Pasar al contenido principal

El viceprimer ministro italiano, el ultraderechista Matteo Salvini, da por muerta la coalición que gobierna el país y pide elecciones anticipadas

El vicepresidente italiano, Matteo Salvini, de la Liga Norte, responde a la prensa
El vicepresidente italiano, Matteo Salvini, de la Liga Norte. Reuters
  • El viceprimer ministro italiano, el ultraderechista Matteo Salvini, da por muerta la coalición entre su partido y el Movimiento 5 Estrellas y pide elecciones anticipadas.
  • Salvini ha pedido al primer ministro Giuseppe Conte que vaya “inmediatamente al Parlamento” para comprobar si el Gobierno de coalición tiene mayoría suficiente y, en caso contrario, haya un adelanto electoral.
  • Conte se ha negado y acusa a Salvini de intentar romper unilateralmente la coalición de gobierno para que la xenófoba Liga Norte intente sacar rédito en las urnas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En Italia, se desmorona la improbable coalición de gobierno entre el Movimiento 5 Estrellas y la xenófoba Lega, antes conocido como Liga Norte cuando abogaba por la secesión del norte del país. Su acuerdo parece saltar por los aires tras apenas un año y apenas 3 meses de caótica gestión del país, que entró en recesión y afronta sanciones europeas por negarse a reducir su déficit.

Este pasado jueves, el líder del partido ultraderechista, viceprimer ministro y titular de Interior, Matteo Salvini, ha dado por muerta la coalición entre su partido y el Movimiento 5 Estrellas que lidera el otro viceprimer ministro del Ejecutivo, Luigi di Maio, y ha pedido la celebración inmediata de elecciones anticipadas.

Leer más: La "recesión permanente" de Italia podría provocar una crisis financiera de 2 billones de euros que amenaza a la propia eurozona

Salvini ha solicitado al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, que vaya “inmediatamente al Parlamento” para comprobar si el Gobierno de coalición tiene mayoría suficiente y, en caso contrario, convoque un adelanto electoral. Conte, por su parte, ha contestado rápidamente con una rotunda negativa, acusando al líder ultraderechista de intentar romper unilateralmente la coalición para sacar rédito en las urnas.

Mientras, desde el Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, ha respaldado a medias la propuesta de Salvini, apostando por elecciones pero no de forma inmediata. El líder de la formación populista ha defendido que, antes de ir a las urnas, es necesario que el Parlamento italiano apruebe una de las medidas que han sido el epicentro de su campaña electoral, la reducción de escaños en el Parlamento y el Senado.

La ruptura aparente de la coalición de Gobierno en Italia es solo el último capítulo, por el momento, de 15 meses de polémicas y tensiones entre la Liga y el Movimiento 5 Estrellas. Desde su acuerdo en mayo de 2018, ha habido desencuentros respecto a la permanencia en el euro, la construcción de líneas de alta velocidad que conecten con el sur de Francia o la reducción de impuestos pese los elevados niveles de déficit y deuda.

Leer más: Las propuestas más radicales y descabelladas que se pueden encontrar en los programas de los partidos de ultraderecha para las elecciones europeas

El último desencuentro, aunque solo de forma parcial, ha tenido lugar hace pocos días, cuando parte del Movimiento 5 Estrellas criticó la aprobación de la ley que criminaliza a las organizaciones sociales que rescatan inmigrantes en el Mediterráneo. Las medidas antiinmigración, sin embargo, han hecho repuntar a la Liga en las encuestas, que aspira a gobernar con un socio más afín que el partido de Di Maio.

Sin embargo, no hay que dar por seguro el adelanto electoral. El primer ministro Conte es una figura independiente sin vinculación con ninguno de los 2 partidos y podría pactar con otras formaciones para frenar los comicios e implantar un Ejecutivo de tecnócratas, como el que lideró Mario Monti entre 2011 y 2013. La difícil situación económica de Italia y su fragmentación política hacen posible casi cualquier escenario.

Y además