Pasar al contenido principal

Estos son los seguros que toda pyme debería tener contratados

Los riesgos empresariales
Gettyimages
  • Los seguros de Responsabilidad Civil y de Accidentes Laborales pueden ser obligatorios.
  • Los comercios pueden contratar seguros de Transporte y comercio exterior.

Emprender ya es de por sí una actividad de riesgo, como para convertirla también en un peligro. Para evitarlo existen los seguros para empresas. Contar con las pólizas adecuadas puede evitarle muchos problemas a una pyme.

Tanto es así que algunos seguros para pymes son incluso obligatorios. Los dos mejores ejemplos son los seguros de Responsabilidad Civil o RC y el seguro de Accidentes Laborales.

La principal razón por la que una pyme evita contratar un seguro es el precio. Muchas empresas ven los seguros como un gasto adicional más que como una protección complementaria a sus negocios. El primer paso para evitar este error es tener claros qué seguros necesitas para tu pyme, cuáles son obligatorios y cuáles de los opcionales pueden ser importantes.

Seguros obligatorios para las pyme

Ningún seguro es universalmente preceptivo para la pyme, pero hay algunos que pueden serlo en función de la actividad de la empresa o de sus dimensiones.

El seguro de Responsabilidad Civil

Este tipo de pólizas se encargan de proteger al autónomo y la empresa frente a los daños que el negocio pueda ocasionar a terceras personas.

Un seguro de RC protegerá a una tienda si un cliente tropieza porque hay una baldosa en mal estado o a una empresa que se dedique a organizar eventos si se cae un stand y alguien sale dañado.

Existen varios tipos de seguros de RC dependiendo de su objetivo. Así se puede distinguir entre RC para profesionales con coberturas de defensa jurídica ante posibles demandas, seguros de RC para autónomos o seguros de RC para administradores y directivos. Este tipo de póliza protege a administradores y gerentes frente a la toma de decisiones estratégicas que afectan a la compañía. En otras palabras, si una mala decisión deriva en demandas, la póliza hará frente a las indemnizaciones.

Dependiendo de la actividad también hay seguros de RC medioambiental y por contaminación.

Seguro de Accidentes laborales

Si la pyme tiene trabajadores a cargo, necesitará un seguro de accidentes laborales. El convenio del sector será el que regule si esta protección es o no obligatoria e incluso las coberturas concretas y cantidades de indemnización.

El precio de estos seguros dependerá del número de trabajadores y de la actividad laboral. Cuanto más peligrosa, mayor será el coste de la póliza.

Seguros para vehículos

Todos los vehículos a motor en España deben contar con un seguro de responsabilidad civil obligatoria y los de empresa no son una excepción. Es lo que se conoce como el seguro básico a terceros que servirá para cubrir los daños que puedas causar con el coche a terceras personas.

Seguros opcionales para la pyme

Hay muchos otros seguros para pymes y autónomos que no son obligatorios pero que sí pueden ser interesantes. Y es que la obligatoriedad no debe ser la única razón para contratar una póliza.

Estos son algunos ejemplos de seguros que pueden sacar a la pyme de un apuro:

  • Seguro multi-riesgo para locales. Funcionan de forma muy parecida a un seguro de hogar y cubren los daños que pueda sufrir la oficina. Si cuentas con una fábrica pueden incluso cubrir la maquinaria.

  • Seguro para el comercio exterior. En un mundo globalizado, este tipo de pólizas son imprescindibles. Van más allá del clásico seguro de transporte de mercancías y pueden incluir garantías de pago.

  • Seguro de caución y seguro de crédito. Son dos caras de una misma moneda. El primero sirve para proteger a la empresa ante el impago de un deudor y el segundo actúa como obligación, de manera que garantiza a los acreedores el pago de la deuda.

  • Seguro de salud. Más que para la empresa, esta póliza está pensada para los empleados o para profesionales autónomos. Para los empleados, formaría parte del salario en especie, mientras que para el profesional sería un añadido a los servicios que ofrece la Seguridad Social.

  • Seguro de incapacidad y baja laboral. Este tipo de pólizas están especialmente pensadas para autónomos u profesionales. Su objetivo es indemnizar al trabajador durante el tiempo que no pueda desarrollar su actividad. A estos se añaden los seguros por incapacidad laboral e incluso los que incluyen indemnizaciones por hospitalización.

  • Seguro de viaje. Si tus empleados viajan a menudo, esta cobertura servirá para que estén protegidos en cualquier lugar. Además, también puede servir para recuperar el dinero de los billetes de avión u hoteles contratados cuando no puedan viajar.

  • Seguro de transporte de mercancías. Este tipo de seguros son imprescindibles cuanto una parte esencial del negocio incluya el transporte. Su objetivo es el de asegurar la mercancía que transportas.

  • Seguros de ahorro. En este caso no hablamos ya de protección, sino de ahorro. Este tipo de seguros de ahorro colectivos ayudarán a tus empleados a ahorrar para la jubilación y otras contingencias.

Todos estos seguros pueden ser interesantes dependiendo de cómo sea tu negocio. La clave es entender la función de estas pólizas, su papel como gasto deducible y el valor que aportan ante imprevistos.

Y además