El sector de lujo se resiente de la crisis del coronavirus y coge aire en el mercado chino

Gucci

Reuters

  • La pandemia del coronavirus golpea con fuerza el sector de lujo, un efecto que se percibe en las cuentas del primer semestre de los principales grupos del sector.
  • El dueño de Louis Vuitton, LVMH ha registrado una caída de las ventas del 27%, Hermès anota un descenso en la facturación del 24%, hasta los 2.488 millones de euros y Prada presentó pérdidas.
  • Las firmas constatan la buena marcha del negocio en el mercado chino, que salió del confinamiento antes que otros países.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia del coronavirus golpea con fuerza el sector de lujo y rompe con su tendencia habitual a salir sin un rasguño de las crisis económicas. Se han juntado el hambre con las ganas de comer: por un lado las firmas han tenido que mantener sus tiendas cerradas y por otro, su tienda online todavía no funcionaba a pleno rendimiento. 

Las cuentas de las principales firmas de lujo del primer semestre del año reflejan el impacto del coronavirus. El mayor conglomerado de lujo, el dueño de Louis Vuitton, LVMH ha registrado una caída de las ventas del 27%, y se ha quedado en los 18.400 millones de euros. El beneficio de la compañía se desplomó un 84% y se situó en los 3.368 millones de euros. 

El grupo ha puesto de relieve su fuerte recuperación en China, un mercado que abrió las tiendas antes que el europeo o en Estados Unidos, donde se ha disparado el sector de lujo.

También Hermès se resiente del coronavirus pese a que el mercado chino aupa sus ventas desde marzo. La compañía cerró el semestre con una caída de la facturación del 24%, hasta los 2.488 millones de euros. El beneficio neto descendió hasta los 335 millones de euros, frente a los 754 millones del mismo periodo del año anterior. 

Leer más: Lavado de cara para el lujo tras el coronavirus: asesores personales, aforo limitado y valores sociales para atraer clientes locales y más jóvenes

El grupo asegura que, durante el segundo trimestre, hubo meses en los que los ingresos procedían sólo del canal online y que esas ventas procedían de clientes no habituales. 

Prada, por su parte, presentó cifras negativas por el impacto de la pandemia, con unas pérdidas de 180 millones de euros, y una caída en la cifra de negocio del 40%, hasta los 938 millones. No deja de llamar la atención que el 44% de las ventas procedieran de Asia.

El caso inverso, el del conglomerado de lujo Kering, con firmas como Bottega Veneta, Gucci, Brioni o Balenciaga, que vio repuntar sus ventas online un 47,2% en el primer semestre pero registró un descenso en la facturación del 29,6%, hasta los 5.378 millones de euros. 

El sector de lujo, que mueve cerca de 1,3 billones de euros al año se resiente del impacto de la pandemia y busca nuevas fórmulas para captar clientes y mitigar la crisis económica derivada del coronavirus. La consultora Bain&Co estima que el confinamiento conllevará asociado una contracción de entre el 22% y el 25% en el sector que se traducirá entre 60.000 millones de euros y 70.000 millones.  Las marcas de lujo ya rediseñan sus estrategias para captar clientes y se centran en los influencers y los vídeos en directo a través de las redes sociales.

LEER TAMBIÉN: Cuánto dinero deberías ahorrar cada mes si cobras 25.000 euros al año

LEER TAMBIÉN: Por qué puedes ser inmune al coronavirus aunque los anticuerpos desaparezcan

LEER TAMBIÉN: Esta es la clave para que bebiendo agua con limón consigas adelgazar

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Lujo
  2. Coronavirus
  3. Moda
  4. Retail
  5. Distribución
  6. Trending
  7. Top