Shopify gana músculo en España: afloran un 70% los comercios con su tecnología y sus clientes, entre los que están el Real Madrid o Telefónica

Kintxo Cortés, responsable de desarrollo de mercado de Shopify en España

Shopify

  • En España, los comercios que aplican las soluciones tecnológicas de Shopify aportaron 2.000 millones de euros a la economía y se crearon 13.595 empleos. 
  • Entre su cartera de clientes está la tienda online del Real Madrid o la de Telefónica, pero también marcas de moda como Scalpers, PdPaola o Pompeii.
  • Durante el primer trimestre de 2020, la empresa canadiense elevó su facturación a nivel mundial un 110%, hasta los 988,6 millones de dólares, unos 819 millones de euros. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Queremos hacer la vida más simple a cualquier comerciante", cuenta Kintxo Cortés sobre la premisa de Shopify, de la que es el responsable de desarrollo de mercado en España. Y a juzgar por las cifras, parece que están en el camino correcto: a nivel mundial, la empresa brinda servicio a 1,7 millones de compañías y su aportación a la economía alcanza ya los 307.000 millones de dólares – casi 251.300 millones en euros. 

Harley Finkelstein, el presidente de Shopify, explicaba en una entrevista para Business Insider que Amazon no era su rival directo. Pero lo cierto es que si la empresa, con más 5.000 empleados y sede en Ottawa, fuera un minorista online, sería el segundo más grande de Estados Unidos, solo detrás de Amazon.

La magnitud de la empresa se evidencia aún mejor con sus últimos resultados: Shopify facturó 988,6 millones de dólares (unos 819 millones en euros) durante los 3 primeros meses del 2021, lo que supone un crecimiento interanual del 110%. Los ingresos a través de las suscripciones se elevaron un 71%, hasta los 320,7 millones de dólares (265 millones en euros), y los servicios comerciales hicieron lo propio con un aumento del 137%, hasta los 668 millones de dólares (553 millones en euros). 

Pero, ¿cuál es exactamente la misión de Shopify?

Un empleado en la sede de Shopify en Ottawa (Canadá).

Ante el rol que juega Shopify en todo este contexto online que se abre camino, su responsable en España lo tiene claro: "brindamos a nuestros clientes toda la tecnología necesaria para que ellos solo se encarguen de lo mejor saben hacer: ser comerciantes y desarrollar su marca como siempre han hecho". 

Cortés cuenta que Shopify nace de la necesidad. El responsable explica que la industria del e-commerce se mueve a un nivel tan trepidante que a los comerciantes les es sencillamente imposible estar al quite de todo lo que acontece y por ende, integrarlo a su modelo de negocio, sea cual sea.

Así, uno de los objetivo de la compañía es que cualquier empresa pueda hacer de los marketplaces un canal de venta, además de disponer del suyo propio. Prueba de esto anterior, fue el acuerdo que Shopify había expandido a 27 países, entre ellos España, en colaboración con Pinterest. Con esta unión, ya existente en Estados Unidos y Canadá desde mayo de 2020, se permite a los comerciantes vender sus productos en la red social con un solo click. 

La revolución de Shopify, que ya vale más en bolsa que Inditex, divide a los analistas: alternativa de futuro a Amazon o burbuja de la pandemia

Otra de las funciones que Shopify lleva a cabo es la de generar a sus empresas oportunidades de internacionalización. De hecho, solo en 2020, los comercios Shopify, de manera conjunta, generaron más de 20.000 millones de dólares (16.374 millones en euros) en ventas transfronterizas.

Asimismo, otra de las diferentes misiones que la empresa canadiense lleva a cabo es que "la parte offline hable a la online". Lo que dicho de otra forma se basa en que sus clientes dispongan de una caja de registro para hacer un seguimiento de lo que se vende en tienda, y que esta su vez esté conectado con el ERP, la base de datos de cuántos productos hay en el almacén. 

Cortés explica que el modelo de negocio de Shopify es como una cadena valor que funciona a través de una subscripción, que varía en base al modelo de negocio. Así, los planes pueden ir desde 29 dólares –algo más 23 euros– a unos 2.000 dólares al mes – unos 1.638 euros– para empresas con un importante volumen de facturación, y cuya cifra puede elevarse si se superan ciertos baremos. "Hacemos dinero por suscripción, pero también por transacción, cuanto más exitoso sea el comerciante más lo somos nosotros", detalla. 

El incontestable crecimiento de Shopify en España

Kintxo Cortés, responsable de desarrollo de mercado de Shopify en España

Si se atiende a España, los comercios que aplican las soluciones de Shopify aportaron 2.000 millones de euros a la economía y se crearon 13.595 empleos, al tiempo que afloraron un 70% de nuevas tiendas gracias a la tecnología de la compañía, de acuerdo a los datos de su informe anual

La empresa, que tiene presencia en España desde 2008, comenzó a tener un equipo asentado en el país desde octubre del 2019. Desde entonces no ha parado de ampliar su cartera de clientes: entre ellos está la tienda online del Real Madrid, la de Telefónica o enseñas de moda como Scalpers, PdPaola o Pompeii.

Shopify eleva su facturación un 110%: llega hasta los 819 millones de euros gracias al buen comportamiento de sus soluciones online para empresas

No obstante, Cortés, quien también ha ocupado puestos de responsabilidad en Airbnb, deja claro que Shopify brinda su tecnología sin barreras. "Desde panaderos a agricultores, pasando por activistas y agentes de cambio globales, somos el hogar de los emprendedores que hacen que el mundo sea un poco mejor para todos nosotros”, añade. 

En España, Shopify tiene claro su cometido: seguir integrando players clave como puede ser Bizum para ajustar el producto; dar, si cabe, mejor servicio a las grandes compañías con las que ya trabaja; y, por supuesto, hacer crecer su equipo para acelerar estos 2 procesos anteriores.

La irrupción de la pandemia y el nuevo paradigma que viene para quedarse

El logo de Shopify en su sede de Ottawa.

Con el cierre del comercio físico y un mayor tiempo en los hogares, la pandemia ha supuesto el mejor caldo de cultivo para el comercio online, y la "tormenta perfecta" para Shopify que ha sabido capitalizar el obligado auge del canal digital. 

Para Cortés, el COVID-19 ha cambiado por completo el escenario y lo ha hecho en 3 ejes. En primer lugar, muchos comercios que no se planteaban irrumpir en el comercio online no les ha quedado otra alternativa y los que ya la tenían implementada han tenido que redoblar sus esfuerzos. En último lugar, aparecen esos emprendedores que se han lanzado al e-commerce tras perder su trabajo.

Si se atiende a la parte del consumidor, el cambio es, si cabe, más evidente. "Hemos tenido a gente comprando colchones o productos de alimentación. Son verticales que antes era impensable adquirirlas sin verlas previamente de forma física", cuenta el responsable. 

Kintxo Cortés alude también al cambio generacional entre los usuarios. De hecho y en base a las últimas cifras del INE, el porcentaje de población que compra por Internet creció de forma interanual en 2020 en todos los grupos de edad. Sin embargo, las mayores subidas se produjeron entre los de 35 a 44 años (9,3 puntos más) y los de 45 a 54 años (9,1 puntos más).

Así y con todo este horizonte por delante, el responsable de Shopify considera que, aunque habrá ajustes y algún tipo de categoría de producto y segmento de población que volverá a encontrar en el comercio físico su mejor hábitat, un nuevo paradigma viene para quedarse y para lo que es aún más importante: seguir creciendo. 

Otros artículos interesantes:

Zoom, Slack, Shopify, Docusing... ¿Cuáles han sido las empresas tecnológicas más destacadas del 2020?

Las acciones de Zoom, Amazon, Netflix o Shopify, ganadoras durante la pandemia en bolsa, se desploman tras las los avances de la vacuna de Pfizer

Streamloots, la startup española que permite monetizar el streaming, cierra una ronda de 4,7 millones en la que han invertido los CEO de Shopify, Yelp o Viagogo

Te recomendamos