, pero si no estás facturando decenas de millones y tienes una estructura cañera, no tiene sentido. Eso algo que esperamos conseguir en el próximo año o dos años. No tengo un horizonte. A lo mejor se acelera muchísimo este año, o hay que esperar unos cuantos. Pero lo veo como horizonte más que lo de vender", finaliza.

Otros artículos interesantes:

Fortnite desata una batalla real: por qué Epic Games busca cambiar las reglas de juego y acabar con el monopolio de Google y Apple en sus tiendas de aplicaciones

Los planes de Freepik, el 'Google' español de imágenes: especializar su contenido para Asia y acercarse al público general con su editor WePik

"Necesitamos una sociedad más comprensiva con los empresarios": uno de los mayores inversores de startups en España reclama más atención al emprendimiento

Te recomendamos

Y además