Pasar al contenido principal

Santander llega a un principio de acuerdo para abrir algunas sucursales por la tarde

Banco Santander
Wikimedia Commons

Santander ha llegado a un preacuerdo con los sindicatos para abrir sus sucursales por la tarde. Una medida que afectará a las oficinas conocidas como Smart Red, como se denomina el nuevo modelo de sucursales del banco que tienen un diseño diferente, son más grandes y están especializadas en asesoramiento financiero. 

Dentro del convenio de banca no está recogido que las sucursales bancarias abran por la tarde, por lo que se han negociado las condiciones para ello con los sindicatos. El principio de acuerdo recoge un plus anual de 3.500 euros para los trabajadores que hagan horario de tarde, según explican los representantes de los trabajadores. Además, se ha llegado a un compromiso de flexibilidad de horarios y los viernes no se abrirá por la tarde. 

Leer más: Santander lanzará una 'app' de pagos internacionales con Ripple

Estas negociaciones sobre la apertura en horario de tarde, se enmarca dentro de la negociación laboral para la integración entre la plantilla de Santander y Popular que tiene como objetivo alinear condiciones laborales. 

Asesoramiento por la tarde 

Tradicionalmente los bancos no han abierto las puertas de sus sucursales por la tarde, algo que quedaba limitado a las cajas de ahorros que solían abrir una tarde a la semana. En este sentido, Caixabank y Bankia ya han comenzado a abrir algunas de sus sucursales por la tarde. 

El cambio de modelo de atención al cliente donde los bancos están haciendo encaje para cuadrar los canales online y físico ha conducido a esta tendencia. Paralelamente a la creación de un nuevo tipo de oficinas, más grandes y centradas en el asesoramiento, se ha ampliado el horario de apertura

En el caso de Santander son las oficinas Smart Red las que serán susceptibles de abrir por la tarde. La entidad lanzó este tipo de oficinas en 2015. La idea era crear una sucursal para complementar al cliente digital que realiza los movimientos bancarios más sencillos como transferencias o consultas de saldo a través de la web o de el móvil, pero que sí que acude a la atención física para operaciones más complejas. 

Ver ahora:

Te puede interesar