Shein inyecta 250 millones de euros en la UE y Reino Unido para impulsar la circularidad a las puertas de su salida a bolsa

Ropa Shein

Facebook

  • El gigante chino Shein ha anunciado la inyección de 250 millones de euros en la Unión Europea y el Reino Unido durante los próximos 5 años y la creación de un fondo de circularidad. 
  • El plan, presentado a las puertas de su salida a bolsa, incluye una hoja de ruta que abarca desde la inversión en startups a acuerdos de compra de empresas más maduras.

Shein busca allanar el terreno en Europa antes de su salida a bolsa en Reino Unido. El gigante chino de la moda ha anunciado este miércoles que invertirá 250 millones de euros en la Unión Europea y el Reino Unido durante los próximos 5 años para proyectos de circularidad. 

En concreto, la inyección económica de la compañía china incluye una hoja de ruta con distintas aristas que van desde empoderar a marcas y diseñadores del Viejo Continente a hacer crecer negocios o proyectos alrededor, claro, de la sostenibilidad. 

El primero de los pasos, y el más fundamental, es el lanzamiento de un fondo de economía circular. Para este proyecto, Shein se ha comprometido una inversión de capitalización inicial de 200 millones de euros. 

El plan de Shein, valorada en más de 60.000 millones de dólares en su última ronda de financiación, se centra en los programas existentes de la compañía para avanzar en proyectos de I+D e innovación aplicada a la circularidad en la industria de la moda, con el objetivo de apoyar a startups y empresas que estén desarrollando tecnologías y soluciones de próxima generación. 

Por lo tanto, este fondo centra su tarea en la inversión en startups en etapa inicial que trabajen en innovación de materiales reciclados de textil y alianzas y acuerdos de compra con startups más maduras con este mismo ADN. 

Shein y Temu están revolucionando el negocio de la carga aérea, pero su plan puede chocarse contra Bruselas y el propio cielo: "Nada es infinito"

Shein, con unas estimaciones de ventas superiores a los 30.000 millones de dólares anuales, busca convertirse en el catalizador de un cambio empresarial en la industria. 

"Como líder global de nuestro sector, Shein tiene la responsabilidad y la oportunidad de acelerar innovaciones que puedan abordar la huella ambiental de la industria de la moda", defiende Donald Tang, su presidente ejecutivo. 

Este fondo extenderá su papel a las asociaciones existentes de Shein. Un ejemplo es la alianza con la empresa estadounidense Queen of Raw para obtener telas excedentes de otras marcas destinadas a vertederos o incineradoras y con las que la empresa china ha gestado nuevas colecciones. 

Asimismo, destaca la adopción de la tecnología de impresión de denim por transferencia en frío entre los proveedores de Shein —un proceso con el que se requiere significativamente menos agua—, o la su asociación de investigación con instituciones académicas sobre cómo lograr una producción escalable comercialmente de fibras de poliéster reciclado. 

Y por último, el grupo destinará 50 millones de euros extra —al margen del compromiso inicial de 200 millones— para apoyar a marcas, diseñadores y artesanos en toda la UE y el Reino Unido.

El plan incluye la financiación para el programa de incubadora de diseñadores SHEIN X —la iniciativa que permite a profesionales emergentes comercializar sus diseños en la empresa china— y también sentará las bases para que empresas del Viejo Continente puedan integrarse en el marketplace de Shein, permitiéndoles aprovechar su base de clientes global.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.