He probado el portátil más potente de Samsung: Galaxy Book 2 Pro es ideal para la movilidad por su formato ligero

Samsung Galaxy Book2 Pro.
Samsung Galaxy Book2 Pro.

BI España

  • Samsung Galaxy Book2 Pro es el ordenador portátil de gama más alta en el mercado español hoy en día.
  • He podido probarlo durante casi un mes y creo que cumple en cuanto a formato ultraligero y potencia interna, aunque tendrás que pagar un precio considerable.

El mercado de ordenadores a nivel mundial está lejos de vivir su mejor momento por el contexto de inflación elevada y por la bajada del gasto tanto de consumidores como de empresas, que ahora se lo piensan mucho más a la hora de renovar sus equipos. De hecho, es uno de los más afectados dentro de la caída global de la tecnología de consumo en 2022.

Durante el tercer trimestre de 2022, las ventas de ordenadores en todo el mundo cayeron un 18% con respecto al año pasado, según datos del analista Canalys. Con 69,4 millones de unidades, el mercado está en su punto más bajo desde el primer trimestre de 2020, con un periodo de auge entre medias debido a la pandemia de COVID-19 y al impulso del teletrabajo.

Dentro de la caída generalizada, el segmento del mercado que más está cayendo es el de los ordenadores portátiles. Con 54,7 millones de unidades, en el tercer trimestre se vendieron un 19% menos de portátiles, una caída muy superior al 11% de los PC de sobremesa.

 

El contexto quizá no es el más halagüeño, pero Samsung no se queda de brazos cruzados y sigue incrementando su catálogo de ordenadores portátiles en España. Su modelo más potente, disponible en España desde principios de año, es la serie de gama alta Galaxy Book2 Pro.

He podido probar este dispositivo durante casi un mes de uso y te cuento cómo ha sido mi experiencia con Galaxy Book 2 Pro, el modelo no desmontable de la bestia portátil de Samsung, que se vende por 1.199 euros con chip Intel Core i5 y por 1.399 euros con un procesador i7.

Su diseño te convencerá por lo ligero y fino que resulta: llévalo en cualquier mochila sin casi notar el peso.

Samsung Galaxy Book2 Pro

Si el Galaxy Book2 Pro tiene un gran atractivo, ese es sin duda su diseño ultraligero. El portátil de Samsung pesa solo 870 gramos, una diferencia que le da la ventaja por delante de otros ultraligeros que rondan el kilo de peso.

Su peso, sumado a los solamente 11,2 milímetros de grosor que tiene cuando está cerrado hace que sea realmente sencillo transportar este ordenador de un lado para otro, mientras trabajas o viajas, sin que tu espalda se resienta por ello. 

Samsung Galaxy Book2 Pro

De hecho, he llegado a llevarlo en la mochila y olvidarme de que lo llevaba encima. Su diseño fino permite que quepa fácilmente en las típicas mochilas de oficina y que tengas mucho hueco libre disponible para tus cosas.

He probado el ordenador más extraño de Microsoft en los últimos años: Surface Laptop Studio me convence por su potencia creativa y formato versátil

Me ha gustado especialmente que aunque Galaxy Book2 Pro tiene un diseño de ultraligero, no es hasta que lo levantas que te das cuenta de lo ligero que es. Y esto me parece bueno porque de esta manera mantiene la sensación de dispositivo sólido, no lo veo endeble.

Una pantalla también de gama alta: su panel AMOLED de 13,3 pulgadas destaca por su reproducción de color aunque se queda algo corto de brillo.

Samsung Galaxy Book2 Pro

Galaxy Book2 Pro dispone de una pantalla a la altura de la gama alta en la que se encuentra el ordenador portátil de Samsung y resulta evidente que la marca  surcoreana se ha esforzado mucho en este aspecto.

Su pantalla es de 13,3 pulgadas, un tamaño perfecto para quienes quieren una pantalla que no sea demasiado pequeña para jornadas de trabajo completas, pero que al mismo tiempo buscan un dispositivo compacto como aliado para la movilidad.

Samsung ha usado un panel AMOLED con biseles bastante estrechos, salvo en la parte inferior. Me ha gustado esta elección de pantalla, que es igual al material que usan los móviles actuales, por lo bien que es capaz de reproducir los colores, que ganan viveza en comparación con las LCD habituales.

Me ha gustado especialmente el formato de pantalla elegido por Samsung. Los ordenadores profesionales suelen elegir un formato más cuadrado, de 16:10 o similar, porque da más espacio vertical, pero en este caso es de 16:9. Este es el mismo formato que los vídeos habituales, lo que evita bordes al ver contenidos.

Si algo le tengo que echar en falta al panel, son solo 2 detalles:

El primero, que solo soporta resolución FHD 1080p. Aunque alcanza de sobra para la mayoría de usos comunes creo que se queda un poco corto para sus dimensiones y, sobre todo, para su gama.

Y el segundo, que su brillo me ha resultado un poco escaso, no digo ya para exteriores, sino para interiores muy iluminados como las oficinas con ventanas grandes.

Su rendimiento está a la altura: chip Intel Core i7 de 12ª generación y SSD rapidísima como credenciales...

Samsung Galaxy Book2 Pro

Un portátil de gama alta lo tiene que demostrar a base de potencia interna y en el caso de Galaxy Book2 Pro creo que Samsung lo consigue con bastante holgura.

En este caso, el ordenador cuenta con un procesador consagrado como es el Intel Core i7-1260P, perteneciente a la duodécima generación y que consigue un rendimiento realmente fluido en el uso general gracias a su velocidad de reloj por encima de los 4,4 GHz.

A esta sensación de fluidez ayuda también su almacenamiento SSD, que consigue que el PC arranque como un tiro, en cuestión de segundos, apoyado también por una memoria RAM de 16GB mediante la tecnología LPDDR5, la más reciente y potente del mercado hoy en día, que hace que incluso las aplicaciones más pesadas se abran en instantes.

Además, va bastante mejor de conectividad que la media de ultraligeros: además de WiFi 6, cuenta con puertos USB tipo C y 2 novedades importantes como son USB clásico (¡olvídate de adaptadores!) y puerto HDMI que me parecen un enorme acierto.

... aunque a nivel gráfico, si quieres jugar a videojuegos los gráficos Intel Iris Xe se te quedarán bastante cortos.

Samsung Galaxy Book2 Pro

Galaxy Book2 Pro no es un ordenador para videojuegos ni especializado en tareas creativas, aunque su potencia interna puede dar a entender lo contrario.

El portátil de Samsung cuenta con una gráfica propia de Intel, Iris Xe, en lugar de una de las marcas que son actualmente referencia en el sector como son Nvidia y AMD.

La gráfica de Intel es suficiente para jugar a videojuegos no demasiado exigentes, como Age of Empires IV como ha sido mi caso, aunque incluso en este caso jugar a resolución máxima no es lo más recomendable y sufre algún que otro tirón de rendimiento.

Su ventilación interna pese a ser un ultraligero hace que el ventilador se active rápidamente cuando se empieza a jugar, pero no resulta demasiado ruidoso. Eso sí, he experimentado cuelgues en videojuegos con cierta frecuencia que me hacen desaconsejar este portátil como equipo gaming, aunque seas un gamer no demasiado intensivo como es mi caso. Tampoco era la intención de Samsung y no creo que sea un defecto en realidad.

Windows 11 no te deja atrás y Samsung añade seguridad adicional, como con el lector de huella dactilar.

Samsung Galaxy Book2 Pro

A pesar de ser un ultraligero de Samsung no temas por el software: la compañía surcoreana no se ha andado aquí con experimentos de sistemas basados en ARM y ha optado por la seguridad de lo que la mayoría buscamos: Windows 11.

El sistema operativo de Microsoft, en su versión Home en este caso, cuenta con los beneficios que ya todos conocemos, y sobre todo con la seguridad de ser un software más que consolidado y fiable. Samsung ha mantenido bien su estética y su esencia para que la transición sea lo más sencilla posible.

La compañía ha querido apostar especialmente por la seguridad en este dispositivo, al incluir la certificación Intel Evo, que garantiza que su rendimiento cumple con lo necesario para el uso profesional. Y que se añade a las protecciones que ya tiene la marca gracias a Knox.

Un elemento que a bien seguro convencerá a los que buscan el máximo de seguridad posible, como la empresas, es la inclusión de un lector de huella dactilar en el botón de inicio. Su funcionamiento es rápido pero me ha dado ciertos problemas a veces cuando la primera lectura es fallida.

El sonido destaca gracias a la calibración de AKG, claro y potente, y el teclado tiene cosas buenas y otras no tan buenas.

Samsung Galaxy Book2 Pro

Ver contenidos es uno de los usos a los que más se presta la pantalla AMOLED, y en el apartado de sonido Samsung tampoco ha querido quedarse atrás, con un apartado sonoro calibrado por AKG (propiedad de Harman, marca de Samsung).

La marca especializada en sonido no decepciona y entrega aquí un sonido con calidad Dolby Atmos que destaca por lo claro y potente que resulta, sin añadir distorsión incluso en volúmenes altos, y que crea un efecto de inmersión bastante bueno que seguramente no te esperarías en un ultraligero.

El aspecto que no me ha acabado de convencer demasiado es el teclado. Aunque Samsung opta por unas teclas bastante grandes para su formato y creo que eso es un acierto, les falta algo de recorrido para que resulte cómodo del todo pasar tiempo escribiendo y trabajando en este portátil, al menos para mi gusto.

La batería es de las mejores que he visto en un ultraligero, con una carga rápida que ya querrían muchos móviles de 1.000 euros.

Samsung Galaxy Book2 Pro

Samsung se ha puesto las pilas también en un apartado clave como es la batería. Galaxy Book2 Pro tiene una capacidad de 62 Wh que permite un funcionamiento medio de 21 horas según la marca. 

Mi sensación general es que la autonomía está ligeramente por debajo de esta cifra, pero debo reconocer que se trata de una de las baterías con más capacidad que me he encontrado hasta ahora en un ordenador portátil de formato ultraligero –y sin sistemas ARM y chips Snapdragon.

Y una grata sorpresa: la carga. Con 65 vatios, carga a través del puerto USB tipo C con un adaptador de tamaño similar al de los móviles Android actuales. 

Aunque tarda unos 80 minutos en llegar de 0 al 100% según mis pruebas, no es una cifra nada mala teniendo en cuenta que el smartphone más caro de Samsung sin ser plegable, Galaxy S22 Ultra, solo tiene 45 vatios y supera las 3 cifras de precio.

Galaxy Book2 Pro es una apuesta por la gama alta que seguro que conquistará a más de una empresa y que difícilmente te decepcionará.

Samsung Galaxy Book2 Pro

Creo que Samsung ha sido capaz de condensar en Galaxy Book2 Pro todo lo necesario para lograr un dispositivo de gama alta con todo lo necesario como para contentar a la gran mayoría de usuarios personales y trabajadores.

Quienes pasen todo el día de un lado para otro con su ordenador a cuestas quedarán especialmente deleitados por sus 870 gramos de peso. Después de usarlo, creéme, te costará mucho volver a equipos muy por encima del kilogramo de peso.

Creo que su pantalla y su potencia interna son más que suficientes para el 90% de profesionales y casi la totalidad de usuarios finales que no sean gamers. Creo que tiene mucho más sentido su versión con Intel Core i7, pero con 1.399 euros tendrás que estar dispuesto a pagar más por tener un portátil de gama alta como el de Samsung.

Otros artículos interesantes:

Samsung gana un 23% menos en el tercer trimestre y nombra un nuevo presidente ante la incertidumbre económica

Cómo ha cambiado la educación y cómo será la educación del futuro, según los expertos reunidos por Samsung y Business Insider España

Samsung Galaxy Z Flip 4 vs. Z Fold 4: guerra de móviles plegables, ¿cuál es para ti?

Te recomendamos