Pasar al contenido principal

Santander vende Wizink, pero se queda con el negocio de tarjetas de Popular

Una imagen de un cajero automático.
Una imagen de un cajero automático. 3dman_eu / Pixabay

Banco Santander continúa con la organización e integración de Popular dentro del grupo. Tras la compra del banco por un euro tras ser intervenido por la Junta Única de Resolución, el objetivo ahora es integrarlo dentro de la estructura del grupo. Las últimas operaciones que ha comunicado Santander este sentido son por un lado la venta de Wizink, la rama online de Popular, el acuerdo para recuperar el negocio de tarjetas de débito y crédito y la formalización de la sociedad que gestionará el negocio inmobiliario de Popular, que ya había sido anunciada hace unos meses. 

El banco presidido por Ana Botín ha vendido Wizink a Varde con quien compartía la participación de esta entidad. WiZink es un banco especializado en tarjetas de crédito y soluciones sencillas de ahorro. La historia de esta marca se remonta a junio de 2014 cuando Banco Popular alcanzó un acuerdo con Citibank para la compra de su negocio de banca de consumo en España. En diciembre de ese mismo año, Banco Popular anunciaba la firma de un acuerdo con Varde Partners para la venta de un 51% de su participación en bancopopular-e, que englobaba el negocio de tarjetas de Banco Popular y el adquirido a Citibank España. Desde mayo de 2016, bancopopular-e era WiZink Bank.

Leer más: Santander lanzará una app de pagos internacionales con Ripple

Ahora en esta operación, Santander recupera la propiedad del negocio de tarjetas de crédito y débito comercializadas por Popular en España y Portugal. En este acuerdo se ha llegado al compromiso de que Popular desprenderá del 49% de Wizink, que será adquirido por Varde. 

Santander también ha llegado un acuerdo para recuperar los cajeros de Popular. Grupo Santander y Grupo Crédit Mutuel, copropietarios al 50% de Euro Automatic Cash (la sociedad propietaria de los cajeros de Popular), han rehecho la alianza que firmaron en 2014, que supuso el traspaso de la red de cajeros de Popular a dicha sociedad. El nuevo acuerdo implica que Popular recupera los cajeros instalados en sus oficinas y, a la vez, Santander traspasa a Euro Automatic Cash el negocio de sus cajeros desplazados.

El objetivo es que todos los clientes del Grupo Santander (Santander, Popular, Pastor y Openbank) utilizar gratuitamente una red total de 7.500 cajeros en España. Desde octubre, los clientes de Popular ya podían utilizar gratuitamente los cajeros propiedad de Santander, pero aún faltaba por cerrar el acuerdo con esta sociedad, necesario para que los clientes de Santander tuviesen también acceso, sin coste, a la red de cajeros de Popular. 

Unas operaciones que avanzan en el objetivo de integrar el negocio de Popular dentro del grupo y desprenderse los activos no estratégicos."Para mejorar la rentabilidad del Banco hemos salido de negocios pertenecientes a Popular y que no consideramos estratégicos. Lo más destacado fue la venta del 51% del negocio inmobiliario de Banco Popular y de TotalBank en Estados Unidos", apuntó el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, en la junta de accionistas de la entidad. 

En el mismo comunicado, Santander ha aprovechado para anunciar que se ha formalizado el traspaso del negocio inmobiliario no productivo de Banco Popular a la nueva sociedad que gestionará Blackstone (con un 51%) y Grupo Santander (49%). Una operación que ya había sido comunicada hace unos meses. 

 

Te puede interesar