Así trabaja una fotógrafa de bodas: búsqueda de la naturalidad, detalles que marcan la diferencia y otros consejos de su día a día

Sara Lloba

Imagen cedida por Sony

  • Sara Loblas es una fotógrafa especializada en bodas con un carácter muy original y distinto a lo habitual. 
  • A través de su día a día y su experiencia, deja algunos consejos y trucos para encontrar la naturalidad en los posados, qué es lo que marca la diferencia en una boda o cómo enfrentarte a un interior. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Si eres un enamorado de la fotografía y quieres probar suerte en la especializada en bodas hay infinidad de cosas que debes tener en cuenta. 

Está claro que si únicamente quieres inmortalizar algún momento especial, te puede bastar con sacar tu móvil, enfocar y disparar para tener un detalle que luego compartir con los novios, pero si quieres tomar una fotografía profesional, la cosa cambia por completo

Encontrar un enfoque natural, que las fotos tengan una coherencia visual o encontrar el detalle perfecto son algunos de los obstáculos que te vas a encontrar durante la sesión y como todo ocurre en tiempo real, no vas a tener mucho tiempo para pensar y es vital estar siempre pendiente de todo.

Estas fotos muestran la realidad invisible que se esconde detrás de cada imagen perfecta que triunfa en Instagram

Si estás buscando afinar o mejorar tus fotografías en este campo, Sara Lobla puede tener la respuesta para ti.  

Lobla es una fotógrafa especializada en bodas que ha colaborado con marcas y publicaciones como Telva, Vogue, Pronovias o Boho Weddings, así como embajadora de Sony, que es capaz de captar momentos dulces y familiares con su cámara y lo cierto es que obtiene resultados francamente buenos y lo mejor: muy originales. 

Así es el día a día de una fotógrafa especializada en bodas, que deja algunos consejos y trucos para que tus imágenes luzcan mejor que nunca. 

Dos de cada para evitar problemas

La clave es apostar por llevar dos cuerpos, ya que uno te puede dejar tirado y luego tener problemas. "Me gusta mucho asegurar", explica Sara. Apuesta por equipos que tengan doble ranura, dos discos duros para volcar las imágenes y dos objetivos, uno de 35mm y otro de 85mm", matiza. 

Investigación de la pareja, la clave para el éxito

"Lo normal es que tengas delante a dos personas que no son modelos y que quieren una sesión de 10 minutos como máximo", explica Lobla. Al final, la clave de todo es dejar de lado lo que es natural para ti y fijarte "en lo que es natural para la pareja". 

Para poder preparar todo esto, es fundamental haber estado controlado a tus clientes desde el primer email para saber si para ellos es normal mostrarse cariñosos ante la gente, son de gestos o les encanta posar. 

Con esto en mente, les llevas en esta dirección hacia la sesión. "Al final, cuando disparar para tus novios con tu esencia y no buscando la foto ganadora, te encuentras con la toma perfecta", argumenta Sara. 

Los interiores siempre son lo más complicado en las bodas, pero existen métodos para sacarles partido

Lo más importante aquí es buscar la fuente de luz natural y desviar a esa zona todas las fotografías. "En un interior hay más de una luz y eso es terrible, ya que todo pierde realidad", apunta Lobla. 

Si al final te ves en la tesitura, lo mejor es apostar por dos focos – "un A1 y un C1 Plus, ambos de profoto", matiza Sara– porque prácticamente es como "llevar el sol en la mochila". 

¿Naturalidad en los posados? Así puedes conseguirlo

"Encontrar lo natural siempre es lo más complicado", apostilla Loblas, pero tiene claro que hay tres factores fundamentales para lograrlo: "que las parejas confíen en ti, poder aportar tu creatividad y saber conectar con ellos y que la cámara lleve tu ritmo", enumera. 

En algunas ocasiones les pides que hagan algo, pero la clave es pillarles en momentos en los que ellos no son conscientes de que les estás apuntando con la cámara

Al final, "basta con meterles en momentos cotidianos que todos tenemos, pero no somos conscientes y eso es lo que tienes que conseguir encontrar". 

Los detalles marcan la diferencia

Todo es importante en una boda. "Nunca sabes dónde encontrar una gran carga emocional para las parejas", afirma Sara. 

Para solventar esto, lo mejor es pasarles un documento con varias preguntas para saber cuáles son sus detalles imprescindibles, pero se les puede escapar algo.

Todo puede contar una historia. "Hasta una hoja caída de un árbol que simbolice que se han casado en otoño", contextualiza Lobla. 

Lo más importante es que cada pareja es diferente, "así que analizo los emails que hemos cruzado y en base a eso les pido una información u otra para tener la máxima información posible". 

Cada boda es un mundo, pero lo fundamental es mantener la coherencia

Una de las claves para conseguir coherencia en las fotografías "es alejarte filtros, tomas o poses que están de moda y buscar un enfoque más atemporal", explica Sara. 

Para conseguirlo, la fotógrafa apuesta por una cámara tipo mirrorless que te permitirá despreocuparte de sí la luz es correcta, ya que lo que se ve en el visor es prácticamente lo que se verá más tarde cuando lo pases al ordenador. 

Lo más importante es que hay que tener claro que no todas las fotos son iguales. "No es lo mismo una boda en Miami que una en Escocia", argumenta. Por ese motivo, es clave "respetar al máximo los colores para mantener la naturalidad de las fotos". 

LEER TAMBIÉN: Este columpio en un mirador tuvo que cerrar por exceso de turistas en busca de la foto perfecta para Instagram

LEER TAMBIÉN: 14 fotos que muestran decepcionantes ilusiones ópticas en el mundo real

LEER TAMBIÉN: 25 fotos icónicas que dejaron su huella en la historia

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica