Samsung abastecerá con un nuevo chip a los automóviles de Volkswagen en plena crisis de suministros

Chip de un ordenador.
Chip de un ordenador.

Getty Images

  • La crisis de suministros que afecta a los chips supone un reto en este proceso.
  • Tanto Samsung como LG Electronics apuntan a la expansión del mercado mundial de vehículos eléctricos y a la rápida electrificación de los coches como oportunidades para vender más chips de alta tecnología.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En plena de crisis de suministros de chips, Samsung ha dado a conocer cuáles serán los nuevos chips para automóviles que se incorporarán al sistema de infoentretenimiento de Volkswagen desarrollado por LG Electronics y que ya viene montado en los vehículos, según ha avanzado Reuters.

Se da la situación de que justo ahora la demanda de chips para automóviles de "alta tecnología", capaces de gestionar un mayor consumo de entretenimiento y un aumento de los componentes eléctricos en los coches, está aumentando, según ha declarado Samsung en un comunicado, en el que afirma que tiene previsto responder activamente a la creciente demanda.

Los semiconductores, desarrollados por System LSI de Samsung, incluyen un chip que permite las telecomunicaciones basadas en 5G para descargar contenidos de vídeo de alta definición durante el tránsito, y un chip de gestión de la energía para un suministro eléctrico estable.

Un tercer chip, un procesador de infoentretenimiento que puede controlar hasta cuatro pantallas y 12 cámaras a la vez, se ha montado en el ordenador de alto rendimiento de Volkswagen llamado In Car Application Server (ICAS) 3.1, desarrollado por el negocio de componentes para vehículos de LG Electronics, ha comentado Samsung.

Tanto Samsung como LG Electronics han apuntado a la expansión del mercado mundial de vehículos eléctricos y a la rápida electrificación de los coches como oportunidades para vender más chips de alta tecnología y componentes sofisticados.

Pero la ya mencionada crisis de suministros que afecta a los chips supone un reto en este proceso. Otras compañías como Apple ya advirtieron el pasado verano que la falta de silicio para fabricar los chips afectaría a la producción y posterior venta del iPhone 13, MacBook y iPad.

A pesar de que el CEO de Cisco había declarado el pasado mes de abril que esta crisis de suministros duraría seis meses, pocas semanas después se alzaron varias voces algo más pesimistas, como la del CEO de IBM, que señaló que esta situación podría prolongarse dos años más.

Ante este escenario, la Unión Europea podría aliviar las restricciones a las ayudas estatales para la industria de los semiconductores, siguiendo las peticiones de Francia de tomar un enfoque más intervencionista para superar la crisis de suministro global, tal y como ha informado Bloomberg.

La agencia de noticias explica que la Comisión Europea podría acordar un nuevo enfoque en su política de ayudas estatales y que estas subvenciones podrían permitir a los gobiernos de la región subsidiar plantas de chips de vanguardia en Europa, de acuerdo con los documentos consultados por el mismo medio. 

Otros artículos interesantes:

Samsung incrementa sus ingresos un 10,5% en el tercer trimestre gracias a su segmento de chips

La crisis de chips se agudiza por la falta de maquinaria para su fabricación: una pieza que valía 100.000 dólares en 2014 cuesta hoy 1,7 millones

El CEO de Intel cree que la crisis de chips se alargará hasta 2023: "Ahora estamos en lo peor, el próximo año iremos mejorando"

Te recomendamos