Pasar al contenido principal

Sequía en Ciudad del Cabo: aleja por tercera vez el día cero

Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.
Fotografía de Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Andrea Willmore/Shutterstock
  • Ciudad del Cabo, una de las principales ciudades de la costa de Sudáfrica, atraviesa una de las peores sequías de su historia.
  • Funcionarios y otros cargos de responsabilidad del Gobierno han acordado una fecha en la que la mayoría de los grifos de la ciudad dejarán de funcionar y se decretará el racionamiento del agua para toda la población.
  • Se conoce como "día cero".
  • El día cero ha sido ha sido reprogramado por cuarta vez y ahora será el 9 de julio de 2018.

Ciudad del Cabo (Sudáfrica) ha retrasado, una vez más, la fecha en que se quedaría sin agua.

Después de tres años de sequía continua, el Gobierno ha advertido que la ciudad costera podría verse obligado a cortar el agua y cerrar la mayoría de sus grifos en 2018, una fecha conocida como el "día cero".

Ahora, el nuevo día cero para Ciudad del Cabo es el 9 de julio de 2018, según la última actualización del tablero de seguimiento elaborado por la ciudad.

La fecha del día cero se había fijado antes para el 4 de junio de 2018, por lo que la última actualización la pospone 35 días.

Durante los últimos meses, la ciudad ha pedido y animado a los habitantes de Ciudad del Cabo que redujeran de forma drástica el consumo de agua, una táctica que las autoridades locales aseguran que está empezando a funcionar.

Información de Ciudad del Cabo sobre las reservas de agua disponibles
Estado de las reservas de agua de Ciudad del Cabo a 20 de febrero de 2018. Ciudad de Ciudad del Cabo

La ciudad ha podido retrasar la fecha señalada tras organizar un gran trasvase de agua desde otras partes del país hasta el sistema de presas local, asegura a Business Insider el teniente de alcalde Alderman Ian Neilson.

No obstante, Neilson también advierte de que el día cero se podría volver a fechar en junio si la ciudad no logra reducir su consumo semanal de agua 73 millones de litros; es decir, pasar de los 523 millones de litros actuales a 450 millones de litros una vez haya terminado el trasvase de agua, fecha que Neilson no ha especificado.

La ciudad fijó en un principio el día cero el 21 de abril de 2018, lo adelantó hasta el 12 de abril y ya entonces lo retrasó primero al 11 de mayo y después al 4 de junio.

Leer más: En dos meses cuatro millones de personas se quedarán sin agua en Ciudad del Cabo y el tiempo para reaccionar se agota

Si llegara el día en cuestión, se cortará el suministro de la mayoría de los grifos de la ciudad y alrededor de 20.000 personas tendrían que hacer cola para conseguir agua dentro de un estricto sistema de racionamiento.

"Insto a los residentes de Ciudad del Cabo a que no dejen de esforzarse parar ahorrar agua", asegura en un comunicado Neilson. "No podemos permitirnos el lujo relajarnos solo porque la fecha estimada del día cero se haya retrasado porque tampoco podemos predecir con el volumen y el momento de las próximas precipitaciones".

Una foto en Instagram muestra la sequía que sufre Ciudad del Cabo.
Una foto en Instagram muestra la sequía que sufre Ciudad del Cabo. natsmason/Instagram

Entre otras medidas para frenar la sequía, el Gobierno de Ciudad del Cabo ha pedido a los residentes de la ciudad que limiten el consumo de agua a 50 litros diarios por persona. Una ducha de cinco minutos consume unos 45 litros de agua.

Para hacer frente al desafío, los habitantes de Ciudad del Cabo almacenan el agua en jarras y recogen agua gratis de las fábricas de cerveza locales.

Las autoridades también han recomendado que las personas recojan y reutilicen el agua con la que se lavan para los inodoros, limiten las duchas a dos minutos y se laven las manos con un desinfectante de manos en lugar de agua.

A los dirigentes municipales les preocupa que si la gente no logra reducir el consumo de agua lo suficiente como para evitar el corte del suministro, se pueda desatar el caos en una ciudad en la que viven cuatro millones de personas.

La jefa de gobierno de la provincia de Cabo Occidental de Sudáfrica, Helen Zille, aseguró a principios de 2018 que el desafío al que se enfrenta la ciudad "supera cualquier cosa a la que una gran ciudad haya tenido que enfrentarse en cualquier parte del mundo desde la Segunda Guerra Mundial o el 11S".

Te puede interesar