Los sindicatos europeos urgen subidas salariales para compensar la pérdida de poder adquisitivo, en medio de las dudas sobre la espiral alcista de la inflación

Trabajadores de ThyssenKrupp durante una huelga convocada por IG Metall, sindicato de Alemania, el 4 de febrero de 2019.
Trabajadores de ThyssenKrupp durante una huelga convocada por IG Metall, sindicato de Alemania, el 4 de febrero de 2019.

Reuters

  • Ante el escenario inflacionista en toda Europa, los principales sindicatos del continente comienzan a exigir aumentos salariales ligados al incremento de los precios de los productos, como ya ocurre en países como Bélgica, Chipre y Luxemburgo.
  • En España, CCOO se retiró de las negociaciones con la CEOE, ya que el sindicato consideró que existían "diferencias insalvables", debido al temor de la patronal de que la subida de salarios genere una espiral alcista.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

La inflación sigue afectando a Europa y, poco a poco, comienzan a abrirse los debates en torno a los incrementos salariales asociados a la subida de los precios. Algunos países ya tienen actualizaciones salariales automáticas, como Bélgica, Chipre y Luxemburgo, según recoge el diario económico FT

En España, con un aumento del precio de los productos en abril del 8,4%, en comparación con el año anterior, las reuniones entre sindicatos y empresarios no llegan a buen puerto. Este mismo mes, la CEOE y CCOO rompían las negociaciones para un pacto salarial.

Por una parte, CCOO decidió abandonar la mesa de negociación por "diferencias insalvables". El sindicato buscaba introducir una cláusula para, precisamente, actualizar los salarios en base a la inflación, al igual que los países mencionados.

Por su parte, la patronal de empresarios no quiso aceptar esta cláusula, ya que consideran que puede causar una espiral inflacionista. En este sentido, las negociaciones tendrán que realizarse convenio a convenio, una dificultad añadida para los trabajadores.

Una ola de sindicalismo sacude a las grandes tecnológicas: Amazon, Tesla y Apple se las ven con los sindicatos, mientras España tiene mucho que enseñar y aprender

UGT cree que las negociaciones aún pueden ser fructíferas, aunque CCOO quiere parecerse a los sindicatos del resto de Europa, donde ya ha comenzado a plantearse el incremento de salarios como una de las posibles soluciones al escenario inflacionista.

Entre los países que ya cuentan con planteamientos de este tipo se encuentra Alemania, Francia y Holanda, economías fuertes de Europa.

Qué plantean los sindicatos europeos

IG Metall es uno de los principales sindicatos de Europa y domina el sector metalúrgico en Alemania. En el país, la tasa de inflación interanual se colocó en el 7,3% en marzo, en comparación con el 5,1% de febrero, el nivel más alto desde otoño de 1981.

El sindicato propone una subida salarial del 8,2% para paliar la situación de crisis que sufren los trabajadores; sin embargo, a Deutsche Bank le preocupa que se produzca una espiral de costes salariales.

"Cuando las empresas están obteniendo grandes ganancias, como lo están haciendo en este momento, puede y debe haber una compensación por el fuerte aumento de los precios para los empleados", ha reclamado en Financial Times Dietze, jefe negociador de IG Metall.

Un malestar generalizado que llega a otros países como Francia, donde la CGT plantea que se aumenten los salarios hasta un 20%. En el país, el salario mínimo se incrementó hasta en 3 ocasiones diferentes.

En Holanda, la Federación de Sindicatos Nacional (FNV) plantea al gobierno un incremento del salario mínimo desde los 10 hasta los 14 euros, con presiones a las empresas para que el salario vea un aumento de 100 euros mensuales.

La situación parece ser la misma en toda Europa, con los principales sindicatos planteando la necesidad de subidas salariales para paliar las consecuencias de la crisis en los trabajadores, y los empresarios advirtiendo sobre la tendencia alcista.

"Ahora escucho de casi todos los delegados ejemplos de cómo los trabajadores mal pagados ni siquiera pueden cumplir con los requisitos básicos para pagar los alimentos y la electricidad, y quieren acción ahora", ha denunciado Esther Lynch, secretaria general adjunta de la Confederación Europea de Sindicatos.

Otros artículos interesantes:

Sindicatos y empresas alemanas se unen para oponerse al veto europeo del gas ruso

Trabajadores de Amazon en Nueva York crean el primer sindicato de la empresa en el país : "Hemos hecho historia"

Algunos empleados de Apple están utilizando teléfonos Android para formar un sindicato y no ser descubiertos: estos son sus motivos

Te recomendamos