Pasar al contenido principal

Las llamas en la selva del Amazonas son tan grandes que se pueden ver desde el espacio: este mapa muestra el alarmante tamaño de los incendios

Una imagen por satélite de la NASA de los incendios en todo Brasil y la cuenca del Amazonas del 21 de agosto de 2019
Una imagen por satélite de la NASA de los incendios en todo Brasil y la cuenca del Amazonas del 21 de agosto de 2019 Maxar Technologies
  • El "pulmón del planeta" está ardiendo a un ritmo récord: la Amazonia brasileña ha experimentado más de 74.000 incendios este año, mientras que el total del año pasado fue de alrededor de 40.000.
  • Alrededor de 10.000 de los incendios de 2019 han comenzado en las últimas semanas.
  • Algunos de estos incendios han sido provocados por personas que pretenden utilizar tierras de la zona para fines industriales o agrícolas.
  • Una vez comienzan los incendios, las altas temperaturas y la baja humedad en la zona debido al cambio climático permiten que las llamas se propaguen rápidamente.
  • Estas imágenes tomadas por satélite, junto con un mapa de los incendios, muestran la escala de la zona quemada.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En las últimas semanas han surgido miles de incendios en el Amazonas, arrasando la flora tropical, los árboles y la fauna que alberga la selva, uno de los mayores pulmones del planeta.

Desde el 15 de agosto, se han declarado más de 9.500 incendios a lo largo de todo Brasil, principalmente en la cuenca del Amazonas. Las llamas  —y las asfixiantes nubes de humo que generan— son visibles incluso desde el espacio. La imagen de satélite de la NASA que puedes ver arriba muestra cómo de lejos ha logrado el humo desplazarse por el continente.

Global Forest Watch, una organización financiada por el Instituto de Recursos Mundiales (WRI), ha monitorizado los bosques y rastreado los incendios usando información de los satélites, informando de más de 109.000 alertas de incendios en Brasil entre el 13 de agosto y el día de ayer.

Todos esos fuegos aparecen en este mapa:

A map showing every fire that's started across Brazil since August 13, 2019.
Un mapa muestra cada incendio comenzado en Brasil desde el pasado 13 de agosto de 2019. Courtesy of Global Forest Watch

Leer más: Qué puedes hacer para ayudar a salvar el Amazonas, en grave peligro por los incendios

Un año récord de incendios en Brasil

El año 2019 ya tiene el mayor número de incendios registrados en Brasil desde que los expertos comenzaron a realizar controles en 2013, y aún faltan cuatro meses para que finalice el año.

Por el momento, los científicos han registrado más de 74.000 incendios en Brasil en este 2019. Eso es casi el doble de los cerca de 40.000 incendios que hubo en 2018. Este aumento marca un 83% de incremento en incendios forestales respecto del mismo periodo de 2018, según recoge el Instituto de Investigación Espacial de Brasil.

El estado más grande de Brasil, Amazonas, declaró de hecho el estado de emergencia este lunes.

A satellite images capture of three fires burning in the Amazon southwest of Port Velho, Brazil on August 15, 2019.
Captura de imágenes satelitales de tres incendios en el Amazonas al suroeste de Port Velho, Brasil, el 15 de agosto de 2019. Maxar Technologies

Las columnas de humo de las llamas en el Amazonas se han extendido por todo la región hasta los estados cercanos de Pará y Mato Grosso, e incluso han borrado el sol en São Paulo — a más de 3.000 kilómetros.

En total, las llamas han creado una capa de humo de unos 3 millones de kilómetros cuadrados de ancho. Esta imagen del satélite Copérnico de la Unión Europea muestra cómo el humo surca de norte a sur a través de Brasil.

Imagery from European Union satellites shows smoke from fires in the Amazon rainforest stretching across Brazil and into other countries.
Las imágenes de los satélites de la Unión Europea muestran el humo de los incendios en la selva amazónica extendiéndose a través de Brasil y a otros países. European Centre for Medium-Range Weather Forecasts

La deforestación podría significar un desastre para la selva tropical más grande del mundo

Esta semana de incendios llega justo después de otro hito preocupante para la selva tropical más grande del mundo. El mes de julio estableció un nuevo récord de deforestación en la Amazonia en un solo mes, según The Guardian. El Amazonas se redujo en 1.345 kilómetros cuadrados. Esa es un área aproximadamente 23 veces más grande que Manhattan.

La información de los satélites brasileños indica que una extensión cercana a tres campos de fútbol de árboles amazónicos cayó cada minuto durante el mes pasado.

A satellite image from the National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) shows parts of the western Amazon rainforest on fire, August 12, 2019.
Una imagen de satélite de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) muestra partes de la selva tropical del Amazonas occidental en llamas, el 12 de agosto de 2019 NOAA

La deforestación está directamente relacionada con los incendios en la Amazonía, ya que los agricultores a veces incendian el bosque para dejar espacio para pastos de ganado y campos de cultivo. Estos incendios intencionados pueden descontrolarse fácilmente.

Las condiciones más cálidas debido al cambio climático pueden permitir que las llamas que surgen durante la estación seca del Amazonas crezcan más de lo esperado. El calentamiento global también aumenta la probabilidad y la frecuencia de incendios forestales en todo el mundo.

Esta imagen por satélite de Maxar Technologies del 15 de agosto de 2019 muestra una vista detallada de un incendio al suroeste de Porto Velho, Brasil.
Esta imagen por satélite de Maxar Technologies del 15 de agosto de 2019 muestra una vista detallada de un incendio al suroeste de Porto Velho, Brasil. Maxar Technologies/AP

En los últimos 50 años, aproximadamente el 20% de la Amazonia  —más de 775.000 kilómetros cuadrados— se ha reducido en Brasil, según Intercept.

Si otro 20% de la Amazonía desapareciera, eso podría desencadenar un bucle letal en el que la selva se acabe convirtiendo en una especie de sabana africana.

En esa situación, los árboles tropicales  —y la fauna que sustentan — desaparecerían, liberando hasta 140.000 millones de toneladas de carbono almacenado en la atmósfera y causando un aumento en las ya elevadas temperaturas globales.

Una vez que comience la muerte, la Amazonía estaría "fuera del alcance de cualquier intervención o arrepentimiento humano posterior", concluye Intercept.

Y además