El sector turístico exige que los ERTE se amplíen hasta verano y reclama más ayudas directas

Un trabajador de una cafetería de Barcelona coloca las mesas de la terraza

Reuters

  • El sector turístico alerta de la situación a la que pueden enfrentarse las empresas si no hay una prórroga de los ERTE de fuerza mayor, que vencen el 28 de febrero.
  • Las patronales piden que la medida se amplíe hasta verano y reclaman más ayudas directas y créditos ICO.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A finales de este mes vence la última prórroga de los ERTE de fuerza mayor, los cuales bonifican una gran parte de las cotizaciones sociales de los trabajadores con el empleo suspendido temporalmente.

Aunque en un principio pudo parecer tiempo suficiente para que la crisis provocada por la pandemia se solventara, al menos en lo que se refiere a los empleos, lo cierto es que sectores como el turístico temen la llegada de la fecha si no se toman nuevas medidas.

Viajes El Corte Inglés y Ávoris han dado la voz de alerta sobre el nuevo escenario que afrontan las empresas turísticas a partir del 28 de febrero, fecha en la que vence la última prórroga de los ERTE de fuerza mayor, que bonifican una gran parte de las cotizaciones sociales de los trabajadores con el empleo suspendido.

Viajes El Corte Inglés y Ávoris, con una plantilla de 11.000 trabajadores, han dado la voz de alerta sobre la situación a la que se enfrentan. 

Al sector turístico le faltan mujeres: solo lideran el 23% de las grandes empresas que operan en España

Como informa Cinco Días, ambos gigantes turísticos anunciaron casi a la vez la activación de mecanismos alternativos a los ERTE de fuerza mayor. 

Por un lado, Viajes El Corte Inglés, grupo que dirige Jorge Schoenenberger, arrancará la negociación simultánea de un ERTE y de un ERE. Por otro lado, el que dirige Miguel Ángel Sánchez ha convocado a los sindicatos para pactar un nuevo ERTE, pero esta vez por causas productivas y económicas.

Por su parte, el Gobierno no da señales que indiquen que existe la posibilidad de renovar los ERTE por fuerza mayor pasada esa fecha, sino que el plan es crear una nueva figura dentro de la reforma laboral que ofrecerá cobertura a las empresas afectadas por la pandemia. 

Para que acabe sucediendo, el decreto deberá ser convalidado y desarrollado en un reglamento, un proceso que podría alargarse más allá de febrero y dejando desamparadas a las empresas del sector que no sabrían cuál es el siguiente paso a dar.

Desde la patronal de Hostelería de España –que representa a 270.000 establecimientos, restaurantes o cafeterías– reclaman que se amplíen los ERTE de fuerza mayor hasta junio o, al menos, renovarlos mes a mes hasta que el otro sistema esté totalmente implantado.

A finales de 2021 había en España 102.548 trabajadores con el empleo suspendido, de los que más de la mitad (56.729) correspondían a actividades turísticas y, de estos, 20.242 de­sempeñaban su trabajo en bares, restaurantes y cafeterías.

En la misma línea, la patronal Exceltur considera que este tipo de ERTE no puede acabar el 28 de febrero y que debería haber más ayudas.

Su vicepresidente ejecutivo, José Luis Zoreda, pide que se alarguen hasta que comience la temporada estival, además de más crédito ICO y ayudas a fondo perdido "para aguantar lo que dure la crisis”.

La misma defensa de prórroga hace la Confederación de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), que representa a 15.000 alojamientos. Pese a ello, consideran que no todas las empresas partían de la misma situación.

Tampoco se queda atrás el sector aéreo, que desde la Asociación de Líneas Aéreas también reclama que los ERTE de fuerza mayor –situación en la que se encuentran 3.500 trabajadores– se prolonguen al menos hasta el inicio de la Semana Santa para poder adaptarse a la evolución de la demanda.

Otros artículos interesantes:

'Las Kellys' lanzarán su propia plataforma de reservas al estilo de Booking en 2022: continúa la pugna contra la externalización en los hoteles

Las 6 características que tienen en común las mujeres al mando de las grandes empresas turísticas en España

Los hoteleros alertan de una estampida de propietarios convencionales a pisos turísticos para escapar al control de precios del alquiler

Te recomendamos