Pasar al contenido principal

Así son algunos de los síntomas neurológicos que aparecen en 1 de cada 3 casos de coronavirus, más allá de la pérdida del gusto y el olfato

Trabajador sanitario en medio de la crisis del coronavirus.
REUTERS/Caitlin Ochs
  • El coronavirus puede traer asociados síntomas neurológicos, desde un hormigueo en pies y piernas hasta irritaciones en el cerebro. 
  • Dichas afecciones se producen principalmente en los casos graves.
  • El número de pacientes con síntomas de este tipo ha aumentado y 1 de cada 3 enfermos ya se incluyen en este cuadro clínico, según Science Alert
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Además de la pérdida del olfato y el gusto, los síntomas neurológicos que aparecen asociados al coronavirus son cada vez más numerosos. Desde un hormigueo en pies y piernas, hasta desorientación, mareos o irritaciones en el cerebro. Estas afecciones suelen observarse en los pacientes más graves, según Science Alert, que también indica que dichos síntomas aparecen en 1 de cada 3 casos. 

Las primeras y más frecuentes señales que alertan de la enfermedad en nuestro organismo son: fiebre, dolor muscular, tos seca, disnea, congestión nasal y diarrea.

Pero, al tiempo que la investigación del COVID-19 avanza, diversos estudios han recabado los síntomas neurológicos que también afectan a los enfermos por el virus. 

El cuadro clínico de los pacientes es fundamentalmente respiratorio, pero en muchos casos aparecen otras manifestaciones neurológicas como cefalea, anosmia o algias musculares, señala la Sociedad Española de Neurología

Leer más: Estos son los síntomas del mortífero coronavirus de Wuhan y cuándo deberías preocuparte

Por ejemplo, el dolor de cabeza o los mareos son algunos de los síntomas leves que pueden aparecer como respuesta inmunológica. También se han detectado otros más específicos como alucinaciones o un hormigueo en el cuerpo. 

Ese cosquilleo que empieza en pies y piernas se conoce como el síndrome de Guillain-Barré, un trastorno inmunológico que repercute en los nervios. Este termina produciendo dolores musculares y, en algunos casos, parálisis. 

En otros pacientes se ha registrado encefalitis, que es una inflamación cerebral que suele producirse, en la mayoría de los casos, por una infección. 

Cuando la respuesta del organismo para luchar contra el virus es muy fuerte, la respuesta o el daño puede producirse directamente en el cerebro.

Leer más: 8 productos básicos para protegerte del coronavirus

Esto sucede porque el COVID-19 penetra en el organismo cuando se unen una proteína vírica y otra conocida como ACE2, un descubrimiento que se realizó en una Universidad de Pekín (China) y que publicó la revista Science. Entonces, el cuerpo comienza a crear proteínas virales que acaban deteriorando las membranas de las células y otras células cercanas. 

Otro estudio publicado por la revista estadounidense JAMA Neurology ha cuantificado el impacto de algunos síntomas neurológicos registrados en pacientes hospitalizados en Wuhan (China). 

Según el mismo, lesiones en el músculo esquelético se registraron en el 19,3% de las infecciones graves. También en casos severos, las alteraciones en la conciencia ascendieron al 14,8 %. Mientras, los accidentes cerebrovasculares ocurrieron en el 5,7 % de los enfermos críticos.

Leer más: Síntomas del coronavirus: la evolución de moderada a grave puede producirse "muy, muy rápido"

Sin embargo, hay que aclarar que este tipo de síntomas aparecieron sobre todo en los pacientes con pronóstico grave. Gran parte de ellos eran de edad avanzada y padecían otras patologías, especialmente hipertensión.

La Sociedad Española de Neurología ha afirmado que el coronavirus puede afectar al sistema nervioso central y periférico, aunque advierte que el alcance de estos daños está aún por determinar. 

Y además