Pasar al contenido principal

Sanidad perdonará 5,1 millones a 14.000 productos homeopáticos catalogados como medicamentos

Varios productos homeopáticos
Pixabay

Sanidad ha aprobado este martes la regulación de los más de 14.000 productos homeopáticos ─según los datos que estiman desde Sanidad─ que hasta ahora circulaban por las farmacias españolas gracias al limbo legal en el que vivían desde hacía casi un cuarto de siglo. Y es que, a partir de ahora, este tipo de productos se considerarán medicamentos y estarán bajo la supervisión de la Aemps ─Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios─ para garantizar su calidad. Eso sí, se indicará claramente que "no hay evidencia terapéutica" que avale su uso.

Una regulación por la que tendrán que empezar a abonar las tasas de comercialización respectivas, pero no así las correspondientes al período anterior a su regulación, por lo que desde varias comunidades autónomas hablan de una condonación de impuestos a las empresas que fabrican productos homeopáticos, gracias a la cual se ahorrarán un mínimo de 5,1 millones de euros.

Leer más: TwoWar, inteligencia artificial para descubrir nuevos medicamentos

La explicación es que las tasas de comercialización de productos homeopáticos están fijadas en un mínimo de 91,81 euros en el caso de la "tasa anual simple de un medicamento homeopático sin indicación terapéutica aprobada ya autorizado" para mantener el producto en el mercado, por lo que anualmente los más de 14.000 productos regulados deberían pagar, como mínimo, un total de 1,28 millones de euros, que sumarían un total de 5,1 millones durante los últimos cuatro años, los que no habrían prescrito y a los que podría aplicarse retroactividad.

De hecho, ni siquiera esta cantidad está del todo clara: Fernando Frías, de la Asociación para la Protección del Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (Apetp), asume que hay un mínimo de 14.000 productos homeopáticos en circulación porque Sanidad dio esa cifra en 2013 cuando intentó sin éxito regular este mercado.

Pero es que, incluso tomando como válida esta estimación, Frías considera que no sólo habría que exigir los 91,81 euros establecidos por la renovación de una licencia, sino que, al menos por el primer año de los cuatro en cuestión, deberían abonar 602,66 euros por cada producto en concepto de tasa por la "evaluación, autorización e inscripción en el registro de un nuevo medicamento homeopático sin indicación terapéutica aprobada", la cuantía mínima fijada por la Aemps. En este caso, la suma ascendería a más de 12 millones de euros en total. 

Sanidad no tiene intención de cobrar tasas retroactivas

Desde varias asociaciones como la Apetp critican que la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, no se pronunciase el martes acerca de una posible reclamación de estas cantidades de los últimos cuatro años, que consideran que las empresas responsables de este tipo de productos deben pagar. Es más, desde Sanidad confirman a Business Insider que no hay ninguna intención de cobrarlas, ya que en ese tiempo estos productos "no han estado en circulación como tal", extremo que desde la citada asociación no comparten.

En este sentido, la Apetp no entiende que Sanidad afirme que los productos homeopáticos que se han comercializado desde hace más de dos décadas "sin haber pagado nada por ello", no tengan que pagar tasas retroactivas, ya que según entienden "se han vendido, sólo que sin una regulación", lo cual no exime a los fabricantes de sus "obligaciones fiscales e impositivas".

Por otra parte, tal y como recordó la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, "no se va a hacer ninguna excepción" con las tasas de comercialización de los productos homeopáticos a partir de ahora. Lo que desde Sanidad no aciertan a concretar es si las tasas empezarán a cobrarse en relación al año en curso o se aplicarán a partir del año que viene. De hecho, desde la Apetp consideran que, incluso si se aplicasen al año curso, tal vez no llegaría a hacerse efectiva su obligatoriedad hasta 2019 debido a los tiempos de tramitación y publicación en el BOE que conllevan este tipo de procesos.

Una regulación necesaria

Sea como fuere, lo cierto es que esta regulación se antojaba necesaria para acabar con un limbo legal que ya duraba 24 años, ya que un real decreto de 1994 aprobó una autorización provisional para dispensar los productos homeopáticos, que se tornó en permanente ya que la orden ministerial nunca se aprobó hasta el pasado martes. Es más, desde 2001 existe una directiva europea que reconoce a los productos homeopáticos el carácter de medicamento, a pesar de que, como Sanidad, tampoco considera que haya evidencias terapéuticas que avalen su uso.

El problema es que, tal y como argumentan desde la Apetp, cuando se intentó implementar por vez primera esta directiva comunitaria, en 2008, el Gobierno se encontró una oposición frontal por parte de los laboratorios, que no estaban de acuerdo con pagar tasas por cada una de las diluciones, algo que se ha corregido en esta ocasión, ya que los laboratorios sólo tendrán que abonar tasas por cada familia de productos y no por cada uno por separado y con su respectiva dilución, tal y como anunció el martes Belén Crespo, directora de la Aemps.

Un hecho que ha sentado como un jarro de agua fría tanto a las asociaciones implicadas en la defensa del paciente como en los presidentes regionales, encabezados por la valenciana Carmen Montón, quienes consideran que se han realizado más concesiones de las previstas para lograr un mercado homeopático que lleva 24 años sin pagar sus correspondientes tasas dentro del sistema de salud.

Te puede interesar