Los síntomas que te ayudarán a identificar una neumonía a tiempo

neumonía, enfermo, hospital

La neumonía puede ser una enfermedad grave e incluso potencialmente mortal, si no se detecta a tiempo. Aunque la mayoría de casos se resuelven con el tratamiento, en niños pequeños, ancianos y personas con sistemas inmunitarios debilitados puede revestir seriedad.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta infección respiratoria es responsable del 15% de todas las defunciones de menores de 5 años a nivel global. Solo en 2019 la neumonía causó 2,5 millones de muertes al año en todo el mundo, de los cuales hasta 600.000 fueron menores de esta franja de edad.

También se coloca entre las 15 causas de muerte más frecuentes en nuestro país. Siendo responsable de 8.768 fallecimientos en 2020.

La neumonía es una infección del aparato respiratorio que afecta a los pulmones. Diversos microorganismos, como bacterias, virus y hongos, pueden provocarla. 

Como consecuencia el paciente experimenta síntomas similares a los de un resfriado común, lo que puede hacer que el diagnóstico llegue tarde y conlleve complicaciones, por ejemplo, hospitalización.

¿Qué síntomas provoca una neumonía?

La neumonía genera una inflamación de los alvéolos de uno o ambos pulmones, explica la Clínica Mayo. Estos sacos aéreos se pueden llenar de líquido o pus, lo que provoca tos con flema o pus, fiebre, escalofríos y dificultad para respirar. 

La neumonía puede estar causada por múltiples bacterias como neumococo, estreptococo o clamidia; otras por muy distintos virus, o por hongos como el Pneumocystis jiroveci, o la cándida, especifica la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Por debajo de los 5 años, la causa más frecuente de neumonía son los virus, señalan los pediatras. "De entre las bacterias, el neumococo es la más frecuentes en niños pequeños, mientras que en mayores de cinco años el Mycoplasma, una bacteria que cursa con síntomas atípicos, es la más habitual". 

COVID-19, alergia y resfriado: cómo distinguirlos ahora que los síntomas son más leves y pueden confundirse con facilidad

En los adultos, la mayoría de casos son provocados también por el neumococo. Aunque pueden venir derivadas de virus de la gripe, la varicela u algunos tipos de hongo.

Al tratarse de una infección respiratoria, los síntomas principales de una neumonía son la tos y los mocos, que pueden ir acompañados de otros más generales como la fiebre y el malestar. 

Tal y como apuntan desde la SEMI,  la disnea es el signo temprano más específico y sensible. Es decir la sensación de falta de aire o dificultad para respirar.

El dolor torácico pleurítico también es común, advierten. Se trata de un dolor agudo o punzante que aparece o empeora cuando se respira hondo, describen.

Otros síntomas posibles son falta de apetito, cansancio, color azulado de los labios, náuseas, vómitos y dolores articulares o musculares. En las personas mayores, la manifestación de la neumonía puede desarrollar confusión.

Cuándo acudir al médico

Al inicio de un cuadro clínico respiratorio es muy difícil saber si lo que se tiene es un catarro,o una neumonía, pues tos, mocos y fiebre, son comunes en ambas afecciones.

Para diferenciar ambas se requiere intervención médica. Una auscultación puede revelar sonidos que indiquen algo más serio que un resfriado. Una radiografía del tórax podrá ayudar a confirmar el diagnóstico.

No obstante el tiempo resulta clave. Ante cualquier resfriado severo o una gripe que no se acaba de curar es muy importante acudir al médico. Especialmente requieren atención los niños pequeños y las personas mayores de 65 años.

La mayoría de los casos de neumonía puede ser tratada sin hospitalización. Normalmente, antibióticos (cuando es de origen bacteriano) orales, reposo, líquidos, y cuidados en el hogar son suficientes para superarlo. Sin embargo, las personas con neumonía que experimentan dificultad para respirar pueden requerir oxígeno extra o en casos graves cuidados intensivos.

Otros artículos interesantes:

Alimentos casi prohibidos en tu dieta si tienes piedras en los riñones

Enfermedades que no tienen cura: estas 6 bacterias resistentes a antimicrobianos son ya unas de las mayores preocupaciones para la salud mundial

La amenaza para la salud que va camino de devolvernos a la "edad oscura de la medicina": la resistencia a los antibióticos podría matar a 10 millones de personas al año en 2050

Te recomendamos