Un segundo asteroide impactó en la Tierra después del que condenó a los dinosaurios, el último clavo en el ataúd de la extinción masiva

Representación artística del momento en el que el asteroide Chicxulub impactó contra el México actual, hace 66 millones de años.
Representación artística del momento en el que el asteroide Chicxulub impactó contra el México actual, hace 66 millones de años.

Chase Stone

  • Una roca espacial golpeó México hace 66 millones de años, causando una extinción masiva que condenó a los dinosaurios.
  • Un estudio sugiere que otro asteroide golpeó Ucrania 650.000 años después del evento, causando un calentamiento del clima. 
  • Los impactos consecutivos de ambas rocas habrían retrasado la recuperación de la Tierra de la extinción masiva.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Hace unos 66 millones de años, la Tierra recibió un doble golpe por parte de sendos asteroides espaciales, según un nuevo estudio.

El primero fue una roca espacial de casi 10 kilómetros de extensión que impactó con el México actual. El objeto, conocido como Chicxulub, contribuyó a la desaparición de los dinosaurios, junto con el 50% al 75% de la vida existente en la Tierra.

El siguiente llegó 650.000 años después: se trataba del conocido como Boltysh, de algo más de 1,5 kilómetros. Esta roca espacial excavó un cráter de 24 kilómetros en una región que ahora es el centro de Ucrania.

Aunque hasta hace poco la comunidad científica tenía la hipótesis de que tanto Boltysh como Chicxulub contribuyeron a la extinción masiva que condenó a los dinosaurios, el nuevo estudio publicado el viernes en la revista Science Advances, estima que Boltysh probablemente impactó en la Tierra mucho después de que los últimos dinosaurios víctimas de la extinción murieran.

"Creo que la extinción ya estaba hecha" cuando Boltysh cayó, dijo a Insider Annemarie Pickersgill, investigadora de la Universidad de Glasgow, especializada en impactos de meteoritos y coautora del nuevo estudio.

Pese a que es poco probable que Boltysh haya exacerbado la extinción, Pickersgill dijo que el segundo impacto pudo haber retrasado la recuperación de la Tierra después del catastrófico evento.

Analizando rocas que se derritieron durante el impacto de Boltysh

Los científicos descubrieron el impacto de Boltysh en 2002, y un estudio inicial publicado en GeoScienceWorld sugirió que el asteroide había impactado en nuestro planeta entre 2000 y 5000 años antes que Chicxulub.

"Me sorprendió descubrir que la edad de Boltysh era posterior a Chicxulub", dijo Pickersgill. Su equipo tenía la intención de fechar el cráter con más precisión, pero no esperaba que sus hallazgos cambiaran los estudios previos.

Los científicos analizaron primero dos muestras de las profundidades del cráter, situadas a más de 500 metros bajo tierra. El calor del impacto del asteroide había derretido las rocas, por lo que su datación permitió a Pickersgill reconstruir el momento de la caída de Boltysh.

A continuación, los investigadores se centraron en analizar muestras de una capa de sedimento en Montana que coincidió con el impacto de Chicxulub. Usando la datación radiométrica, una técnica que determina cuánto tiempo tarda en descomponerse el material radiactivo en las rocas, el equipo determinó que las rocas de Boltysh se derritieron unos 650.000 años después del impacto de Chicxulub. 

Boltysh habría contribuido a un período de calentamiento global

Pintura que muestra un asteroide chocando contra mares poco profundos de la Península De Yucatán, al sureste de México. Las secuelas de la colisión de asteroides hace 65 millones de años habrían causado la extinción de dinosaurios y otras especies.
Pintura que muestra un asteroide chocando contra mares poco profundos de la Península De Yucatán, al sureste de México. Las secuelas de la colisión de asteroides hace 65 millones de años habrían causado la extinción de dinosaurios y otras especies.

Donald Davis/NASA

Al actualizar la edad del cráter Boltysh, los autores del estudio descubrieron que coincide con un período de calentamiento global intenso conocido como hipertermia C29 inferior.

Durante un evento hipertermal, que puede durar hasta 40.000 años, las temperaturas globales promedio pueden aumentar en 5,4 grados Fahrenheit (3 grados Celsius).

Por el momento, el equipo de Pickersgill todaví no ha determinado si el asteroide fue el causante de la hipertermia, pero señala que existen evidencias de que Chicxulub primero enfrió el clima de la Tierra y luego lo calentó.

Al impactar contra el planeta, la roca espacial que acabó con los dinosaurios levantó a la atmósfera terrestre una nube de polvo, azufre y dióxido de carbono. Esa neblina gaseosa bloqueó el sol durante un par de décadas, enfriando la Tierra, según sugiere un estudio de la Universidad de Austin (Texas). 

Durante esas pocas décadas, la mayoría de las especies terrestres y marinas de la Tierra se extinguieron.

Finalmente, la nube de Chicxulub se disipó y el azufre y el carbono restantes en la atmósfera, que atrapan el calor en la superficie de la Tierra, comenzaron a calentar el planeta.

El impacto de Boltysh habría liderado gases adicionales y exacerbado ese fenómeno de calentamiento global, que pudo dificultar la recuperación de las especies terrestres tras la extinción masiva.

La investigación sugiere que se necesitaron 9 millones de años para que la cantidad de especies diferentes en América del Norte volviera a los niveles anteriores al impacto del asteroide Chicxulub, según muestra Nature

Otros artículos interesantes:

Así es 'Ophiojura', el espeluznante primo lejano de las estrellas de mar que es "todo dientes" y cuyo linaje se remonta a la época de los dinosaurios

Alerta de los científicos: necesitaríamos entre 5 y 10 años de antelación para poder detener un asteroide asesino en dirección a la Tierra

El auténtico Tiranosaurio Rex no se parecía en nada al de Parque Jurásico: 13 descubrimientos científicos que van a cambiar la imagen que tienes del "rey de los dinosaurios"