El sector digital resiste mejor que la economía española a la última crisis económica, según el último informe de la Fundación Telefónica

Mujer mostrando inventario en computadora portátil al gerente del almacén

Getty

La pandemia del COVID-19 y la posterior guerra de Ucrania han golpeado duramente a la economía. La digitalización ha sido clave en amortiguar este escenario, por lo menos así se desprende del último informe publicado por la Fundación Telefónica con el título Sociedad Digital en España. 

La caída del valor añadido bruto del sector digital fue notablemente menor que la del PIB durante el año de crisis de 2020: -2,4% frente a -9,8%, según recoge este documento. 

Este informe cita cifras del barómetro de AMETIC, la patronal de empresas tecnológicas, que ofrece también otras cifras comparativas, como el peso de las empresas y del empleo del sector digital sobre el total, que cifra en el 2,6% en ambos casos, y la parte del volumen de comercio electrónico nacional de la que es responsable, un 15,5%.

En este sentido, igualmente, los bienes y servicios digitales suponen un 6,1% de las importaciones, y el 3,4% de las exportaciones españolas, lo que "denota una dependencia del exterior en este campo".

El reto continúa: la pandemia, catalizador 

La pandemia ha impulsado la transición digital del país, y ha puesto en el debate público el papel de la tecnología como palanca del crecimiento económico y como herramienta para la recuperación. 

En el documento se concluye que, ya antes de la crisis, el grado de digitalización de España se encontraba en un puesto medio-alto dentro de los países europeos, y cada año que pasa mejora en términos globales, siempre teniendo en cuenta que existen todavía deficiencias estructurales en algunos aspectos concretos.

Se busca desarrollador de software o experto en ciberseguridad: DigitalES estima que hay más de 120.000 vacantes sin cubrir en el sector de las nuevas tecnologías

El Indicador de la Economía y la Sociedad Digitales, conocido como DESI, por sus siglas en inglés. Esta métrica en 2021 tiene en cuenta cuatro ámbitos: el capital humano, la conectividad, la integración de la tecnología digital y los servicios públicos digitales.

En la edición 2021 del DESI, España ocupa el noveno puesto dentro de los veintisiete estados miembros de la Unión Europea, lo que supone una mejora, pues en 2020 figuraba en el undécimo. La lista de las naciones más digitalizadas la encabezan Dinamarca, Finlandia y los Países Bajos. 

España destaca, especialmente, en los epígrafes de conectividad y de servicios públicos digitales, y presenta posibilidades de mejora en los de capital humano e integración de la tecnología digital en la empresa, especialmente en el segmento de las pymes. 

Las pequeñas empresas todavía presentan margen para mejorar su competitividad por medio del big data, la inteligencia artificial o las ventas a través del comercio electrónico. 

En el otro lado de la tabla, entre las principales debilidades de España destaca lo que el informe señala "podríamos llamar falta de talento digital".

En este sentido, lo define como "la baja cualificación de la población, la existencia de brechas digitales, una notable deficiencia en competencias en directivos, pocos estudiantes de materias STEM y la escasez de profesionales especializados en tecnología, además de unos planes de estudios poco adaptados a las necesidades de una economía digital". 

Otros artículos interesantes:

Las grandes telecos redoblan sus peticiones de flexibilizar las leyes de competencia para avanzar en la consolidación del sector y poder hacer frente a los gigantes Google, Meta o Apple

La urgencia en la tramitación de la ley de ciberseguridad 5G obliga a las telecos a acelerar su adaptación para el despliegue de sus redes

Las telecos buscan rentabilizar sus ingentes inversiones en redes, mientras sigue la guerra 'low cost' y piden cambios regulatorios para que haya fusiones en el sector

Te recomendamos