Shopify no resiste: registra pérdidas de 1.200 millones de euros en el segundo trimestre, solo un día después de anunciar el despido de 1.000 personas por la desaceleración del comercio online

El logo de Shopify en su sede de Ottawa.
El logo de Shopify en su sede de Ottawa.
REUTERS/Chris Wattie

Shopify ha registrado unas perdidas netas ajustadas de 1.200 millones de dólares (1.180 millones en euros) durante el segundo trimestre de año, frente a los 879 millones de dólares (unos 745 millones de euros) anotados un año atrás. 

Los resultados llegan solo un día después de anunciar el despido de 1.000 empleados a nivel global, el 10% de su fuerza laboral, por la desaceleración del comercio online. 

En cuanto a los ingresos, la plataforma que ayuda a vender online a pequeñas empresas ha visto crecer sus ventas un 16 %, hasta los 1.300 millones de dólares (1.279 en euros).

Entre los meses de abril y junio del pasado año, los ingresos de Shopify marcaron, por primera vez, el hito de superar la barrera los 1.000 millones millones de dólares ?1.119 millones de dólares (948 millones de euros)?. 

La compañía, que respalda tecnológicamente a más de 1,7 millones de empresas en todo el mundo, obtuvo unos ingresos mensuales recurrentes (MRR) de 107,2 millones de dólares, algo más 105 millones en euros. El valor presenta un crecimiento interanual del 13%.

Shopify se asocia con YouTube y entra de lleno en la economía de los creadores de contenido en su batalla con Amazon

La facturación de Shopify vuelve a sustentarse, como ya ocurriera durante el primer trimestre del año, en sus soluciones online para empresas que comercian en su plataforma.

Esta división de la empresa ha logrado facturar unos 928,6 millones de dólares (913 millones de euros) de abril a junio de 2021, y ha crecido un 18% respecto al mismo periodo del año pasado.

Los 366,4 millones de dólares ?360 millones de euros? restantes del total de la facturación provienen de las soluciones de suscripción a su plataforma, que han crecido en nivel de facturación un 10% respecto a 2020.

El crecimiento se debe, en parte, al reciente cambio de sus políticas por la que sus servicios pasan a ser gratuitos hasta que los usuarios no facturen su primer millón de dólares anuales. Unos términos no vigentes en el segundo tramo de 2021. 

Así, el GMV (Valor Bruto de la Mercancía, en español) se situó en 46.900 millones de dólares (46.134 millones en euros), lo que supone un aumento interanual del 11% y una tasa de crecimiento del 50% durante los 3 últimos años.

Por su parte, el volumen bruto de pagos (GPV) creció hasta los 24.900 millones de dólares (24.486 millones en euros). Se trata de un crecimiento exponencial del 48% respecto al mismo periodo de 2021.

La compañía, fundada en 2006, tenía a 30 de junio un flujo que caja de 6.950 millones de dólares (6.835 millones de euros), en comparación con los 7.770 millones de dólares (7.641 millones en euros) que disponía a 31 d diciembre de 2021.

Shopify espera que las pérdidas sigan en la segunda mitad de año

Un empleado en la sede de Shopify en Ottawa (Canadá).

El anterior ejercicio venía marcado por el acuerdo para hacerse con la empresa Deliverr, una operación que se ha saldado hace unas semanas por 2.100 millones de dólares (2.069 millones de euros). 

Asimismo, hace solo unos días, el gigante del comercio electrónico anunciaba la asociación con YouTube y se adentraba en la economía de los creadores de contenido en su batalla con Amazon. 

Pese a la diligencia de Shopify para capear las tensiones macroeconómicas, su hoja de ruta de cara a 2022 ya advertía de una ralentización como parte del fin de la pandemia, la misma, que de forma casi orgánica, encumbró al comercio electrónico.

De esta forma, la empresa esperaba para este año un crecimiento de los ingresos más bajo en la primera mitad y más alto en el cuarto trimestre de 2022. 

El reajuste de previsiones, por tanto, es obligado. "Teniendo en cuenta estas expectativas, esperamos generar una pérdida operativa ajustada para la segunda mitad de 2022", sostiene la empresa.

Esta merma para el tercer trimestre, además, no incluiría el coste de la indemnización para la plantilla saliente de la empresa.

Te recomendamos