Pasar al contenido principal

Sánchez da por rotas las negociaciones con Podemos: "La consulta de Iglesias trata de justificar su 'no' en la investidura"

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en el palacio de la Moncloa. REUTERS
  • Sánchez ha dado por rotas las negociaciones con Podemos para formar Gobierno.
  • Ha expresado que se siente "frustrado" por una consulta que tilda de "trucada".
  • El candidato socialista le ha reprochado al líder de Unidas Podemos que "no se ha movido de su posición maximalista de un gobierno de coalición".
  • Ha insistido en que, para que haya un Gobierno sin apoyo de las fuerzas independentistas, es necesario que PP o Cs se abstengan.

A una semana de que comience la sesión de investidura, el presidente del Gobierno en funciones y candidato a liderar el liderazgo del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha asegurado que la consulta que plantea Unidas Podemos a sus bases "supone la ruptura de las negociaciones" por parte de Pablo Iglesias para constituir Gobierno.

En una entrevista en la Cadena SER este lunes, Sánchez ha expresado que se siente "frustrado" por una consulta que tilda de "trucada" y que, dice, "Pablo Iglesias está utilizando para justificar una votación contraria a mi investidura".

Consulta para justificar el 'no'

El candidato socialista le ha reprochado al líder de Unidas Podemos que "no se ha movido de su posición maximalista de un gobierno de coalición". Además, ha expuesto que el PSOE le ha hecho a Iglesias hasta cinco propuestas, que han ido desde un Gobierno socialista con Podemos apoyándolo desde fuera, hasta la incorporación de personas de Unidas Podemos al Consejo de Ministros. Por lo tanto, según el líder del PSOE, "estamos en una mascarada del señor Iglesias" para justificar que su formación vote no en la investidura.

Sánchez ha afirmado que "la consulta no recoge la realidad" y que, a su juicio, lo que Iglesias ha sometido a votación no es la última propuesta del PSOE, sino la primera (el apoyo al Ejecutivo socialista desde fuera). También ha recordado que hay varias personas del entorno de Podemos que han manifestado su rechazo a dicha consulta.

El presidente del Gobierno en funciones ha destacado que la propuesta de incluir a personas de Podemos en el Consejo de Ministros "fue sincera y honesta" y le ha afeado a Iglesias que la menospreciara públicamente. Sánchez también ha afirmado que él no es "una persona de vetos, pero no acepto imposiciones [...] Me pueden proponer nombres [que integren el Consejo de Ministros], pero no imponer nombres"; y ha incidido en que, en las últimas elecciones generales, Unidas Podemos "ha retrocedido en escaños y en número de votos".

'Gobierno progresista sin independentistas'

Pedro Sánchez ha incidido en que su propósito es constituir "un Gobierno progresista sin el apoyo de los independentistas", y ha vuelto a recordar que, a pesar de tener "discrepancias de fondo" en asuntos como la cuestión territorial, Podemos es "el socio preferente" del PSOE.

No obstante, también ha explicado que el respaldo de Unidas Podemos "suma escaños pero no me hace llegar a la mayoría absoluta", y ha insistido en que para que el Gobierno no dependa de los independentistas, es necesaria la colaboración de PP y Cs. Sin embargo, Sánchez ha reconocido que es "pesimista" ante la perspectiva de que cualquiera de los dos se abstenga: "Rivera ni siquiera responde a mis llamadas para poder hablar", ha confesado.

Leer más: El PSOE da por hecho que Errejón dará el salto a la política nacional y lo utiliza contra Podemos en caso de que no apoye la investidura

En este punto ha apelado a la responsabilidad porque, dice, "aquí no hay segundas partes"; y ha vuelto a anunciar que volverá a intentar ponerse en contacto con PP, Cs y Podemos —aunque no ha especificado el orden— para intentar cerrar un acuerdo antes de la semana que viene, cuando comience el Pleno de investidura.

Sánchez también ha hecho referencia a su investidura fallida de 2016, cuando Rajoy rehusó a presentarse como candidato, Sánchez dio el paso y Podemos votó en contra: "Mi candidatura decae" tras una investidura fallida. Si la investidura no sale adelante la semana que viene, "yo ya no soy candidato", ha aseverado.

Y además