Seat condiciona la fabricación de un eléctrico en Martorell a las ayudas del Gobierno y a que haya una fábrica de baterías cerca

Wayne Griffiths, presidente de Seat, en una imagen de archivo
Wayne Griffiths, presidente de Seat, en una imagen de archivo

Reuters/Albert Gea

  • El presidente de Seat, Wayne Griffiths, asegura que están hablando con el Gobierno sobre la fabricación de un coche eléctrico en la planta de Martorell (Barcelona).
  • No obstante, vincula este nuevo modelo al apoyo del ejecutivo español en ayudas a la compra, desarrollo de la infraestructura de carga, y que haya una planta de baterías cerca de la planta barcelonesa.
  • La fábrica de Nissan en Barcelona, que la marca japonesa dejará en diciembre de 2021, podría ser el lugar indicado, al que ya se vinculó hace meses a fabricantes de baterías como LG Chem o Schneider Electric.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Seat ve más cerca la fabricación de un coche eléctrico en su planta de Martorell (Barcelona), pero la condiciona a contar con apoyo del Gobierno. Entre sus demandas están que el ejecutivo español "empuje" la transición a los eléctricos con ayudas a la compra e impulsando la infraestructura de recarga, pero sobre todo a la puesta en marcha de una planta de baterías "cerca" de Martorell, según aseguró este lunes el presidente de Seat, Wayne Griffiths, en un encuentro virtual con periodistas con motivo del tercer aniversario de su marca Cupra.

"Seguimos hablando con el Gobierno de este proyecto (sobre la fabricación de un coche eléctrico en Martorell) y anunciaremos en las próximas semanas noticias de esto", comentó Griffiths en este acto, en el que no detalló qué tipo de vehículo fabricarían, aunque varios medios como La Vanguardia apuntan a que sería un eléctrico pequeño, que podría comenzarse a fabricar a partir de 2025.

Griffiths insistió en que están en conversaciones "con el Gobierno y también con la Unión Europea para acelerar la transición al vehículo eléctrico", según recoge EFE, así como recordó que España es el segundo fabricante europeo de automóviles y por ello tiene que jugar "un papel importante en la electrificación", por lo que pidió al ejecutivo español que apoye las ventas de eléctricos con ayudas a la compra y mejorando la infraestructura de recarga.

La marca de automóviles española propiedad del grupo alemán Volkswagen, cuyos mandos ya habían lamentado anteriormente el problema que suponía no contar con una fábrica de baterías en España, ve "imprescindible" que España cuente con una planta de bateríad que se sitúe "cerca" de la planta de Martorell.

El ejecutivo de Seat aseguró que tanto su marca como su matriz, Volkswagen, están "interesados en invertir en esto junto con proveedores y el Gobierno español" y afirmó que esta fábrica "no sería exclusiva para una marca o un consorcio", de manera que su producción podría ser accesible a otros fabricantes.

“Nuestro compromiso es muy importante, pero no lo podemos impulsar solos, hay que buscar alianzas”, afirmó Schneider, que adelantó que hay "varias propuestas", sin mencionar a ninguna marca.

La planta de baterías necesitará "ayuda del Gobierno y la Unión Europea", según Seat

Trabajadores en la fábrica de Seat en MartorellTrabajadores en la fábrica de Seat en Martorell
REUTERS/Albert Gea

Durante el último trimestre de 2020 se especuló con la posibilidad de que varios fabricantes de baterías estuvieran interesados en instalarse en la planta de Nissan en Barcelona, cuyo cierre está previsto para diciembre de 2021. Entre ellas se citó a la surcoreana LG Chem o la francesa Schneider Electric son las dos compañías que más posibilidades tienen, con propuestas que podrían mantener al menos 2.000 puestos de trabajo de la planta.

"Se trata de un proyecto muy grande, multisectorial, que necesita no solo de inversores como nosotros, sino también de ayuda del Gobierno y de la UE", añadió este lunes el directivo de Seat.

La marca española del grupo Volkswagen también está buscando alianzas con otras compañías, como Iberdrola en temas de recarga o Telefónica en conectividad, para los que Griffiths explicó que aspiran a contar con aportaciones de los fondos europeos, con el objetivo de "crear empleo en el escenario postcovid".

El ejecutivo presentó los planes de Cupra para este año 2021, en el que esperan "duplicar el volumen de ventas de 2020" y convertirse en un 10% del volumen total de compras de Seat, de la mano de sus modelos eléctricos e híbridos, como los Cupra León, Formentor y Ateca, la expansión a mercados internacionales como México, Israel y Turquía, y el lanzamiento del eléctrico Cupra Born, que comenzará a fabricarse en Zwickau (Alemania) en la segunda mitad de este año.

LEER TAMBIÉN: Una planta de baterías para salvar el empleo de la fábrica de Nissan en Barcelona: LG y Schneider están interesadas

LEER TAMBIÉN: El director de estrategia de Seat subraya el gran reto para el desarrollo del vehículo eléctrico: “No puede ser que en 2020 no tengamos capacidad de fabricar baterías en España”

LEER TAMBIÉN: Seat comienza a construir un laboratorio de baterías en Martorell en el que invertirá más de 7 millones de euros

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España