España quiere que las empresas empiecen a participar en el 'sandbox' del Reglamento de Inteligencia Artificial después de este verano

Dos militares prueban un 'script' de reconocimiento facial durante un curso de ciberseguridad.
Dos militares prueban un 'script' de reconocimiento facial durante un curso de ciberseguridad.

REUTERS/Amir Cohen

Las empresas podrán empezar a probar el futuro Reglamento de Inteligencia Artificial a partir de otoño de este año. Esta es el plazo —octubre, noviembre— que maneja la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA), dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, para poner en marcha ese piloto de sandbox normativo.

Fue la propia secretaria de Estado de Digitalización, Carme Artigas, la que avanzó en una entrevista en Business Insider España las intenciones del Gobierno de ofrecer a Bruselas un sandbox regulatorio para probar antes que en ningún otro sitio los efectos que podría tener esta nueva norma en el tejido productivo. Un año después, esta voluntad comienza a materializarse.

Será el próximo 27 de junio cuando la propia Artigas presente, junto al comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, este sandbox español. El Reglamento de Inteligencia Artificial todavía no está aprobado. El Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea todavía tienen que alcanzar sus propios acuerdos al respecto.

Sin embargo, las compañías que operen en España podrán trabajar pronto con este sandbox para de esta manera advertir cómo la futura legislación europea les podría afectar al negocio. El Reglamento de Inteligencia Artificial, cuya propuesta de borrador presentó la Comisión Europea en abril del año pasado, despeja la posibilidad de que un modelo de IA pueda estar exento de riesgos.

Este Reglamento categoriza los sistemas y modelos de inteligencia artificial que implemente las empresas en función del riesgo que puede ocasionar tanto a usuarios como trabajadores. El borrador también hace hincapié en las amenazas que estos procesos automatizados pueden tener al decidir con sesgos y, de esta manera, vulnerabilizar a colectivos de la sociedad.

Así ponen España, Bruselas y el resto de Europa pies en pared ante los desafíos éticos y sociales que provoca el auge de la inteligencia artificial

Artigas avanzó este miércoles que sería a finales de este mes cuando se desvelarían todos los detalles que conciernan a este sandbox, avanzaba la agencia Europa Press. Por ejemplo, cuándo arrancará, quiénes podrán participar y adscribirse al mismo, con qué condiciones y mediante qué pautas.

Ya el año pasado se postularon candidatos del sector privado para participar de ese sandbox.

"Nos hemos postulado nosotros para asegurarnos de que cuando llegue el momento, las empresas y las pymes de España no tengan problema en entender qué significa auditar un algoritmo (...). Si no lo hacemos bien, cuando llegue enero de 2024 no podremos aplicar el Reglamento y tendremos que pedir una moratoria. Y yo no quiero una moratoria", expuso la secretaria de Estado este miércoles.

Para poner en marcha ese sandbox la SEDIA contará con unas guías en las que está colaborando OdiseIA, una asociación cuyas siglas responden al observatorio del impacto social y ético de la inteligencia artificial. Su presidenta, Idoia Salazar, explica en declaraciones a Business Insider España que llevan meses trabajando en esas guías.

Salazar, junto con Lorenzo Cotino (que además de colaborar en OdiseIA es catedrático de Derecho Constitucional por la Universidad de Valencia) o Adrián González Sánchez (quien también es especialista en Cloud, Data e IA para el Sector Público en Microsoft) llevan, junto a su equipo, trabajando en esas pautas que alumbrarán este sandbox regulatorio.

"Creemos en la gran utilidad que va a tener este sandbox para la sociedad, no solo a nivel empresarial". El tiempo entre que el sandbox esté en vigor y el Reglamento definitivo entre en vigor supone para Salazar "una ventaja competitiva frente a otros países europeos, que sin estos sandbox tendrán que afrontar esta nueva regulación con un impacto directo mucho mayor".

El Reglamento sobre la IA que prepara Bruselas levantará barreras a la innovación, según critica un especialista en transformación digital del MIT

Artigas, en su intervención de este miércoles, subrayó que España comparte el afán de Europa por garantizar su soberanía tecnológica y digital. "Tenemos una visión humanista frente a la visión americana, en la que los datos son de las grandes compañías, o a la visión china, en la que los datos son de los gobiernos".

"Europa quiere reclamar la tercera vía, la de que los datos son de los ciudadanos", expuso, al tiempo que reivindicó que España fue el primer país europeo en presentar su Carta de Derechos Digitales.

De forma paralela al desarrollo de este sandbox, cuyos detalles se conocerán a finales de este mes, prepara la creación de la Agencia de Supervisión del Algoritmo. La propia Artigas destacó que tenía el encargo de que este organismo estuviese listo para finales de año. Aparece en los Presupuestos Generales del Estado y el decreto que la creará se espere que esté antes de que termine 2022.

Por ahora se están plantando cuáles podrían ser las ciudades anfitrionas de esa futura agencia gubernamental. Por un lado la Xunta de Galicia se pretende ofrecer para ello, al tiempo que en Andalucía la ciudad de Granada aspira a lo mismo. Todo se enmarca en la estrategia de Moncloa por descentralizar instituciones del Estado.

Igual que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) es el organismo que vela por el cumplimiento en el país del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), esta futura Agencia de Supervisión de la IA podría ser el organismo encargado de velar por el cumplimiento del futuro Reglamento de la Inteligencia Artificial, que sigue cocinándose en Bruselas.

A esa futura agencia, los colectivos sociales ya le exigen concreción para que sus resoluciones no acaben siendo papel mojado.

Otros artículos interesantes:

Una inteligencia artificial de Google ha desarrollado sentimientos, según un ingeniero al que han suspendido por denunciarlo

Esta inteligencia artificial es capaz de detectar trastornos mentales analizando publicaciones en redes sociales

Los drones con inteligencia artificial aparecen en Ucrania: la tecnología que posee decidiría por sí misma cuál es el objetivo

Te recomendamos