Pasar al contenido principal

Sanidad prohíbe fumar al aire libre si no hay dos metros de distancia y decreta el cierre de las discotecas en toda España

Salvador Illa, ministro de Sanidad
Salvador Illa, ministro de Sanidad.

La Moncloa

  • El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado tras la reunión extraordinaria del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud el cierre de locales de ocio nocturno. 
  • De forma coordinada y unánime con todas las comunidades autónomas también ha anunciado la prohibición de fumar en espacios públicos siempre que no se pueda garantizar una distancia mínima de 2 metros.
  • El sector de la restauración también estará obligado a cerrar a la 1:00 horas de la madrugada y no podrán entrar nuevos clientes a partir de las 12:00 horas.
  • Las residencias verán limitadas las visitas a una persona por paciente y durante una hora como máximo. Además, deberán realizar pruebas PCR a los nuevos ingresos y aquellos trabajadores que regresen de vacaciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado 11 medidas de protección contra el coronavirus de manera coordinada y unánime con todas las comunidades autónomas. 

Entre ellas, destacan el cierre de todos los locales de ocio nocturno en referencia a las discotecas, locales de copas y salas de baile en todo el territorio español. Los brotes en estos locales "aunque no son los más numerosos, sí tienen asociados muchos casos y, por su naturaleza, se hace más difícil identificar los contactos", ha comentado Illa. 

Otra de las medidas más relevantes es la prohibición de fumar en espacios públicos siempre que no se pueda garantizar una distancia mínima de 2 metros. El resto de restricciones hacen referencia  a la hostelería y las residencias.

Los restaurantes y bares tendrán que garantizar una distancia mínima entre mesas de un metro y medio con un máximo de 10 personas por grupo. El cierre será como muy tarde a la 1 de la madrugada, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de medianoche.

En cuanto a las residencias, tendrán que hacer pruebas PCR a todos los nuevos ingresos con 72 horas de antelación. También se realizará a los empleados que regresen de permisos y vacaciones, y a los nuevos trabajadores que se incorporen. Se deberán limitar las visitas a una persona por residente, excepto si el anciano se encuentra en el momento final de la vida.

Leer más: "En Madrid se acaba el tiempo": un experto del CSIC alerta sobre el aumento de casos de COVID-19

También se va a decretar que los eventos de ocio o culturales multitudinarios tengan la obligación de hacer una evaluación de riesgos epidemiológicos antes de celebrarse. Además, las comunidades van a emprender cribados de pruebas PCR en áreas concretas o centros específicos donde la incidencia de la enfermedad pueda ser más acuciante.

A parte de las nuevas normas, el ministro ha subrayado que es importante para controlar el virus "no reunirnos con grupos de más de diez personas" y "mantenerse con grupos de convivencia estable" para ayudar a contener el virus. Illa también se ha mostrado rotundo con los botellones: "está prohibido e insto a las autoridades a aplicar de forma estricta las sanciones previstas".

El anuncio de las medidas por parte de Salvador Illa se ha producido después de la reunión extraordinaria del Consejo Interritorial del Sistema Nacional de Salud celebrada este viernes por motivo de la alta cifra de contagios registrados en los últimos días. 

La cifra de nuevos casos de coronavirus en España se ha disparado hasta los 7.550, con 2.935 contagios en las últimas 24 horas. Así, la cifra total de positivos desde el inicio de la pandemia asciende ya a 337.334 contagiados

Leer más: Los positivos por COVID-19 en España superan el 5% de las pruebas realizadas: por qué es un dato preocupante

Es la segunda vez, en esta semana, que el ministro de Sanidad se reúne con los representantes autonómicos, puesto que ya convocó un pleno el pasado miércoles para abordar los rebrotes. Unas reuniones que se encuadran en una semana marcada por la decisión de la Xunta de Galicia de imponer la prohibición de fumar en la calle o terrazas si no se puede garantizar la distancia de seguridad de 2 metros, y a la que ya se ha adherido también el gobierno de Canarias. 

Otra de las medidas que destaca es el anuncio de la Comunidad de Madrid de realizar 1000 pruebas PCR a partir del lunes a los residentes de entre 15 y 49 años de las zonas con mayor incidencia de nuevos contagios de COVID-19 en la región. 

Finalmente, ambas medidas han tomado un carácter nacional y se aplicarán a todo el territorio español. 

En cuanto a los brotes activos de coronavirus en España, ya ascienden a 837, con más de 9.200 personas contagiadas, según el último balance de Sanidad, que contabiliza 1.181 focos desde que finalizó el estado de alarma, con más de 13.200 personas infectadas.

El aviso de un nuevo colapso de los epidemiólogos 

El aumento de los contagios en los últimos días ha provocado el aviso de nueve sociedades médico-científicas, que alertaron de que, si el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas no establecen nuevas medidas "coordinadas, rápidas y eficaces" para frenar el coronavirus, hay una "alta probabilidad" de volver a situaciones asistenciales "tan graves" como las de hace unos meses cuando los hospitales madrileños se saturaron y no tenían material.

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) respondió a las advertencias que actualmente no hay riesgo de colapso del sistema sanitario por la pandemia y las calificó de "llamadas de atención".  Aunque si reconoció que en comunidades como Aragón, Cataluña o Madrid ha habido presión, pero sin llegar "en absoluto al pico de la epidemia". 

Y además