Pasar al contenido principal

Así podrían ser las playas después del coronavirus: cubículos transparentes para mantener el distanciamiento social y evitar contagios

Cubículos en la playa
Business Insider España

Todavía no hay una fecha clara para ponerle fin a la cuarentena, aunque incluso en las estimaciones más pesimistas se vislumbra que antes de verano será posible llevar una vida cercana a la normalidad.

Pero por más que termine el confinamiento, parece claro que se tendrán que mantener las medidas de distanciamiento social durante algunos meses o incluso años. Esto podría suponer un problema en grandes espacios y aglomeraciones, como es el caso de las playas.

Italia, uno de los países más afectados por el COVID-19, ya aseguró que el confinamiento dará a su  fin en el mes de mayo. Sin embargo, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, fue tajante en lo que concierne a este aspecto: "Nos olvidamos de las playas, conciertos y aperitivos hasta que hayamos encontrado una terapia efectiva o una vacuna", afirmó en un mensaje televisado a toda la población.

Leer más: ¿Qué va a pasar con las vacaciones de verano?

A pesar de las advertencias del primer ministro, la empresa italiana Nuova Neon Group Due Srl ya ha ofrecido una solución imaginativa. Según explica Bloomberg, esta compañía ha propuesto construir mamparas de plexiglás sobre la arena, para así mantener la distancia social entre familias y bañistas que acudan a la playa.

El experimento ayudaría a evitar contagios sin tener que abandonar la costumbre de ir a darse un chapuzón en los meses más calurosos. Las mamparas serían algo muy similar a lo que se observa en la siguiente recreación, que ofrece la propia empresa:

Playas en verano 2020
Recreación de las mamparas de plexiglás propuestas para evitar contagios en la playa. Nuova Neon Group Due Srl

Los cubículos tienen unas medidas de 4,5 por 4,5 metros, y dentro de ellos hay espacio para 2 o 3 personas, un par de sillas y una sombrilla.

Según la Cadena SER, la compañía afirma que el Ministerio de Interior italiano ya le ha pedido estos materiales para colocar en bares y restaurantes, aunque por ahora se están estudiando otro tipo de opciones para las playas.

Y además