Por qué Shein ha comenzado a vender sus productos en Amazon

Shein

Amazon

Shein ya no acaba y empieza en Shein. El gigante chino de la moda rápida y que no para captar adeptos ha comenzado a vender sus productos en Amazon

Ahora, en la joya de Jeff Bezos se puede adquirir los artículos de la firma china en lo que, a todas luces, parece una colaboración con vista a ser global, a juzgar por la cabecera de la web de Amazon de Estados Unidos.

"En Shein nadie juzgó mi cuerpo": la legión de desencantadas con la moda tradicional que encuentran en la empresa china un salvavidas al que perdonan sus sombras

De esta forma, la landing muestra por categorías los productos –desde moda a ropa de hogar– como si se tratase la página oficial de Shein. También dedica un apartado a los productos más vendidos y a una selección de posts, donde diferentes influencers muestran los productos y sus enlaces para adquirirlos.

Todas estas funcionalidades ya están operativas, además de en la versión estadounidense, en Reino Unidos, Francia y Alemania. 

En lo que se refiere a España y a Italia, no existe este encabezado, pero de igual manera su colección de artículos supera ya los 700 y lo que es aún más reseñable: los vende misma empresa que el resto de países. 

No obstante, los precios son ligeramente superiores a los de la propia web por Shein, donde cuesta encontrar un vestido por 40 euros. En general, todas las prendas rondan los 30 euros. 

Shein en Amazon

Reducir, aún más, los plazos de entrega

Pese a que todo lo que rodea a la empresa china es un misterio, esta colaboración podría esconder una estrategia: la de reducir sus plazos de entrega, escollo que ha ido salvando y optimizando en los últimos años. 

De hecho, esta diferencia respecto al precio de Shein es compensada por los plazos de entrega que brinda Amazon, una de las ventajas competitivas de la empresa estadounidense frente al resto de la industria.

 De esta manera, algunos productos de Shein se pueden acoger a los beneficios de prime, lo que hace posible a los suscritos reciban su pedido en 2 días. Para el resto, los plazos pueden dilatarse hasta las 3 semanas.

Es precisamente el engranaje casi perfecto de Shein, en el que vale todo menos perder un minuto, el que le ha encumbrado al olimpo de los gigantes textiles: su negocio cubre ya 150 países en los que lanza 500 artículos nuevos cada mes. 

Todo ello le ha generado unas cifras de ventas que se creen que superan, de largo, los 10.000 millones de dólares (casi 9.560 millones en euros). Y eso ha levantado el interés de los inversores, que han hecho crecer su valoración hasta los 100.000 millones de dólares (unos 95.000 millones de euros). 

La nueva intentona de Amazon para conquistar la moda

Lo de Amazon con la venta de moda online es, posiblemente, una de las pocas guerras que no ha conseguido ganar, al menos de momento. 

Prueba de su intento por ser un player más se evidencia en las diferentes estrategias que ha llevado a cabo para ganar terreno en una industria, la textil, con una competencia feroz. 

Es el caso del intento de vender sus propias marcas blancas y, sin duda, su Amazon Prime Wardrobe, un servicio que arrancó en 2018 en Estados Unidos y que el pasado año se abrió a los usuarios de España, Italia y Francia, que se unían a los clientes de Japón, Reino Unido y Alemania.

La funcionalidad, que contaba con más de 10 millones de artículos a nivel mundial, era clara: permitía a los clientes recibir ropa, calzado y accesorios en casa y no pagarlos hasta que pasen 7 días de forma gratuita. 

Otros artículos interesantes:

Shein abrirá una tienda física en Madrid: esta es la dirección y el horario que tendrá

El gigante chino de la moda rápida Shein acumula ya más descargas mensuales en su aplicación que los canales 'shopping' de Amazon y Shopify

La teoría de que los trabajadores de Shein lanzan llamadas de socorro mediante las etiquetas gana peso en las redes, pero no evidencias

Te recomendamos