Pasar al contenido principal

Así será comprar y alquilar casa en la nueva normalidad tras el coronavirus

Anuncio de un piso en alquiler en un portal en Madrid
Reuters
  • La agencia Veltis recortó a finales de marzo la calificación del sector en España, pasando de riesgo de inversión bajo (AA-) a elevado (BB) debido a los efectos de la pandemia.
  • El número de operaciones cae en picado, aunque el Covid-19 generará oportunidades de compra con descuento a corto o a medio plazo.
  • La profunda crisis del turismo puede provocar una transferencia desde el segmento del alquiler de vacaciones al área residencial.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pocos ámbitos se libran de cambios desde la llegada del coronavirus.

En las actividades económicas ocurre lo mismo: no hay prácticamente ninguna que salga indemne. Algunas sufren efectos devastadores, otras en menor medida. Estado de alarma, cuarentena, confinamiento decreciente, desescalada, etc. Son términos a los que los españoles se han acostumbrado y que también están incidiendo sobre la compra y alquiler de vivienda.

Business Insider España ha hablado con varios experto para analizar cómo afectará el coronavirus al mercado inmobiliario.

Imposibilidad de visitar pisos

La primera consecuencia resulta bastante evidente: mientras no ha estado permitido salir -salvo las consabidas excepciones-, las visitas de posibles compradores se han interrumpido por el COVID-19. Aunque ahora el confinamiento es más laxo, las limitaciones de movimiento continúan. Así que, como es lógico, sin haber visto el inmueble antes, difícilmente se producirá una adquisición.

Leer más: Todas las ayudas para el alquiler por el coronavirus, subvenciones, microcréditos sin intereses ni comisiones, prórroga de contratos y suspensión de desahucios

“Se ha producido una paralización en el número de llamadas y mails de compradores”, confirma Toni Expósito, director general de Comprarcasa, en el portal pisos.com.

Menos operaciones, menor número de hipotecas

Del mismo modo, tal y como caen las fichas de un dominó, si desaparece de pronto la compraventa de casas, inevitablemente la firma de préstamos hipotecarios se resiente.

Desde la Agencia Negociadora calculan que, sólo entre abril y mayo, esa reducción puede llegar al 60% de las hipotecas.

Coronavirus, ¿una oportunidad para comprar vivienda?

"Como siempre y por desgracia, en las crisis también surgen oportunidades; de hecho, ya estamos viendo bajadas de precio. Si nuestra decisión es la de comprar un inmueble, desde luego todo apunta a que será mejor momento ahora (en 2 o 3 meses) que en 2019", afirma Antonio Mañas, asesor en Remax. "En unos meses veremos cómo de interesantes son las oportunidades que surgen", agrega.

Leer más: El bolsillo en los tiempos del coronavirus, ¿qué gastos puedes ahorrarte, qué cuotas puedes reclamar ahora o cuando la cuarentena quede atrás?

Las oportunidades de compra con descuento a corto o a medio plazo pueden aparecer por las necesidades de liquidez que sufrirán algunos tenedores de inmuebles. "Esta situación nos debería dirigir a que sean los compradores los que dominen el mercado, provocando un ajuste de precios a la baja, impulsado sobre todo por aquellos que poseen liquidez en estos momentos. Parece que los que quieran comprar y estén atentos a los plazos tendrán una buena oportunidad a corto y medio plazo", prevé José Manuel Diestre, igualmente asesor inmobiliario en la empresa ya citada.

El segundo semestre del año, clave para adquirir una propiedad

Es decir, que, de tener posibilidades financieras y estabilidad laboral, la adquisición puede ser recomendable cuando pasen los momentos más duros del Covid-19, en el segundo semestre de 2020. 

Aunque nunca hay que perder de vista que la inversión inmobiliaria siempre conlleva ciertos riesgos que son inherentes a la propia operacióncon o sin coronavirus.

La calificación del sector inmobiliario nacional, a la baja

El mercado inmobiliario español tiene una buena consideración en el exterior. No obstante, el coronavirus le ha pasado factura. De esta manera, la agencia Veltis recortó la calificación del sector en España de riesgo de inversión bajo (AA-) a elevado (BB) en los últimos días de marzo.

El motivo, por supuesto, es el COVID_19, "un cisne negro", según la opinión de estos expertos. Además, "cuánto más tiempo se prolongue la situación, mayor impacto negativo tendrá sobre el rating", avisan.

¿Menor inversión extranjera?

Ese empeoramiento y la situación general del país no pasan desapercibidos para los inversores foráneos. Rusos o chinos, hasta ahora muy activos, pueden estar retrayéndose. Aunque es un movimiento por confirmar, según el devenir de los acontecimientos, el relevo podría ser cogido por el inversor español con un perfil más tradicional.

Ritmo más bajo al construir

En lo que se refiere a la vivienda nueva, hay varios puntos que considerar. De entrada, el retraso que supuso el parón de actividad en los momentos más intensos de la cuarentena. A ello hay que añadir que algunas de las medidas extraordinarias impuestas en este escenario inédito -por ejemplo, la distancia de seguridad- también ralentizan el ritmo de construcción.

Leer más: Guía para entender qué es el euríbor y cómo afectan sus cambios a tu hipoteca

En ese sentido, sirva el ejemplo de Neinor Homes, que desinfectará las viviendas que entregue a lo largo de 2020. La finalidad, obviamente, es ofrecer la máxima seguridad higiénica a los nuevos propietarios.

Del alquiler turístico al residencial

Uno de los sectores más afectados por el coronavirus es el turístico. Así, el porcentaje de cancelaciones de reservas es prácticamente pleno... y lo que aún queda para que la actividad vuelva a cotas normales. Ello puede suponer una transferencia desde el segmento del alquiler de vacaciones al mercado tradicional de arrendamiento. Ese reenfoque será más o menos intenso dependiendo de la duración de la crisis en el turismo.

Con todo, el mercado de compra y alquiler de vivienda muestra una tendencia a la baja y se generarán grandes oportunidades que los inversores menos afectados por el Covid-19 podrán aprovechar. La recuperación del sector inmobiliario será paralela a la del conjunto de la economía, al tiempo que la pandemia vaya remitiendo. A pesar de que resulta arriesgado hacer una previsión sobre los tiempos, las fechas en que ocurrirá, es lógico pronosticar que el ámbito inmobiliario registrará picos de crecimiento enérgicos, pudiendo retornar a niveles anteriores al coronavirus o hasta rebasarlos en 2021.

Y además