Sepiia, la empresa española que entendió que había otra forma de entender el universo textil y creó la prenda del futuro: no se mancha, no se arruga, no huele y es sostenible

En imagen, Federico Sainz de Robles, CEO de Sepiia.
En imagen, Federico Sainz de Robles, CEO de Sepiia.

Sepiia

  • Sepiia elabora prendas con características nunca vistas en la industria textil: una ropa que no se mancha, no se arruga, y lo que es aún más importante: está diseñada para ahorrar recursos a largo plazo.
  • Solo el pasado año, la startup logró vender 40.000 prendas, lo que ha supuesto duplicar as ventas registradas el ejercicio anterior.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una camisa blanca es, a efectos prácticos, un fondo de armario, pero en Sepiia supuso el comienzo de su andadura empresarial. La prenda básica dio paso a otros colores y también a todo un abanico de productos. 

La historia de Sepiia es la de una startup que arranca en 2016, con el apoyo de Lanzadera, la aceleradora de empresas del fundador de Mercadona, Juan Roig, pero su origen viene de atrás. 

"Soy ingeniero técnico industrial y nunca llegué a entender cómo con toda la tecnología que existe y que nos rodea en nuestra vida las prendas seguían manchándose, se arrugaban, cogían olores y marcaban el sudor", comienza explicando el CEO de la empresa, Federico Sainz de Robles.

De esta forma, la compañía marcó desde sus inicios el objetivo: hacer prendas con unas características nunca antes vistas en la moda.

Esto, explicado de otra forma, significa que Sepiia basa su modelo de negocio en elaborar ropa que no se mancha; no se arruga; que no absorbe olores y lo que es aún más importante: está diseñada para ahorrar recursos a largo plazo.

De hecho, desde que empezaron, allá por 2017, han conseguido ahorrar más de 303.000 kilos de dióxido de carbono (CO2) y más 31 millones litros de agua o, lo que es lo mismo, el suficiente C02 para dar 39 vueltas al mundo en coche y llenar 13 piscinas olímpicas. 

Esta filosofía se ha materializado en varios hitos comerciales como es la venta de 40.000 prendas solo en este pasado año y en la apertura de su primer punto físico. 

Hacer moda inteligente y con conciencia: el camino a seguir

La industria de la moda es la responsable del 10% de las emisiones de carbono de la humanidad, según ha revelado un informe de la ONU. Esto implica más emisiones que los vuelos internacionales y el transporte marítimo juntos.

De seguir con esta hoja ruta, el sector de moda podría contribuir a generar el 26% de las emisiones de carbono para 2050, según apuntaba un estudio de la Fundación Ellen MacArthur.

Ante esta incontestable realidad medioambiental, Sainz de Robles tenía claro que debía existir otra forma de crear camisas, pantalones o sudaderas. Tras cursar un máster de Innovación textil y nuevos materiales, el directivo se percató de que era posible otro tipo de industria. 

"No me lo pensé 2 veces y decidí fundar una empresa donde cada una de mis prendas cumplieran las necesidades de los usuarios, que fueran prácticas, atemporales y versátiles", apunta. 

Tras varios años de investigación, el fundador se topó con Lanzadera y supo que era el sitio idóneo para empezar a desarrollar Sepiia. 

Cuando las empresas convirtieron los hogares en tiendas: por qué la normalización de las devoluciones alentada por Amazon o Inditex supone un problema económico y medioambiental sin precedentes

Durante el programa de incubación, la startup se centró en validar su idea de negocio. Antes de lanzarse a la fabricación de las prendas, quiso asegurarse con encuestas si el usuario estaba dispuesto a pagar por ellas, tal y como explica la propia aceleradora de empresas.

El resultado fue el esperado: "Los encuestados no podían resistirse a la idea de tener la primera camisa que no se manchaba, no se arrugaba y además se fabricaba respetando el medio ambiente". 

El concepto caló y lo hizo también en otras aceleradoras que también creyeron en el producto: "Ya hemos pasado por Google for Startups, Maze, y otras que nos han ayudado a llegar donde estamos hoy". 

Mismos derechos para quien fabrica que para quien viste

VIDEO

Sepiia, la ropa del futuro: no se mancha, no huele mal y respeta el medioambiente

Pero si en la ecuación de Sepiia la ciencia importa, la cercanía no se queda atrás. La empresa reparó en que podían gestar un producto disruptivo y sin salir de la península.  

De hecho, el propio germen de Sepiia ya radica en territorio nacional. Lo hace en el instituto tecnológico textil AITEX, situado en Alcoy, Alicante. Allí, comenzaron a validar la tecnología que, hoy, es el ADN del negocio.

Este primer abordaje creó precedente y la empresa produce su tejido íntegramente en España, gracias a una red de proveedores. La confección las prendas se realiza en Portugal.

El CEO sostiene que no veían "lógico" fabricar en la otra punta del planeta con la huella de carbono que conlleva el transporte de mercancías. "Tenemos muy cerca de casa a empresas que pueden ofrecerte lo mismo, pero, además, con una serie de garantías sociales y ambientales".

El sobrecoste que puede conllevar apostar por la cercanía es obvio, pero las prioridades en la empresa son otras: "Para nosotros es muy importante que las personas que fabrican nuestras prendas tengan los mismos derechos y garantías que quienes las usan". 

Una facturación que supera los objetivos

Plantilla de Sepiia.

La plantilla, formada ya por 20 personas, ha ido aumentando al ritmo que lo ha hecho la relevancia de la empresa. Sus prendas ya incluyen categorías tanto hombre como de mujer hombre, pero ambas disponen de la misma naturaleza: tonalidades atemporales y pensadas para el uso diario.

A día de hoy, Sepiia vende a través de su web a toda Europa, donde el mayor foco fuera de España está en Portugal, Italia, Alemania y Países Bajos. Sus productos también están presentes en diferentes marketplaces como Amazon, Zalando, y El Corte Inglés.

Pese a que la empresa se gestó como una marca digital, Sainz de Robles fue consciente de que al disponer de un producto tan innovador era necesario hacerlo en otros códigos. 

"Nuestros seguidores nos pedían siempre un lugar en el que poder tocar el tejido y probarse las prendas". Y bajo esta premisa, Sepiia acaba de inaugurar su primer punto físico en pleno corazón de Madrid. Lo hace en la comercial y dinámica calle de Huertas

"Nosotros hemos buscado que este espacio físico te aporte algo más: una experiencia de compra distinta en la que descubras la marca de otra manera, experimentando e incluso pudiendo ver el hilo al microscopio", comenta el fundador. 

A este empujón comercial también ha ayudado el buen año que acaban de cerrar y en el que han superado los 1,5 millones de euros, medio millón por encima de los objetivos marcados inicialmente y lo que supone duplicar las ventas registradas el ejercicio anterior.

Respecto a los movimientos que marcarán este 2022, desde la empresa explican que buscarán afianzar su posición y seguir duplicando las ventas en e-commerce así como en el canal internacional con ayuda de Marketplace.

"Se podría plantear otra apertura si la tienda funciona bien", adelantan, pero advierten que son hipótesis porque el objetivo es seguir trabajando en la misión que hicieron suya al nacer: hacer crecer el armario del futuro. 

Otros artículos interesantes:

Nude Project, la empresa gestada por dos universitarios españoles y 600 euros de inversión que ahora vende 700 sudaderas cada hora

12 artículos que estuvieron de moda en 2021 y que deberías dejar de lado en 2022, según los estilistas

Por qué Goi, el proyecto de esta 'influencer' española con 1,7 millones de seguidores, está rompiendo las reglas de la moda: el secreto de su éxito es tener poco 'stock'

Te recomendamos