La millonaria ronda de financiación cerrada por las motos eléctricas de Bipi es el último ejemplo del enorme interés que despiertan las empresas de movilidad con modelos de suscripción

Motosharing
Getty Images
  • El coronavirus está impulsando los modelos de suscripción en el terreno de la movilidad: con ellos, puedes acceder a bicis, patinetes, motos y coches a cambio de una tarifa mensual.
  • En ese marco, la española Bipi acaba de levantar 10,5 millones de euros. Bipi ofrece motos por 99 euros al mes, con seguro, mantenimiento e impuestos incluidos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia del coronavirus está impulsando los modelos de suscripción en el terreno de la movilidad. Bicis, patinetes, motos y coches de los que puedes disponer pagando una cantidad fija al mes, sin llevar a cabo el desembolso que supondría adquirir un vehículo en propiedad, pero con ventajas similares.

Es la opción que propone Bipi, la startup española que acaba de levantar 10,5 millones de euros liderada por Adevinta Ventures y con la participación de Toyota AI Ventures y de Atresmedia.

Con su propuesta, puedes tener una moto eléctrica por 99 euros al mes, un paso intermedio entre adquirir una y pagar por los servicios de motosharing, que cobran cada minuto de uso, así que el desembarco de Bipi podrían poner en un aprieto a empresas como eCooltraMuvingMovo (Cabify) o Acciona.

Bipi también ofrece suscripciones a coches, y asegura que en mayo experimentó un crecimiento del 200% frente a niveles anteriores a la crisis del coronavirus. Sus tarifas incluyen seguro, mantenimiento e impuestos, es decir, que se trata de "un renting mucho más flexible", como explicó a Business Insider España su director de marketing, Saúl Alonso.

"Pagas una cuota al mes y te olvidas del coche. Solo tienes que preocuparte por ponerle gasolina". Según estimaciones de Frost & Sullivan, se prevé que para 2025 el 10% de todos los coches en EEUU y Europa estén bajo un modelo de suscripción.

El modelo, al final, es muy parecido al de Netflix o Spotify, entre otros extendidísimos servicios de series, películas y música en streaming, y parece que está llegando para quedarse.

Recientemente Cabify ha presentado Bive+, su próximo servicio de suscripción de bicicletas que incluye servicios de mantenimiento, reparaciones, limpieza, seguros... También hace unas semanas la startup francesa Cyclofix anunciaba un acuerdo con Decathlon tras multiplicar por 10 su negocio en la pandemia.

Estas son las medidas en materia de movilidad que todas las ciudades deberían tomar urgentemente para afrontar la pandemia

Otros ejemplos en España son Banco Santander, que ha lanzado un servicio de coche por suscripción llamado Wabi, o el de Nissan, entre muchos otros fabricantes de automóviles. En el extranjero, Swapfiets (bicicletas) y Drover (coches) son algunas de las startups que están marcando el futuro de la movilidad.

La economía de la suscripción "nunca ha sido más fuerte" que en este momento, según un experto

"Todas las compañías deben convertirse en compañías de la suscripción", opina el experto y consejero delegado de Zuora, Tien Tzuo, porque así las empresas "pueden seguir a los clientes donde estos quieran llevarlos". Tzuo cree que esta opción "nunca ha sido más fuerte" que en este momento.

Tzuo está considerado como el fundador del concepto de la economía de la suscripción, que explica en su libro Suscribed (en español, Suscritos: ¿Por qué el modelo de suscripción será el futuro de tu empresa y cómo desarrollarlo?).

Estos 6 jóvenes españoles han dejado el gigante europeo del patinete Voi para crear su propia startup de motos eléctricas que en sus primeros meses ya ha levantado 900.000 euros

Su obsesión es que el cambio es fundamental tanto para las compañías como para los usuarios, porque la diferencia entre ofrecer un producto y ofrecer un servicio es radical: con la primera, se busca solo un gasto recurrente; con la segunda, cuidar al cliente y esforzarse en que siga contratando ese servicio, para lo que la empresa se esfuerza en darlo lo mejor posible. Del usar y tirar al atender constantemente.

Dentro del sector del transporte, aunque fuera del de la micromovilidad, quien también está impulsando este modelo es la startup española Caravelo, que ofrece una tecnología para que las aerolíneas puedan utilizar modelos de suscripción como alternativa —y salvación— a la situación actual de caída de ingresos por la paralización de los viajes.

Las personas contratan modelos de suscripción por dos razones: para ampliar sus opciones de movilidad o para acabar con las molestias que pueda llevar consigo la posesión (y depreciación) de un vehículo propio. Aun así, por ahora los consumidores no parecen dispuestos a dejar de poseer vehículos a favor de las suscripciones, según una encuesta realizada por Oliver Wyman en EEUU y Alemania. 

¿Cambiará en los próximos años, al calor de la multitud de opciones disponibles?

LEER TAMBIÉN: Iomob, la startup española que integra todos los transportes de una ciudad en una misma app, triplica sus clientes durante la pandemia

LEER TAMBIÉN: "Nunca hemos mirado el currículum de los candidatos, nos da igual lo que hayan estudiado": el CEO de Velca explica cómo contratan tras haber levantado 900.000 euros en solo unos meses de vida

LEER TAMBIÉN: Varios conductores de Uber denuncian que Moove Cars, el gigante de las VTC, les está suspendiendo de empleo y sueldo por facturar por debajo de la media en plena pandemia

VER AHORA: 10 años de Instagram: qué le espera a la red social en el futuro

    Más:

  1. Movilidad
  2. Transportes
  3. Trending
  4. Top
  5. Motos
  6. patinetes
  7. Coches