Pasar al contenido principal

Silicon Alley, el área de innovación digital que nació en San Blas al calor de los centros de datos

Silicon Alley Madrid
Silicon Alley
  • Silicon Alley es una área empresarial especializada en negocios de base tecnológica que se ha ido gestando alrededor de los grandes centros de datos instalados en el distrito de San Blas y el amplio entramado de infraestructuras de comunicaciones que les da soporte.
  • Esta área de innovación tiene su origen hace dos décadas, cuando Interxion llegó a este barrio para instalar sus centros de colocation en Madrid.
  • La entidad que aglutina al ecosistema de esa zona madrileña se fundó en 2013 con más de 40 empresas digitales, aunque en la actualidad se desconoce la cifra exacta.

Al este de Madrid, en el barrio de San Blas, conviven antiguas naves industriales, modernos edificios de oficinas y, obviamente, multitud de bloques de viviendas. Pero, quizás oculto a primera vista, también está radicado allí uno de los principales polos digitales de la capital.

Se trata de Silicon Alley, una área empresarial especializada en negocios de base tecnológica que se ha ido gestando alrededor de los grandes centros de datos instalados en el distrito y el amplio entramado de infraestructuras de comunicaciones que les da soporte

Agustín Sánchez, presidente de la asociación que impulsa Silicon Alley, se trata de un "hub creado de forma natural, frente a los artificiales que son los que se gestan cuando llega el gobierno de turno y decide montar algo en un determinado sitio. Esos pueden durar uno o diez años, pero no es una agregación de empresas. Y tampoco es lo mismo que cuando una gran mutlinacional potencia un espacio,  porque esa es la que soporta el ecosistema".

En el caso de Silicon Alley, sus orígenes se remontan dos décadas atrás, cuando Interxion llegó a este barrio para instalar sus centros de colocation en Madrid. "De forma natural se fue creando ecosistema alrededor de los puntos neutros de Interxion y la presencia de Telefónica en la zona", detalla Sánchez, cuya asociación tomó el nombre prestado del modelo del hub homónimo en Nueva York.

Pero también hay otros detalles que facilitaron la configuración de San Blas como destino de la inversión digital. "Su cercanía al aeropuerto, las redes de comunicaciones y la potencia eléctrica son factores clave", añade Agustín Sánchez a Business Insider España. "Además, en aquel momento, era un barrio más industrial y había muchas parcelas de fábricas que ya habían cerrado y se estaban reconvirtiendo, por lo que había mucho potencial".

Leer más: Por qué Madrid podría convertirse en la capital europea de los centros de datos

La entidad que aglutina al ecosistema de esa zona madrileña se fundó en 2013 con más de 40 empresas digitales, aunque Sánchez no conoce la cifra de socios en la actualidad. Tampoco conoce el impacto local ni los empleos generados por estas compañías en el barrio, pero se presupone muy destacable.

La explicación de que la asociación de Silicon Alley desconozca estos datos básicos es que, desde 2017, la organización pertenece a Conetic, como el capítulo de esta entidad para la Comunidad de Madrid. Este salto supuso que la asociación ampliara sus miras a toda la autonomía, perdiendo el foco específico con el que nació. Ahora admiten a cualquier empresa que tenga valor TIC y que tenga sede en la Comunidad de Madrid. "A cambio tenemos una mejor interlocución con el ayuntamiento y el resto de niveles del Estado", afirma Sánchez.

Entre los principales objetivos de esta asociación están, en palabras de su presidente, "hacernos eco de las reivindicaciones de las empresas TIC", generar "networking para que se genere negocio entre las compañías de la zona" y, finalmente, impulsar proyectos emprendedores en el barrio.

Este último punto, que Agustín Sánchez prometió lanzar por medio de un plan concreto a finales de 2017, sigue sin ver la luz en estos momentos. Preguntado por ello, el presidente de la asociación reconoce que "es complicado articular en España un vivero al estilo Silicon Valley porque no tenemos esa infraestructura de inversores y business angels que existe en EEUU o Londres. Por eso estamos trabajando para poner encima de la mesa vías para poner en contacto inversores con emprendedores, pero no hemos sacado a la luz todavía las mesas de trabajo. Es un tema complicado, esperamos para principios de año 2020 tengamos una propuesta en firme".

Los dos hándicaps para consolidar la Madrid digital

Entre esas reivindicaciones a las que Silicon Alley quiere dar voz, con el objetivo de convertir a Madrid en el hub digital del Sur de Europa, hay dos aspectos muy destacados para Agustín Sánchez. 

"Por un lado está todo el tema de la potencia eléctrica. Los CPD representan ya el 3-4% del consumo energético mundial en la actualidad. Está claro que necesitamos facilitar toda la parte burocrática y facilitar la implantación de esta tipología de negocios", detalla el presidente de esta asociación. "Es estratégico para la capacidad competitiva de las empresas españolas, no solo para atraer inversión extranjera".

El segundo punto tiene que ver directamente con la burocracia en sí. "Los temas burocráticos son muy farragosos. La Administración entiende de lo que se ha trabajado los últimos 50 años, pero no se entienden bien las necesidades de un data center. Y eso hace que sea muy complicado lidiar con estos temas de burocracia, facilitar esta burocracia y la implantación de este tipo de negocios", denuncia Sánchez.

Y además