Objetos desconocidos en el corazón de la Vía Láctea emiten señales de radio y luego desaparecen misteriosamente

El radiotelescopio del Observatorio de Parkes al atardecer cerca de la ciudad de Parkes, Australia, el 15 de julio de 2019.
El radiotelescopio del Observatorio de Parkes al atardecer cerca de la ciudad de Parkes, Australia, el 15 de julio de 2019.

Stefica Nicol Bikes/Reuters

  • Unas misteriosas ondas de radio procedentes del centro de la galaxia tienen desconcertados a los astrónomos.
  • Cuatro objetos han emitido brevemente señales de radio que no se parecen a ningún tipo de estrella conocida hasta ahora.
  • Los científicos creen que cada una de las cuatro señales podría proceder de un nuevo tipo de objeto desconocido por la astronomía.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ziteng Wang ha encontrado una aguja en el infinito pajar galáctico.

Wang, estudiante de doctorado en Física de la Universidad de Sídney, en Australia, estaba examinando los datos del radiotelescopio ASKAP a finales de 2020. Su equipo de investigación había detectado 2 millones de objetos con el telescopio y estaba clasificando cada uno de ellos.

El ordenador identificó la mayoría de ellos, estrellas, así como la fase de vida o muerte en que se encontraban. 

Por ejemplo, detectó signos reveladores de un púlsar (una estrella muerta que gira rápidamente) o de una explosión de supernova. Pero un objeto situado en el centro de nuestra Vía Láctea dejó perplejos al ordenador y a los investigadores.

El objeto emitió potentes ondas de radio a lo largo de 2020: 6 señales en 9 meses. Su patrón irregular y sus emisiones de radio polarizadas no se parecían a nada que los investigadores hubieran visto antes.

Más extraño aún, no pudieron encontrar el objeto en rayos X, luz visible o infrarroja. También terminaron perdiendo la señal de radio a pesar de escucharla durante meses con 2 radiotelescopios diferentes.

Una científica sudafricana arroja luz sobre el misterio del COVID persistente, que ya afecta a 100 millones de personas

Reapareció de repente, aproximadamente un año después de que lo detectaran por primera vez, pero al cabo de un día volvió a desaparecer.

"Por desgracia, no sabemos muy bien qué es lo que se comporta así", cuenta a Business Insider Tara Murphy, profesora de la Universidad de Sídney que dirigió el equipo de investigación de Wang.

Cada vez estaba más claro que no se trataba de una estrella muerta cualquiera, como los otros 2 millones de objetos de su estudio.

"Fue entonces cuando empezamos a entusiasmarnos", explica Murphy.

El equipo envió sus datos a otros radioastrónomos pidiéndoles teorías. Poco a poco, confirmaron que nadie había detectado nada parecido antes.

La conclusión de los investigadores es que el descubrimiento podría pertenecer a una oscura categoría de misteriosas señales procedentes del núcleo de la Vía Láctea conocidas como "transitorios de radio del centro galáctico" (GCRT, por sus siglas en inglés). Antes del descubrimiento de Wang, solo se habían identificado 3 objetos de este tipo.

El nombre GCRT es una "ayuda", dice Murphy, "mientras tratamos de averiguar qué son".

Murphy está "100% seguro" de que las señales no provienen de extraterrestres, pues las señales tecnológicas cubrirían un rango de frecuencias mucho más estrecho de forma parecida a como lo hacen las radios de transmisión de los seres humanos.

Los cambios que las variantes han provocado al COVID-19: estos son los 5 principales síntomas del virus original, delta y ómicron

Los GCRT son un misterio desde hace décadas. Nadie sabe qué tipo de estrella podría emitir esas señales únicas, y cada GCRT es diferente, lo que lleva a los investigadores a creer que las 4 señales no proceden del mismo tipo de objeto.

Cualquier nuevo descubrimiento "se suma al conjunto de conocimientos que, o bien consolida lo que ya sabemos, o bien lo amplía, o bien podría conducir a nuevos conocimientos revolucionarios", explica a Business Insider Scott Hyman. 

Este experto dirigió los esfuerzos de investigación que descubrieron los tres GCRT anteriores. "No sabemos si estos objetos entran en esas categorías. No sabemos lo suficiente sobre ellos".

En una década de búsqueda sólo se han encontrado 3 GCRTs

Los telescopios comenzaron a observar el centro de la Vía Láctea en bajas frecuencias de radio en la década de 1990. 

Pero no fue hasta principios de la década de 2000, cuando el equipo de investigación de Hyman estaba estudiando los archivos de datos de dicho radiotelescopio de baja frecuencia, que descubrieron una extraña señal que se proyectaba brevemente desde el centro galáctico.

La señal se hizo más fuerte y luego se desvaneció en el transcurso de unos meses. A diferencia de otras señales de radio transitorias, no había rastro de ella en las observaciones de rayos X.

Hyman y sus colegas habían descubierto la primera GCRT. Al cabo de tres años, el equipo encontró otra a la que apodaron El reventador por las potentes ráfagas de radio que enviaba cada 77 horas antes de desaparecer.

Se trataba de señales extremadamente "brillantes", es decir, que emitían potentes ondas de radio. Hyman pensó que encontrarían muchos más GCRTs si seguían buscando, incluyendo las más tenues o más débiles.

El ARN mensajero podría curar la fibrosis de órganos como corazón, riñones o hígado, tal y como anticipa un exitoso estudio en ratones

"Pensamos que habíamos visto solo la punta de un iceberg", dice Hyman, que hoy está jubilado después de trabajar como profesor de Física e investigador en el Sweet Briar College. "Esperábamos que, dado que el primero fue tan fácil de encontrar, encontraríamos más. Pero creo que solo tuvimos suerte".

En unos 10 años de búsqueda, solo encontraron un GCRT más. También estaba oculto en los datos de archivo. Volvieron a estudiar los cielos con los radiotelescopios Very Large Array, pero ninguna de sus señales volvió a aparecer.

Puede que Wang y Murphy hayan encontrado por fin otro GCRT, pero su descubrimiento no arroja mucha luz sobre lo que podrían ser estos misteriosos objetos.

Los astrónomos solo tendrán teorías "insatisfactorias" hasta que descubran más GCRTs

Los investigadores tienen teorías sobre los GCRT, pero "ninguna de ellas es muy satisfactoria", cuenta Murphy.

Los GCRT podrían ser estrellas de neutrones o púlsares que orbitan entre sí en conjuntos de 2 o 3, de modo que la señal de radio de una estrella es eclipsada a intervalos irregulares por otras. 

También podrían ser púlsares que se están muriendo (se están quedando sin energía) y que emiten jadeos de radio irregulares.

Hyman sigue pensando que hay otros GCRTs no descubiertos, algunos de ellos oscurecidos por el espeso polvo que invade el centro de la Vía Láctea.

Los nuevos observatorios vigilan el centro galáctico mejor de lo que pudo hacerlo Hyman en la década de 2000

Cada vez que el Laboratorio de Investigación Naval de EEUU publica nuevas observaciones del centro de la galaxia, él las escanea en busca de señales de GCRT. 

Estas 3 bacterias de tu intestino pueden inhibir la infección de COVID-19, según una nueva investigación

Mientras, el equipo de Murphy planea seguir escuchando el centro galáctico con ASKAP buscando simultáneamente señales de objetos misteriosos en rayos X, luz visible o infrarroja.

El Square Kilometer Array, actualmente en construcción en Australia y Sudáfrica, será mucho más capaz de encontrar GCRTs que cualquier observatorio de radio anterior, vaticina Hyman. Su finalización está prevista para 2028.

"Tengo muchas esperanzas de que podamos volver a detectar estos 3 objetos y averiguar qué son", añade Hyman. "Podrían estar al acecho en un estado muy tenue y quiescente. Podrían ser muy débiles ahora mismo y aún así detectables con un instrumento muy sensible."

Otros artículos interesantes:

Las imágenes espaciales más impresionantes de lo que llevamos de 2021 incluyen un fascinante agujero negro, una "galaxia perdida" y las increíbles corrientes en chorro de Júpiter

Los investigadores descubren por qué en esta galaxia aparece un destello de luz cada 114 días

Científicos de todo el mundo crean el mayor mapa 3D del universo con más de 4 millones de galaxias

Te recomendamos

Y además