6 señales de que no has dormido profundamente durante la noche, aunque hayas dormido 8 horas

dormir, sueño, cama, familia

El sueño profundo es el sueño reparador que te permite levantarte al día siguiente como nuevo. No dormir lo suficiente tiene consecuencias directas en tu salud: quizá más de las que piensas, pues tu cuerpo hace un buen número de cosas increíbles mientras estás durmiendo.

Sin embargo, que te quedes dormido o incluso que llegues a "descansar" las 8 horas recomendadas no garantiza que lo estés consiguiendo. Desde que cierras los ojos hasta que los vuelves a abrir por la mañana, tu cuerpo pasa por varias fases del sueño. 

Y puede que estés dormido, pero no descanses el tiempo que deberías.

Como explica la Fundación Estadounidense del Sueño, una vez que te quedas dormido, tu cuerpo pasa por 3 fases de sueño de movimiento ocular no rápido (NREM, por sus siglas en inglés) seguidas de una etapa de sueño de movimiento ocular rápido (REM). Por lo general, toma entre 90 y 120 minutos pasar por las 4 fases, tras lo cual el ciclo comienza nuevamente. 

Los adultos suelen tener de 4 a 6 ciclos de este tipo por noche. En la primera mitad de la noche pasas más tiempo en el sueño NREM. Sin embargo, a medida que avanza la noche, pasas más y más tiempo en el sueño REM.

Qué es el sueño profundo

El sueño profundo, también llamado sueño de ondas lentas, ocurre en la tercera etapa del sueño sin movimientos oculares rápidos (NREM, por sus siglas en inglés). Aquí la actividad eléctrica en el cerebro aparece en ondas largas y lentas denominadas ondas deltaindicativas de un sueño profundo y sin sueños.

Por lo general, se suele entrar en este sueño profundo dentro de la hora posterior a quedarse dormido y experimentando períodos progresivamente más cortos a medida que avanza la noche, explica la fundación.

8 cosas sorprendentes que tu cuerpo hace mientras duermes

Durante esta etapa, la respiración y el ritmo cardíaco son más lentos y los músculos están relajados, es más difícil que te despiertes y si lo haces estarás aturdido. Es el momento en el que se reparan músculos y tejidos, se estimula el crecimiento, se consolida la memoria y se eliminan las toxinas del cerebro.

¿Cuánto sueño profundo necesitas?

Para calcular la cantidad de sueño profundo que necesitas debes determinar la cantidad de sueño que requieres en general

Los adultos deben aspirar a dormir de 7 a 9 horas cada noche. Entre el 13 % y el 23 % de ese tiempo se debe pasar en sueño profundo. Si duermes 8 horas cada noche, entonces pasas aproximadamente de 63 a 110 minutos cada noche en un sueño profundo.

Tu cuerpo se encarga de autorregular la cantidad de sueño profundo. Por ejemplo, es posible que pase más tiempo en estas etapas si estás recuperando horas de sueño.

Por el contrario, la luz de las pantallas, el alcohol, la cafeína, el calor o tu compañero de cama podrían estar evitando que duermas profundamente, enumera el doctor Michael J. Breus, conocido como el Doctor del Sueño en Bustle.

Signos que revelan que no estás consiguiendo el sueño profundo que tu cuerpo necesita

sueño, cansancio, reunión aburrimiento

Te levantas ya cansado

"Esta es la etapa de restauración física del sueño", subraya Breus. "Cuando tienes suficiente delta o sueño profundo, te despiertas renovado y listo para enfrentar el día". 

Si a pesar de dormir las horas adecuadas te despiertas agotado y con ganas de volver a la cama es posible que no estés logrando el descanso reparador que necesitas.

Te cuesta memorizar o recordar información

Varios estudios han demostrado que los adultos con problemas de sueño tienen más dificultad recordando palabras y demostrando habilidades que hayan aprendido de forma reciente.

Debido a que el sueño profundo es parte del proceso de formación de la memoria, es posible no obtener lo necesario conlleve dificultades para consolidar los recuerdos. Incluso después de una noche de sueño insuficiente.

Es como si la bandeja de entrada de la memoria en el cerebro se apagase y no pudiese memorizar nuevas experiencias, por lo que la información nueva rebota y se pierde, y terminas sintiéndote como si estuvieras amnésico, explica Matthew Walker, profesor de neurociencia y psicología en la Universidad de California, a Business Insider.

Tienes problemas de atención

Erin Stokes, directora médica de MegaFood explica en Bustle que "la confusión mental y la incapacidad para concentrarse pueden ser señales de que no está durmiendo profundamente por la noche". 

"Las tareas delicadas que requieren atención parecen ser particularmente sensibles a la falta de sueño" apuntan en esta línea los investigadores en un estudio de 2001.

Estás inaguantable

Otra señal común es notar que cada vez tienes la "mecha más corta".  Si te sientes inusualmente irritable, podría significar que necesitas dormir mejor. Intenta dormir con tu teléfono en otra habitación.

"El sueño ayuda a regular muchos neurotransmisores en nuestro cuerpo, como la norepinefrina, la serotonina y la dopamina. Tener cantidades saludables de sueño mantiene los niveles de estos neurotransmisores estables, nos mantiene alerta y previene los trastornos del estado de ánimo", contó a Business InsiderTerry Cralle, educador clínico del sueño.

 

Tienes antojos muy calóricos

Diversas investigaciones han vinculado dormir poco con una mayor atracción hacia la comida basura.

Una revisión de estudios del King's College London concluyó que los pacientes con carencia de sueños analizados ingerían de media 385 calorías extra al día, en relación con quienes dormían más horas.

Se cree que la falta de sueño de ondas lentas, en particular, parece contribuir a la resistencia a la insulina y al desarrollo de diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón.

Te pones enfermo con frecuencia

A nivel físico, la falta de sueño profundo puede disminuir su respuesta inmunitaria a las vacunas y puede hacerte más vulnerable a las infecciones. 

Una sola noche de 4-5 horas de sueño implica la reducción en un 70% de las células inmunes críticas que combaten ciertos tipos de cáncer.

Durante el sueño profundo, los productos de desecho potencialmente dañinos se eliminan del cerebro. Como resultado, las interrupciones en el descaso podrían impulsar a la larga el avance de enfermedades neurológicas como el Alzheimer.

El sueño profundo es esencial para tu salud, así que asegúrate de conseguir lo necesario. Valora cómo te encuentras física y mentalmente a la mañana siguiente. Si notas estos problemas a pesar de dormir lo suficiente, podría ser conveniente consultar con un especialista.

Otros artículos interesantes:

Cómo calcular la mejor hora para irte a dormir y descansar más y mejor

Los empleados que tienen la semana laboral de 4 días utilizan su día libre para recuperar horas de sueño

Un estudio identifica las horas que deberías dormir para reducir el riesgo de Alzheimer

Te recomendamos