Pasar al contenido principal

Silence cierra una ronda de 8,6 millones de euros para el lanzamiento de dos nuevos modelos de scooters eléctricos

Silence
Silence

Silence, la compañía española dedicada al diseño, desarrollo y fabricación de scooters eléctricos, ha cerrado una ronda de inversión de 8,6 millones de euros que permitirá al fabricante de scooters eléctricos seguir impulsando la movilidad urbana sostenibleRepsol, Caixa Capital Risc y el CDTI, han participado en esta ronda, y han reafirmado así su apuesta por la compañía del mercado español de motocicletas eléctricas para empresas.

Con esta inversión pretenden impulsar la industrialización y lanzamiento de dos nuevos scooters eléctricos durante 2018: el S01 y el S03. El modelo para particulares S01 se ha diseñado para facilitar la integración del scooter eléctrico en la ciudad, gracias a su sistema de batería extraíble tipo trolley que, a diferencia de sus competidores, permite transportar y recargar de forma cómoda y segura el "Power Battery Pack" en cualquier lugar sin necesidad de tener que cargar con su peso.

El modelo S03 se trata de un scooter de tres ruedas especialmente diseñado para optimizar el reparto de mercancías last mile gracias a su mayor capacidad de carga, que permite maximizar el volumen transportado manteniendo una elevada estabilidad y agilidad.

Carlos Sotelo, socio fundador y CEO de Silence, destaca que "la llegada de los nuevos scooters eléctricos S01 y S03 permitirá impulsar y acelerar la movilidad cero emisiones que tanto necesitan nuestras ciudades".

Leer más: Las 19 mejores aceleradoras para startups de Europa

La compañía espera seguir liderando el mercado nacional de motocicletas para empresas con su modelo actual S02, toda una referencia en el sector, cuya nueva versión ya incorpora novedades en términos de conectividad, gestión de flotas y operaciones de sharing.

Recientemente se han puesto en marcha varios motosharing con el modelo S02. La compañía americana de movilidad compartida SCOOT Networks, ha desembarcado en Barcelona con 500 unidades; y en Zúrich, el grupo Mobility ha iniciado un sharing con 200 unidades. Asimismo, Silence se encuentra en estos momentos ultimando la fabricación de más de 1.100 unidades para una gran empresa nacional, que entra de lleno en este creciente y nuevo negocio de motosharing.

En tan solo dos años, Silence ha incrementado su facturación de 0,5 a 4,1 millones de euros, poniendo en circulación más de 1.800 scooters eléctricos. En lo que lleva de año, la empresa ya ha superado la facturación de 2017 y espera alcanzar las 2.700 unidades vendidas este ejercicio.

Silence ha arrancado un proceso de expansión nacional e internacional, llegando al consumidor final a través de SILENCE Flagship Stores, tiendas físicas que recrean el ambiente urbano de una Smart City.
 

 Este artículo ha sido publicado originalmente por El Referente
 Si quieres profundizar más en el ecosistema emprendedor español puedes descargar la 
Guía de inversión para startups 2017.

Te puede interesar