8 síntomas raros que puede provocar la viruela del mono

viruela del mono
Reuters/DADO RUVIC

Las heridas en la piel son el rasgo más característico de la viruela del mono, una enfermedad potencialmente grave. De ahí que los organismos sanitarios hayan comenzado a solicitar que quienes se detecten lesiones cutáneas consideren aislarse y ponerse en contacto con los servicios médicos.

"Estamos pidiendo al público que se comunique con su proveedor de atención médica si tienen una nueva erupción y están preocupados por la viruela del mono", indica en un comunicado Inger Damon, directora de la División de Patología y Patógenos de Alta Consecuencia de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU.

"Les recordamos a las personas que busquen nuevas manchas, úlceras o ampollas en cualquier parte del cuerpo", señalan asimismo desde la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA por sus siglas en inglés). "Esto nos ayudará a limitar la transmisión del virus". 

Si bien los expertos no descartan por completo una nueva pandemia mundial, si recalcan que la mayoría de las personas infectadas hasta ahora han presentado síntomas leves y que no tiene comparación con lo sucedido con el COVID-19.

La transmisión de la viruela del mono a los humanos se puede dar a través de diversos animales salvajes, como roedores y primates, mientras que la propagación de persona a persona se produce principalmente por gotículas respiratorias, tras contactos prolongados cara a cara con la persona infectada.

"El virus va a través del sistema linfático a distintos órganos: bazo, hígado, riñones… va infectando la mayor parte del organismo, luego vuelve otra vez a la sangre y se manifiesta en las partes externas de la piel: extremidades, tronco y cara",explica en el SCM de España Mariano Esteban, virólogo del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC).

9 aberraciones que tienes que evitar para protegerte de la infección con la viruela del mono

Algunos pacientes han tenido lesiones genitales o en los ojos y la erupción puede ser difícil de distinguir de la sífilis, la infección por el virus del herpes simple (VHS), la varicela u otras infecciones más comunes.

Para ayudar a su identificación aquí 8 síntomas raros que puede provocar la viruela del mono.

1. Malestar generalizado

cansancio, fatiga

En un primer momento, los síntomas de la viruela del mono puede ser muy inespecíficos e incluso pasar desapercibidos.

"Es una enfermedad que da síntomas, pero pueden ser leves y que la persona contagiada no vaya al médico", puntualiza el SCM de España, Mar Faraco, Presidenta de la Asociación de Médicos de Sanidad Exterior (AMSE).

Tras un periodo de incubación que puede extenderse entre 5 y 21 días, la enfermedad se manifiesta con dolores musculares, lumbares, escalofríos y falta de energía pronunciada, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

2. Fiebre

Mujer se mide la fiebre con un termómetro.

La fiebre  también se coloca como una de las primeras señales de un contagio de viruela del mono.

Según la OMS y la ECDC se considera como tal aquella por encima de 38,5ºC. Suele darse entre uno y 5 días antes de que hagan aparición las erupciones cutáneas.

3. Dolor de cabeza

Dolor de cabeza

Dentro de la primera etapa de incubación, la enfermedad también se caracteriza por generar cefaleas.

Como permite saber la OMS, estos dolores de cabeza se describen como "intensos" y tienden a ocurrir entre los 5 primeros días tras la infección.

 4. Linfadenopatía

médico, dolor, cuello

La linfadenopatía es una característica distintiva de la viruela símica que la diferencia de otras enfermedades que inicialmente pueden parecer similares, como la varicela o el sarampión.

Este signo se revela como una inflamación de los ganglio linfáticos durante la etapa inicial de la infección. Parte importante del sistema inmunitario, están presentes a lo largo del cuerpo. En mayor proporción en la zona posterior de la cabeza, cuello, axilas e inglés.

5. Erupción cutánea en varias fases: mácula, pústulas y costras

Imágenes de distintas etapas de lesiones de viruela del simio. Fuente Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria del Reino Unido.

La segunda etapa de la enfermedad se caracteriza por una erupción maculopapular o vesiculopustular generalizada. La cual aparece de uno a 3 días después de la fiebre.

Tiende a concentrarse más en la cara (en el 95% de los casos) y las palmas de las manos y las plantas de los pies (en el 75%). También se ven afectadas las mucosas orales (en el 70% de los casos), los genitales (30%) y la conjuntiva —mucosa que cubre la cara posterior de los párpados y la parte anterior del globo del ojo—(20%), así como la córnea, cifra la OMS.

Primeramente aparecen máculas —manchas en la piel que no se elevan— y pápulas —protuberancias ligeramente elevadas—, que pasan a vesículas —lesiones llenas de líquido claro— y finalmente a pústulas —lesiones llenas de líquido purulento, de color amarillento—.

Concluida esta fase las lesiones pasan a formar costras que se secan y se caen. En casos severos, pueden coalescer hasta desprender grandes secciones de piel.

La mayoría de las personas con viruela del simio muestran sarpullido con 1 a má de 100 lesiones en la piel, pero algunas no experimentan estas lesiones, indica el Hospital Johns Hopkins.

Como informa la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA por sus siglas en inglés) durante esta etapa el paciente sigue siendo contagioso, ya que las costras también pueden contener material de virus infeccioso.

6. Dolor sin picor

picaduras, picor, erupción piel

Otro signo raro y característico del virus orthopoxvirus, causante de la viruela del mono, es que las lesiones generadas provocan dolor, pero no picor. Este puede ser intenso, con independencia de la zona del cuerpo donde aparezcan las heridas. 

"Solo cuando están ya a punto de curarse y se han convertido en una costra pueden picar", apunta sobre ello Luis Miguel García, presidente Sociedad Aragonesa de Medicina de Familia y Comunitaria al Heraldo de Aragón.

7. Queratitis

ojos enrojecidos

En aproximadamente el 20% de los casos, la erupción se propaga al tejido conectivo de los ojos, conocido como conjuntiva, según la OMS.

“Las complicaciones de la viruela del simio pueden incluir neumonitis, encefalitis, queratitis que amenaza la vista e infecciones bacterianas secundarias”, explica asimismo un estudio en The Lancet.

La queratitis por viruela del simio humano ocurre cuando la erupción llega a la córnea, la primera capa de defensa del ojo, provocando que se inflame. Sus principales síntomas son irritación ocular, párpados hinchados, pus y secreción de líquidos y problemas de visión.

8. Encefalitis

Una enfermera en un hospital

En la mayoría de los pacientes, los síntomas de la viruela del mono tiende a ser autolimitados y se resuelven espontáneamente en 14 a 21 días. Sin embargo, en raras ocasiones estos pueden evolucionar a graves y requerir atención médica.

Como recoge el Hospital Johns Hopkins durante un brote en EEUU en 2003, 19 de 75 pacientes de los que había datos disponibles fueron hospitalizados. De ellos, 2 desarrollaron una enfermedad grave, incluido un niño con encefalitis asociada a la viruela del simio. 

La encefalitis supone la inflamación del cerebro por una infección. Puede causar confusión, convulsiones o problemas sensoriales o motrices, como problemas de vista o de audición.

Otros artículos interesantes:

Los 8 grupos de riesgo que deben estar alerta ante una posible infección por la viruela del mono

¿Qué se sabe sobre la vacuna contra la viruela del mono? Inyecciones y medicamentos con los que buscan 'armarse' países como España para frenar la transmisión

¿Cómo saber si estás vacunado de la viruela? Esta es la señal más evidente para confirmarlo

Te recomendamos