Transaminasas altas: qué significa tener niveles alto, causas y síntomas

Análisis de sangre

Getty Images

Los niveles de transaminasas en sangre se utilizan como indicador para detectar posibles patologías en las funciones del hígado.

Las transaminasas son un grupo de enzimas vinculadas al metabolismo presentes en diversas partes del organismo como el corazón, ciertos músculos y especialmente el hígado. Entre las más importantes están la alanina aminotransferasa (ALT o GPT) y la aspartato aminotransferasa (AST o GOT).

Cuando el hígado está inflamado estas enzimas son liberadas al torrente sanguíneo, incrementando sus niveles. Un examen bioquímico rutinario es la manera de detectar niveles elevados de transaminasas.

Por lo que en ocasiones puede identificarse este aumente en pacientes de cualquier edad sin síntomas de enfermedad hepática o biliar, tras una analítica solicitada por otro motivo.

La inflamación del hígado puede originarse por varias causas, como virus, consumo excesivo de alcohol, efectos secundarios de medicamentos o exceso de grasa en el hígado.

Qué significa tener las transaminasas altas

Tener niveles elevados de las transaminasas son un indicador de una posible patología hepática, no una enfermedad en sí. 

Esto puede medirse con un simple análisis de sangre en el que se reflejan los valores de ALT (Alanina Transaminasas) y de AST (Aspartato Transaminasa).

Las concentraciones de transaminasas son normalmente inferiores a 30-40 UI. Los valores normales en sangre suelen ser de 10 a 40 UI/L en hombres y de 7 a 35 UI/L en mujeres.

11 alimentos para cuidar de tu hígado y proteger a tu cuerpo del daño hepático

Si los resultados del análisis de sangre dan transaminasas altas, lo recomendable es acudir al médico para que diagnostique cuáles son las causas de ello.

Causas de la elevación de transaminasas

Existen varios tipos de daño hepático que pueden producir este incremento de los niveles. Aunque en el caso de la ATS, su nivel elevado puede deberse a otras causas como una lesión muscular o cardíaca.

Como explica el doctor Oreste Lo Iacono, médico especialista en Gastroenterología, los aumentos más acentuados se producen en trastornos tales como hepatitis viral aguda, hepatitis isquémica y en lesión hepática inducida por drogas o toxinas (por ejemplo, algunos fármacos o setas no comestibles).

Mientras que elevaciones menos acentuadas de transaminasas pueden ser causadas por depósito de grasa en el hígado, daño hepático por consumo excesivo de alcohol o por infección por el virus B o C de la hepatitis.

El diagnostico precoz de la causa asociada con la elevación de transaminasas reducirá el riesgo de que el daño hepático pueda evolucionar y complicarse.

Síntomas vinculados a niveles altos de transaminasas

Tener las transaminasas elevadas no produce síntomas, de ahí que la manera de identificarlo sea con una analítica.

Si se tienen signos, serán vinculados al daño hepático que haya generado su aumento. A esto respecto algunas señales que pueden indicar problemas en el hígado incluyen:

  • Cansancio extremo
  • Fatiga
  • Dolor abdominal
  • Náuseas o vómitos
  • Pigmentación amarilla de mucosas (ictericia)
  • Pigmentación oscura de la orina (coluria)
  • Picor generalizado no justificado (prurito)

Cómo bajar las transaminasas

Los niveles elevados de estas enzimas son consecuencia de una afección, probablemente hepática, por lo que para bajar las transaminasas se deberá seguir el tratamiento indicado para dicha enfermedad. El cual será definido por un médico.

No obstante ciertos hábitos en el estilo de vida pueden ayudar a estabilizar los niveles:

  • No consumir bebidas alcohólicas o hacerlo con moderación.
  • Mantener una dieta equilibrada con disminución del consumo de grasas y aumento de frutas y verduras.
  • Cocinar alimentos a la plancha, vapor o al horno, evitando el exceso de sal.
  • Realizar ejercicio o actividad física.
  • Beber agua frecuentemente para ayudar al hígado a eliminar grasas.

Si la inflamación del hígado ha sido generada por un medicamento, será conveniente consultar al médico para evaluar una alternativa que no genere este efecto secundario.

Otros artículos interesantes:

Cómo desintoxicar tu hígado: estos son alimentos que deberías eliminar de tu dieta (y los que te ayudarán)

Los tratamientos detox a base de zumos y otras bebidas pueden afectar a la capacidad natural de tu cuerpo para liberarse de toxinas

12 tipos de cáncer que están relacionados con una mala alimentación

Te recomendamos