Pasar al contenido principal

Qué es el 'scalping' y cómo saber si es la estrategia de inversión que te interesa

Traders preocupados en el parqué de la bolsa de Wall Street
Reuters
  • El scalping desarrolla estrategias para operar a corto plazo en el mercado de valores siendo una variante del Day Trading. 
  • El inversor que se dedica a esta técnica busca pequeñas ganancias en muchas operaciones.
  • Los scalpers se enfrentan al trading de alta frecuencia y los sistemas algorítmicos.

La mayoría de personas se imagina a un trader de bolsa como lo dibujan las películas de Wall Street: sentado ante varias pantallas con números y gráficos con los sentidos agudizados para no dejar escapar una oportunidad de inversión.

¿Son así todos los inversores? Nada más lejos de la realidad. Sin embargo, esa imagen sí que podría describir a un day trader y a un scalper.

Se trata de dos formas de invertir muy a corto plazo. De hecho, el scalping es una variante del Day Trading también conocido como quick trading. Consiste en realizar muchas operaciones de duración muy limitada y ganancias reducidas. El tiempo en abrir y cerrar la posición en ocasiones no es mayor que unos pocos segundos.

Cómo funciona el scalping

El scalping se basa en que es más fácil detectar las pequeñas variaciones de precios que las grandes. Lo mismo ocurriría con las tendencias, a las que es más fácil subirse por breves periodos de tiempo.

El resultado de operar a tan corto plazo es que puedes conseguir ganancias significativas en muy poco tiempo, ¡pero también pérdidas! Un scalper puede ganar 500 euros en una mañana y también perder ese capital y mucho más.

Esta forma de operar en bolsa no es para todo el mundo. El scalping requiere conocimientos, un método de inversión a prueba de fuego y, quizás lo más importante, mucha sangre fría. Los scalpers tienden a ser metódicos y a tener un gran autocontrol.

Esto se traduce en una buena gestión monetaria de la cartera para no seguir invirtiendo cuando el sistema no está funcionando y en una correcta gestión de los stop-loss para abortar la operación antes de que las pérdidas de se acumulen.

No todos los scalpers operan igual. Existen diferentes estrategias y fórmulas de hacer trading. Lo más habitual es que un scalper actúe como un market-maker, que se dedica a asegurar la liquidez en el mercado. En este caso las ganancias no provienen de la diferencia entre el precio de compra y de venta, sino de las bonificaciones o rebates que reciben a ejecutar sus órdenes limitadas de compra o venta.

Otra estrategia en mercados como el de divisas es tratar de aprovechar la horquilla de precios, comprando a precio de bid o demanda y vendiendo a precio de ask u oferta. En este caso ganarán dinero si el precio no se mueve y hay otro inversor interesado por operar en esa horquilla de precios. También hay scalpers que prefieren operar con algo más de margen y movimientos de mercado de varios puntos.

Dónde y cuándo realizar scalping

Esta forma de invertir en bolsa también limita el tipo de inversiones que se realizan. El scalping no opera normalmente con acciones porque ni el volumen ni la volatilidad suelen crear condiciones para esos movimientos.

Los scalpers trabajan principalmente sobre índices como el S&P 500, materias primas como el petróleo y el mercado Forex de divisas.

Para sacar más partido también suelen centrarse en las horas donde hay una combinación de volatilidad y liquidez adecuada. Esto pasa por la apertura de la sesión y el cierre en el caso de la bolsa estadounidense. Otros momentos idóneos para operar son los anuncios de determinados datos macro económicos, que tienden a ir acompañados de fuertes movimientos en el mercado.

En este sentido, las condiciones que debe reunir el mercado o el activo para que la estrategia de scalping tenga éxito son:

  • Un buen nivel de liquidez para poder abrir y cerrar operaciones sin problemas de ejecución y a los precios marcados. El mercado de Forex es uno de los que mejor cumple este requisito para hacer scalping.
  • Volatilidad controlada para que no haya enormes saltos en precio de forma demasiado rápida.
  • Horquillas de precio ajustadas. El spread de precios que se manejan tiene que ser limitado.

Qué bróker elegir para hacer scalping

El bróker con quien operes también es clave. Si no eliges bien puedes terminar ganando mucho menos de lo que deberías. En otras palabras, estarás operando para que tu bróker gane dinero en comisiones. Esto es muy habitual entre los traders novatos, y no sólo entre scalpers.

Por eso mismo debes tener en cuenta el coste de la plataforma, las comisiones de gestión y mantenimiento de cuenta y los propios cánones del mercado para cada activo con el que operes. 

A la hora de elegir bróker para hacer scalping también deberías tener en cuenta las opciones de apalancamiento que ofrecen La mayoría de plataformas de forex trabajan con márgenes amplios, lo que te permitirá ganar más en cada operación aportando menos dinero propio. La contrapartida es que las pérdidas potenciales también serán mayores. Si la gestión monetaria no es tu fuerte, deberías olvidarte del apalancamiento.

Al final, el objetivo es que el bróker no arruine el trabajo del scalper a base de comisiones.