Seat registra perdidas por valor de 339 millones de euros a causa del coronavirus

Trabajador de la fábrica de SEAT
Reuters

Seat volvió a los números rojos tras encadenar años de récord. Asentada en los beneficios desde 2015, el impacto del coronavirus provocó que las ganancias operativas de 445 millones que había cosechado en 2019 se convirtiesen en unas pérdidas de 339 millones en 2020. Fue la única de las grandes marcas de Volkswagen AG –el conglomerado que también agrupa a Volkswagen, Audi, Skoda y Porsche— que perdió dinero.

Según hizo público el grupo alemán, la automovilística española se dejó casi de 2.300 millones de euros en ventas: cayeron desde los 11.496 millones hasta los 9.198 millones de euros. La organización obtiene la mayoría de sus ingresos de algunos de los mercados más afectados por las restricciones del coronavirus, como son Alemania, España y el Reino Unido, que sufrieron distintas restricciones a lo largo del año por el virus.

A mayor velocidad descendieron las entregas de vehículos, que fueron de 427.000 unidades, el 25,6% menos que en 2019. Seat consiguió mitigar la bajada de los ingresos gracias al crecimiento de la marca Cupra, que creció el 11,1% hasta las 27.000 unidades comercializadas.

La ministra de Industria cifra en 5.000 millones la inversión en la construcción de la primera fábrica de baterías en España

El golpe también afectó a la producción. Entre Seat y Cupra se ensamblaron 406.000 coches, el 31,3% menos. De sumarse el Audi A1, que se fabrica en la planta de Martorell (Barcelona), el dato crece hasta los 484.000 automóviles frente a los 667.000 del año anterior, un descenso del 27,4%.

Las cifras publicadas este martes por Volkswagen AG se calcularon mediante la contabilidad IFRS y no incluyen el resultado neto. El dato se dará a conocer el próximo lunes en la presentación de resultados bajo los parámetros contables españoles organizada por la propia Seat.

Seat obtiene el peor resultado del grupo

Aunque afectó a todas las grandes marcas del conglomerado, el coronavirus solo mandó a números rojos a Seat. El resto de firmas vieron desplomarse las ganancias aunque resistieron en beneficios. Volkswagen, por ejemplo, pasó de embolsarse 3.785 millones a apenas 454 millones de euros. Skoda bajó desde los 1.660 millones hasta los 756 millones.

Volkswagen sube su apuesta en movilidad eléctrica: pretende tener 6 fábricas de baterías antes de 2030 y una estará en España, Francia o Portugal

Mejor resistieron las enseñas de alta gama del grupo: Audi pasó de un beneficio de 4.509 millones a uno de 2.739 millones y Porsche apenas se dejó 190 millones en ganancias (de 4.210 millones a 4.021 millones).

La suma de divisiones provocó que Volkswagen AG cerrara el año 2020 con un beneficio neto de 8.334 millones de euros, el 37,5% menos que los 13.346 millones ganados en 2019. La facturación cayó el 11,8% hasta los 222.884 millones y el resultado operativo hasta los 9.675 millones (42,9% menos).

 

 Artículo original de Economía Digital

 

 

LEER TAMBIÉN: Seat trabaja en incorporar a sus coches funciones de conducción autónoma: "No ofreceremos coches sin volante, nuestros clientes prefieren conducir"

LEER TAMBIÉN: Carsharing, bikesharing y bus bajo demanda: así funciona la nueva movilidad en la planta de Seat en Martorell

LEER TAMBIÉN: Iberdrola, Ferrovial, Seat, Renfe y otras grandes empresas se unen para impulsar sinergias por una movilidad más sostenible

VER AHORA: XV Smart Business Meeting: el desafío de la transformación del mercado inmobiliario en la era post COVID