Pasar al contenido principal

Sánchez lo volverá a intentar: dice que no se resigna ni tira la toalla y alude a la responsabilidad de PP, Cs y Podemos

Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados.
Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. REUTERS/Sergio Perez
  • Sánchez confirma que 'no tira la toalla' ni se 'resigna' y que intentará formar gobierno tras nuevas reuniones con Podemos, PP y Ciudadanos.
  • Ha vuelto a cargar tintas contra las negociaciones de Iglesias y ha admitido que aun así, sus relaciones con Rivera siguen siendo "inexistentes".
  • También ha asegurado que el perfil de Manuel Carmena es idóneo para ser una ministra en su gabinete.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ha fracasado este jueves en la segunda votación de la investidura, pero Sánchez dice que no tira la toalla. Que no se resigna. El presidente en funciones y candidato socialista ha confirmado que continúa trabajando para formar gobierno ya que "España se lo merece, y cuanto antes".

Lo ha confirmado en una entrevista celebrada en Telecinco y que además se anunció este miércoles, antes de que tuviese lugar la segunda votación de la investidura. El haber programado esta entrevista para el jueves con horas de antelación invita a pensar que el presidente en funciones era consciente de que lo más probable es que su candidatura no prosperase.

Sánchez ha tenido referencias para todos los portavoces de grupos parlamentarios de la Cámara Baja: Iglesias, Casado y Rivera.

Del líder de Unidas Podemos, el planteado "socio preferente" para formar Gobierno con el PSOE, Sánchez ha lamentado que haya dejado pasar la oportunidad de formar parte de un Gobierno. "Es algo de lo que estoy seguro que ya se está arrepintiendo".

Leer más: Esto es lo que pasará ahora que Sánchez no ha logrado ser investido

A su vez, Sánchez también ha tildado de "gran paradoja" la situación de bloqueo de la que culpa a "PP y Ciudadanos".

Por otro lado, Sánchez ha ratificado en la entrevista que Iglesias "siempre habló de ministerios, no de políticas ni de contenido", y ha defendido que él quiere un gobierno progresista pero que no dependa "de los independentistas". "Las fuerzas que dicen ser constitucionalistas deben apoyar un gobierno".

Ha aludido, así, a la responsabilidad de las principales fuerzas de la oposición, entre las que ha incluido a Unidas Podemos. "La responsabilidad de PP, Cs y UP es facilitar la investidura".

"No tiro la toalla". Sánchez también ha confirmado que mantendrá reuniones con PP, Ciudadanos y Unidas Podemos para intentar salvar la legislatura antes de que sea demasiado tarde. Sin embargo, también ha advertido que sus relaciones con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, continúan siendo "inexistentes".

Este mensaje contrasta con el que él mismo daba hace apenas unas semanas, cuando las negociaciones con los de Iglesias estaban bloqueadas.

Entonces, Sánchez planteó que en caso de no prosperar su investidura en la primera o en la segunda votación, no volvería a postularse como candidato a la Presidencia del Gobierno, lo que abocaría el país a unas posibles nuevas elecciones generales el 10 de noviembre.

Sin embargo, este paso atrás de Sánchez con respecto a ese discurso se puede entender con el decrédito internacional que está adquiriendo el país, ya que de consumarse esta repetición electoral España habría ido a las urnas cuatro veces en cuatro años —diciembre de 2015, junio de 2016, abril de 2019 y noviembre de 2019—.

Manuela Carmena, de exalcaldesa a ministra

Al término de la entrevista, Sánchez ha sido preguntado por si ha valorado realmente alguna vez el perfil de la exalcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, como una persona con las facultades como para poder integrarse en el equipo de Gobierno que estaría confeccionando Sánchez.

Sin querer confirmarlo al 100%, Sánchez ha asegurado que no habría sido "descartable" porque él siempre se ha mostrado "abierto a independientes de alto prestigio". "Aunque no lo he hablado con ella, reúne el perfil adecuado".

Y además