Pasar al contenido principal

Noruega es el paraíso del coche eléctrico: seis de cada diez nuevos vehículos vendidos en el país nórdico ya no usan combustibles fósiles

Familia cargando un coche eléctrico
Gettyimages
  • Casi el 60% de los nuevos coches comercializados durante el último mes en Noruega eran totalmente eléctricos.
  • Se trata del primer país del mundo en anotar un porcentaje semejante.
  • El objetivo de las autoridades nórdicas es que el 50% de los vehículos vendidos este 2019 sean eléctricos. El pasado año, este porcentaje fue del 31,2%, muy por encima del 20,8% del año anterior y del resto de países del mundo.

Noruega sigue consolidándose como el mercado más vibrante para la movilidad eléctrica. No en vano, el país nórdico se ha convertido en un referente en la adopción del vehículo eléctrico, liderando habitualmente tanto los rankings de ventas de estos modelos como las tasas de coches sin motor de combustión por habitante.

Y en esta línea, no debería sorprendernos el nuevo hito que los antiguos vikingos han conseguido en marzo: casi el 60% de los nuevos coches comercializados durante el último mes eran totalmente eléctricos. Se trata del primer país del mundo en anotar un porcentaje semejante y todo un hito para la industria automotriz, impulsado por las exenciones de impuestos y peajes o el uso preferente de carriles especiales.

Así lo ha confirmado la Federación Noruega de Carreteras (NRF), la cual ha recordado el reto mayúsculo que esta nación se ha planteado para 2025, acabando ese curso con las ventas de cualquier coche movido con combustibles fósiles. Irónicamente, Noruega es uno de los principales productores de petróleo a escala mundial, si bien también es conocida por su uso de energías renovables (principalmente hidroeléctrica) desde hace décadas.

Leer más: El coche eléctrico en Europa: estos son los países que mejor y peor lo están haciendo

Este hito de marzo es puntual (debido al aumento de entregas del Tesla Model 3 y la llegada de vehículos e-Tron de Audi), pero las autoridades noruegas esperan cerrar el año por encima del 50% de coches eléctricos respecto al total de vehículos comercializados. En 2018, este porcentaje se quedó en el 31,2%, muy por encima del 20,8% del curso anterior y, por supuesto, a años luz de las tasas residuales del resto de países europeos.

Si nos atenemos a las cifras de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés), que incluye tanto eléctricos como híbridos enchufables, Noruega ya vendía un 39% de vehículos limpios sobre el total en 2017, muy por delante de Islandia (12%) y Suecia (6%). Y ya ni hablemos, como recoge Reuters, de otros países como China (2,2%) o Estados Unidos (1,2%).

Te puede interesar