Pasar al contenido principal

Samsung cerró 2018 con récord de beneficios pese a los preocupantes datos del último trimestre

samsung
Business Insider España
  • Samsung batió su récord de ingresos el año pasado al facturar más de 190.490 millones de euros, cerca de un 1,7% más que el año anterior.
  • El beneficio operativo de la compañía surcoreana alcanzó los 46.044 millones de euros, lo que equivale a una mejora de casi un 1% respecto al 2017.
  • La empresa subraya que esos datos se lograron "a pesar de los "factores empresariales y macroeconómicos desfavorables que provocaron una una ralentización del rendimiento en el último trimestre".
  • Tanto los ingresos como los beneficios del último trimestre (que incluye la temporada navideña) cayeron significativamente respecto al año anterior.
  • Las acciones de Samsung caen ligeramente tras la presentación de resultados y sus pesimistas pronósticos de cara a 2019.

Samsung consiguió en 2018 unas cifras históricas a nivel de ingresos que, sin embargo, dejan un sabor agridulce por los datos del último trimestre del año, el que concentra la temporada navideña, y también por sus pesimistas previsiones de cara a los próximos meses.

El gigante tecnológico surcoreano ha subrayado que su récord histórico de ingresos anuales (243,77 trillones de wones coreanos, unos 190.490 millones de euros al cambio) se consiguió incluso "a pesar de que los desfavorables factores empresariales y macroeconómicos provocaran una ralentización del rendimiento a lo largo del último trimestre".

La compañía con sede en Suwon (al sur de Seúl) también ha registrado unos buenos datos anuales a nivel de beneficio operativo, que ascendió a los 46.044 millones de euros. Sin embargo, la mayor parte de ese crecimiento respecto al año anterior se concentró en el primer semestre. Y al igual que Apple, Samsung ha experimentado unos datos por debajo de lo esperado en el último trimestre del año.

Estos son los principales datos de los resultados de Samsung relativos al cuarto trimestre:

  • Facturación del cuarto trimestre: unos 46.340 millones de euros, por debajo de los 51.580 millones de euros del mismo período en el año anterior.
  • Beneficio operativo del cuarto trimestre: unos 8.440 millones de euros, por debajo de los 11.845 millones del mismo período del año anterior.
  • Ingresos por ventas de móviles en el cuarto trimestre: unos 17.339 millones de euros, un 11% menos que en el mismo período del año anterior.
  • Ingresos de la división de semiconductores en el cuarto trimestre: unos 14.651 millones de euros, un 11% menos que en el mismo período del año anterior.

Y esto son el resto de números anuales a tener en cuenta:

  • Ingresos por ventas de móviles en 2018: 75.425 millones de euros, un 7% menos que en 2017.
  • Ingresos de la división de semiconductores en 2018: 67.431 millones de euros, un 16% más que en 2017.

"Los resultados del cuarto trimestre se vieron afectados por la caída de la demanda de los chips de memoria utilizados en los centros de datos y los smartphones", remarca la compañía a través de un comunicado.

Los centros de datos se han convertido a lo largo de los últimos años en uno de los motores del sector tecnológico ante la pujanza de los servicios en la nube. Sin embargo, los pedidos se han ido ralentizando recientemente.

"Lo que ha sucedido es que empresas como Amazon, Microsoft o Google de repente tienen suficiente memoria y han dejado de comprar. Y ese ha sido uno de los mayores obstáculos para las compañías que fabrican chips de memoria", explicaba días atrás Mark Newman, director general de Sanford C. Bernstein, al programa Street Signs de la CNBC estadounidense.

Samsung espera que el nuevo Galaxy S10 mejore los datos en el primer trimestre

Samsung reconoce igualmente que los pedidos de smartphones cayeron a lo largo del cuarto trimestre en un mercado "estancando y altamente competitivo" según las palabras de la propia compañía.

Estos datos coinciden con los números anunciados por Apple esta misma semana, que ha registrado una caída del 15% en los ingresos de los iPhone.

Samsung, además, está más expuesta a la ralentización que sufre el mercado de la telefonía móvil porque no vende únicamente los terminales a los usuarios, sino que fabrica (y vende) todo tipo de componentes a otras marcas —incluida Apple— como chips de memoria, sensores fotográficos o paneles para las pantallas.

De hecho, la compañía anuncia que espera que la demanda de chips de memoria se mantenga débil a lo largo del primer trimestre debido a la estacionalidad y las incertidumbres macroeconómicas, así como a los "ajustes del inventario de algunos clientes".

Algo parecido sucede con su negocio de pantallas: Samsung vaticina que la rentabilidad de la fabricación de paneles OLED caerá por la ralentización de las ventas de los smartphones de gama alta y debido también a la cada vez mayor competencia de fabricantes que sacan al mercado sus propios paneles LCD.

Eso sí, Samsung espera que el lanzamiento de su nuevo smartphone estrella, el Samsung Galaxy S10 que será desvelado en San Francisco a lo largo del mes de febrero, ayude a mejorar sus cifras a lo largo del primer trimestre del año, así como la introducción de los primeros servicios de telecomunicaciones 5G en Corea del Sur. Además, la división de consumo va a lanzar nuevos modelos de televisores y fijará el foco en el desarrollo de electrodomésticos premium, con el objetivo de "priorizar la rentabilidad".

Samsung vaticina un primer semestre complicado

En cualquier caso Samsung adelanta que sus previsiones apuntan a una caída de sus ganancias anuales en 2019 por la caída de las cifras de su negocio de chips. Por contra, espera que la demanda de este tipo de productos y de los paneles OLED repunte a lo largo del segundo trimestre del año.

No obstante, para el conjunto de 2019, Samsung prevé que la demanda de smartphones se mantendrá en niveles similares a los vistos en 2018, aunque espera una subida en el precio medio de venta (ASP).

"El entorno en general seguirá siendo difícil por el débil crecimiento del mercado global de smartphones' y el impacto material de los costes", ha advertido la compañía, que subraya que seguirá concentrándose en lograr un crecimiento sostenible a medio y largo plazo.

Para ello explica que tiene previsto impulsar actividades de I+D y subraya algunas de las grandes novedades que ofrecerá su división de consumo a lo largo de los próximos meses: smartphones plegables y televisores con tecnología MicroLED, un Bixby con inteligencia artificial mejorada para soportar más dispositivos y aplicaciones y, por supuesto, la revolución del 5G.

"Samsung está preparada para reforzar su posición en el mercado proporcionando soluciones a través de equipos de red, dispositivos y conjuntos de chips".

Y además