Santander prepara un ajuste de plantilla que afectará a empleados en España, Portugal, Reino Unido y Polonia

Sucursal del Banco Santander
whitemay/Getty

El Banco Santander prepara ajustes de plantilla que afectarán a sus negocios europeos en España, Portugal, Reino Unido y Polonia. La medida ha sido confirmada este martes en rueda de prensa por el consejero delegado de la entidad, José Antonio Álvarez, que no ha querido confirmar a cuántos trabajadores afectará la medida, pero que Expansión sitúa en 3.000 trabajadores afectados por un ERE.

"Va a haber ajustes de plantilla en todos los bancos (europeos). Esto implica un diálogo con los sindicatos para ajustar las necesidades del modelo de distribución, tecnología, operaciones y necesidades de plantilla, y lo haremos como siempre, de acuerdo con los sindicatos y de una forma correcta", ha asegurado Álvarez durante la rueda de prensa de presentación de resultados de la compañía, en la que ha dicho que no puede dar "ningún número" hasta que no se reúnan con los sindicatos. Santander ya hizo un ERE en 2019 tras la absorción del Banco Popular que afectó a 3.069 empleados.

Santander pone fin al ERE tras la integración con Popular con la salida de 3.069 empleados

La medida forma parte de un plan a nivel europeo denominado One Europe con el que Santander espera ahorrar 1.000 millones de euros en costes en los próximos dos años, con medidas como la simplificación de la oferta de productos, el desarrollo común de las aplicaciones tecnológicas para todas las filiales europeas y los "ajustes en la distribución", que incluyen cierre de oficinas y despidos, que esperan hacer "con un acuerdo". "Como lo hemos hecho en el pasado", ha agregado Álvarez, que ha recordado que en procesos anteriores han realizado muchas recolocaciones de personal.

"La transaccionalidad en oficinas venía cayendo al 8% antes de la pandemia y la transaccionalidad digital subía un 40%, con la pandemia esto se ha elevado aún más. Los clientes tienen el comportamiento que tienen y tenemos que adaptarnos a esto", ha añadido Álvarez, que aseguró que este proceso también ha provocado que tengan hasta 1.000 trabajadores en las áreas digitales.

En este sentido, el futuro de las oficinas del Santander probablemente se dirigirá a "un menor número" de establecimientos que serán diferentes, con "un tamaño de oficina mayor, donde se puedan resolver todos los problemas que tengan los clientes", añadió el consejero delegado  de la entidad presidida por Ana Botín.

Santander prevé cerrar el año con beneficio ordinario de 5.000 millones "si no ocurre nada excepcional"

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, y el consejero delegado, Jose Antonio Álvarez
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, y el consejero delegado, Jose Antonio Álvarez

REUTERS/Susana Vera

Santander ha cerrado el tercer trimestre con un beneficio ordinario de 1.750 millones de euros, un 18% más que en el segundo y un 4% que en el mismo periodo de 2019; aunque acumula unas pérdidas de 9.048 millones de euros en los nueve primeros meses del año. 

"Después de los confinamientos del segundo trimestre, en el tercero hubo mucha más actividad con clientes particulares. En el segundo trimestre tuvimos mucha actividad con empresas por los programas de los gobiernos, en el tercero ha sido más actividad recurrente con una economía ya liberada", resumió Álvarez.

Santander vuelve a registrar beneficios en el tercer trimestre, aunque acumula pérdidas de más de 9.000 millones entre enero y septiembre

Las previsiones de la entidad son acabar 2020 con 5.000 millones de beneficios ordinarios, "si no pasa nada excepcional en el cuarto trimestre", ha apostillado el consejero delegado del Santander, que ha considerado que la tendencia de ingresos para 2021 es "buena", y ha apuntado que para el próximo año esperan tener "buenas oportunidades" en el negocio mayorista y en el de seguros para crecer en comisiones.

En cuanto al impacto de la pandemia, Álvarez ha explicado que toman como referencia los escenarios del Fondo Monetario Internacional, aunque son "altamente inciertos". "En los países en los que operamos, muchos caerán entre el 4% los mejores y el 13% los peores; y el año que viene algunos recuperarán entre el 70 y el 80% y otros solo el 50%. Hay una incertidumbre alta"; ha admitido.

Expansión a más países de su filial de pagos brasileña Getnet

El Santander planea que Getnet, la fintech brasileña de gestión de pagos que ya ha extendido a México, Chile y Argentina, cruce el charco en los próximos años al continente europeo, ya que entienden que en este tipo de negocios conseguir un tamaño es importante para generar economías de escala.

"Esta empresa trata de conseguir la escala, la estamos construyendo desde una operación que hicimos en Brasil se ha trasladado a México, Chile y Argentina, y va a proporcionar servicios al resto del grupo. Es un tema totalmente operativo, se trata de procesar millones de pagos a muy bajo coste", ha explicado Álvarez.

Getenet permite procesar transacciones electrónicas y pagos con tarjetas con un pequeño terminal, orientado a pequeñas empresas y comercio electrónico, y también permite tramitar pagos a través de teléfonos inteligentes con tarjetas virtuales o códigos QR.

Otros artículos interesantes:

Santander vuelve a registrar beneficios en el tercer trimestre, aunque acumula pérdidas de más de 9.000 millones entre enero y septiembre

Santander pone fin al ERE tras la integración con Popular con la salida de 3.069 empleados

Ana Botín asegura que el Santander "está en una liga distinta" y descarta fusiones con otros bancos españoles

Te recomendamos

Y además