5 señales de que a tu jefe no le caes tan bien como piensas

La impresión que tiene tu jefe sobre ti es muy importante, ya que controla los proyectos en los que trabajas y si te ascienden o te despiden.
La impresión que tiene tu jefe sobre ti es muy importante, ya que controla los proyectos en los que trabajas y si te ascienden o te despiden.
Luba Kozorezova/Strelka Institute/Attribution License/Flickr
  • La impresión que tu jefe tiene sobre ti es muy importante, ya que controla los proyectos en los que trabajas y si te ascienden o te despiden.
  • Las señales de que a tu jefe no le gustas pueden ser sutiles, ya que trabajáis juntos en un entorno profesional.
  • Según los expertos, deberías tener cuidado si tu jefe no quiere conocerte, habla por encima de ti en las reuniones o no está preocupado por tu progreso en la empresa.

La impresión que tu jefe tiene sobre ti es muy importante, ya que controla los proyectos en los que trabajas y si te ascienden o te despiden. Si tienes una relación sólida, tu jefe puede convertirse en tu mayor defensor. Si no es así, tu trabajo podría estar en juego.

Algunos jefes pueden ser directos acerca de sus comentarios y su relación, pero no todos se sienten cómodos con la confrontación. Es posible que tu jefe no diga lo que realmente piensa, por lo que debes aprender a leer los signos sutiles y no tan sutiles.

Business Insider ha hablado con la doctora Amy Cooper Hakim, fundadora de The Cooper Strategic Group, firma consultora de administración con sede en Florida, y autora de Working With Difficult People, para descubrir las señales de que a tu jefe no le caes tan bien y qué debes hacer hacer al respecto.

1. No quiere conocerte

Puede que tu jefe aprecie el rendimiento y el resultado de tu trabajo, pero no le interesa conocerte a interactuar contigo más allá de ese punto. Puede que tu jefe aprecie el rendimiento y el resultado de tu trabajo, pero no le interesa conocerte a interactuar contigo más allá de ese punto.
Puede que tu jefe aprecie el rendimiento y el resultado de tu trabajo, pero no le interesa conocerte a interactuar contigo más allá de ese punto.
Flickr/Strelka Institute/Attribution License

Digamos que solo escuchas a tu jefe cuando necesita algo de ti o hay una reunión programada en el calendario. Has tratado de entablar una conversación informal o simplemente decir "hola" por la mañana, pero parece completamente desinteresado. 

Esto podría ser una señal de que a tu jefe no le gustas personalmente y solo piensa en ti como alguien que puede hacer el trabajo, según Cooper Hakim. "Puede que tu jefe aprecie el rendimiento y el resultado de tu trabajo, pero no le interesa conocerte ni interactuar contigo más allá de ese punto", dice.

Claro que tu jefe no tiene por qué ser tu mejor amigo, pero si notas que él o ella es amable con sus demás empleados, podría ser un reflejo de lo que piensa de ti. 

Leer más: Señales de que tienes un jefe tóxico y cómo tratar con él

2. Habla por encima de ti en las reuniones

Cada vez que comienzas a explicar tus ideas en las reuniones, tu jefe te interrumpe y te roba el micrófono metafóricamente hablando.Cada vez que comienzas a explicar tus ideas en las reuniones, tu jefe te interrumpe y te roba el micrófono metafóricamente hablando.
Cada vez que comienzas a explicar tus ideas en las reuniones, tu jefe te interrumpe y te roba el micrófono metafóricamente hablando.
Gleb Leonov/Strelka institute/Attribution License/Flickr

Cada vez que comienzas a explicar tus ideas en las reuniones, tu jefe te interrumpe y te roba el micrófono —metafóricamente hablando—. Ahora sabes muy bien cómo debió haberse sentido Taylor Swift en los Premios MTV cuando Kanye West se abalanzó sobre el micro a mitad del discurso.

"Muestra que tu jefe no te respeta a ti, ni a tus ideas, o que está más interesado en promover su propia agenda que en escuchar las opiniones de los demás, incluida la tuya", explica Cooper Hakim.

3. No te deja dirigir ningún proyecto

Has expresado interés en proyectos para los que crees que estás cualificado, pero nunca eres elegido para el cargo.Has expresado interés en proyectos para los que crees que estás cualificado, pero nunca eres elegido para el cargo.
Has expresado interés en proyectos para los que crees que estás cualificado, pero nunca eres elegido para el cargo.
Artem Kil'kin/Strelka Institute/Attribution License/Flickr

Has expresado interés en proyectos para los que crees que estás cualificado, pero nunca eres elegido para el cargo. En cambio, tu jefe toma la iniciativa o se lo da a otro miembro del equipo. 

Tu jefe no escucha cuando compartes tus objetivos, o te escucha, pero no te hace caso. Esta es una señal de que a tu jefe no le preocupa ayudarte a lograr tus objetivos, según explica Cooper Hakim a Business Insider. También podría ser una señal de que no confía en ti o cree que no estás cualificado para dirigir el proyecto.

Leer más: Consejo para jefes: no respondas a las preguntas de tus empleados inmediatamente

4. No le importa tu progreso profesional

Tu jefe solo piensa en ti como un medio para conseguir que el trabajo se haga.Tu jefe solo piensa en ti como un medio para conseguir que el trabajo se haga.
Tu jefe solo piensa en ti como un medio para conseguir que el trabajo se haga.
karnavalfoto/Shutterstock

Un jefe comprometido con el crecimiento de tu carrera te preguntará acerca de tus objetivos profesionales y te defenderá en el trabajo. Después de todo, tiene una tiene una gran influencia en lo que trabajas, tus responsabilidades y tu avance.

Si tu jefe no pregunta sobre tu carrera profesional ideal, o pregunta pero no intenta ayudarte a llegar allí, puedes asumir que no está interesado en tus planes a largo plazo o en tu avance profesional, según Cooper Hakim. "Tu jefe solo piensa en ti como un medio para conseguir que el trabajo se haga", dice.

5. No le preocupa tu bienestar

Cuando tienes que faltar al trabajo por una obligación personal, te pregunta si puede omitirlo o moverlo a un día que sea más conveniente para él.Cuando tienes que faltar al trabajo por una obligación personal, te pregunta si puede omitirlo o moverlo a un día que sea más conveniente para él.
Cuando tienes que faltar al trabajo por una obligación personal, te pregunta si puede omitirlo o moverlo a un día que sea más conveniente para él.
Sergey Mironov/Shutterstock

Una vez que vuelves de estar enfermo, tu jefe salta directamente a todo lo que necesita que hagas sin emplear ni 10 segundos para preguntarte si te sientes mejor. Cuando tienes que faltar al trabajo por una obligación personal, te pregunta si puede omitir o mover un compromiso a un día que sea más conveniente para él.

Estas son señales indudables de que a su jefe no le importa cómo te sientes, física o emocionalmente, y solo le mueven las cosas directamente relacionadas con el trabajo, dice Cooper Hakim. De nuevo, no es trabajo de tu jefe ser tu amigo, pero aún así debería preocuparse por tu bienestar.

Leer más: 13 expresiones en clave que utilizan tus jefes y lo que de verdad significan

Si crees que a tu jefe no le gustas, esto es lo que puedes hacer

Ahora que sabes que a tu jefe no le gustas tanto como pensabas, debes evaluar tus próximos pasos.Ahora que sabes que a tu jefe no le gustas tanto como pensabas, debes evaluar tus próximos pasos.
Ahora que sabes que a tu jefe no le gustas tanto como pensabas, debes evaluar tus próximos pasos.
Luba Kozorezova/Strelka Institute/Attribution License/Flickr

¿Te sientes identificado con estas situaciones? Ahora que sabes que a tu jefe no le gustas tanto como pensabas, debes evaluar tus próximos pasos. Primero, considera si tu jefe actúa o no así con todos. Si es así, trata de no tomarlo demasiado personalmente.

Si te gusta tu trabajo y tienes una buena relación con el resto de tu equipo, Cooper Hakim recomienda centrarte en tus relaciones con tus compañeros de equipo y preocuparte menos por desarrollar una relación sólida con tu jefe. "Reconoce que el objetivo es hacer tu trabajo y complacerlo con resultados sólidos. Aunque lo ideal sería adorar trabajar para tu jefe, vamos al trabajo a trabajar", afirma Cooper Hakim.

Pero si tu jefe te trata de manera diferente a los demás o si te sientes tan incómodo en el trabajo que tiene un impacto negativo en tu salud física y emocional, puede ser momento de comenzar a buscar otro puesto, dice Cooper Hakim.

"Si tu jefe es manifiestamente maleducado o desconsiderado con regularidad, y si esto es insoportable para ti, entonces es probable que sea el momento de pasar a otra cosa. Es razonable y apropiado esperar ser tratado con amabilidad y respeto", señala.

LEER TAMBIÉN: 11 señales de que estás haciendo bien tu trabajo… aunque no lo parezca

LEER TAMBIÉN: 5 trabajos muy bien pagados que no exigen estudios universitarios

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Trabajo
  2. Coaching
  3. Empresa